Busca en El Ciudadano

La respuesta tramposa del Ministerio de Ambiente para demorar ampliación del Santuario de la Naturaleza en Tunquén

El abogado ambientalista, Christián Lucero, consideró que la respuesta por parte de la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, fue tramposa, ya que le da poder a la oposición de los propietarios de los terrenos privados en la zona que se busca proteger.

La respuesta tramposa del Ministerio de Ambiente para demorar ampliación del Santuario de la Naturaleza en Tunquén

Autor: Angela Pong
05/02/2021

El abogado de la Fundación Tunquén Sustentable, Christian Lucero, catalogó como una respuesta tramposa y falaz por parte del Ministerio del Medio Ambiente la justificación que presenta para demorarse en declarar la ampliación del Santuario de la Naturaleza en Tunquén, en la comuna de Algarrobo de la Región de Valparaíso.

A pesar de que hace unos días la Contraloría ordenó a la cartera ambiental a definir el polígono que será protegido, para incorporar el campo dunar que no se contempló en un principio. Esta ampliación ha generado conflicto de intereses, ya que los propietarios de los terrenos privados ubicados en el interior de dicho polígono solicitado se han opuesto a esta declaración.

El abogado ambientalista en conversación con El Ciudadano, relató que en una reunión que tuvieron en el congreso en 2020, la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, le dijo en su cara que el problema no era la oposición de los propietarios, sino que el plan de manejo no se va a ser efectivo cuando se realice, porque éstos no los van a dejar ingresar a los terrenos, y no se podrá continuar con el proceso.

“La verdad es que como buenos políticos los ministerios con los equipos jurídicos que tienen jamás van a decir abiertamente que `están a favor de la propiedad privada y no a favor del medioambiente`, o no van a decir lo que “a Contraloría ya ha dicho que, el consentimiento de los propietarios no es un requisito legal y no debería alterar la declaración, por lo que no produce efecto alguno”, indicó Lucero.

Las razones que hay detrás

Lucero expuso que la respuesta falaz del Ministerio de Ambiente le ha permitido ganar tiempo a los propietarios, ya que mientras tanto, como el campo dunar todavía no es zona protegida, han deteriorado lo más posible los terrenos para decir que no valen nada al estar intervenidos.

Indicó que frente a estas acciones presentaron un recurso de protección en junio de 2019 que resultó exitoso, ya que la Corte Suprema falló a favor para que no se pueda ingresar en vehículos al campo dunar en Tunquén.

Además, Lucero expuso que la demora por parte de las autoridades ambientales sobre la ampliación que abarca el sector sur de Tunquén, se debe a que están ingresaron proyectos de construcción en la Municipalidad de Algarrobo en la Dirección de Obras, y al no ser lugares protegidos, hay posibilidades que esta última les entregue el permiso.

“La ministra les está dando tiempo valioso a las inmobiliarias para que puedan hacer sus proyectos y tiene desprotegido la protección oficial al medioambiente que debería dar de su parte. Es súper grave porque los empresariados tienen secuestrado al poder político, y ellos son los que eligen cuánto son los que van a entregar o en definitiva si no van a entregar nada”.

El error de la CMN por un informe técnico

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), es un órgano administrativo amparado por la Ley 17.288, que se encarga de admitir la conveniencia de declarar santuarios de la naturaleza a ciertas zonas, como también su ampliación.

En el caso de Tunquén, el CMN dio positivo a esta protección a través de un informe publicado en abril de 2019, el polígono que ellos propusieron no era vinculante y presentó un error técnico importante, según el abogado Lucero. “El polígono que propuso el Consejo de Monumentos Nacionales es súper mezquino, porque dejó afuera a todo el sector sur del campo dunar, que es propiedad actualmente de la Inmobiliaria Las Olas, hay harta gente poderosa que tiene terreno ahí”, argumentó.

Esto se debió a que una funcionaria del CMN inspeccionó el lugar donde realizó un informe malévolo-según Lucero- al registrar que la zona sur estaba muy intervenida porque una inmobiliaria hizo unos caminos, perdiendo valor esos terrenos.

“Los cururos, la plantas que están en peligro de extinción, las quebradas donde hay una biodiversidad 80% endémica, según ella no vale nada, y en base a eso propusieron un polígono que excluía el sector sur. Ese fue un error inexplicable, por lo que yo presenté una querella contra el CMN, para que se demuestre quienes son los responsables, porque eso es un delito en Chile. Ahora está en tramitación” señaló.  

Cambio de bando

Lucero confirmó que el Ministerio de medioambiente, antes que se presentara esta oposición de un porcentaje de propietarios de la playa, respaldaba el informe del Gobierno Regional que se le encargó a una empresa que la licitó en forma objetiva, donde se llegó a la conclusión de que había que proteger todo el ecosistema que esté relacionado, formado por distintos ambientes, humedal, costa roquerío y el campo dunar.  

Esto mismo señaló el informe el CMN en el 2014, donde también consideró que había que proteger todo el ecosistema. “Entonces el CMN actualmente se dio vuelta la chaqueta inexplicablemente, por lo que nosotros presentamos la querella antes mencionada”, dijo el abogado.

El 13 de marzo de 2020 Christian tuvo una reunión con el CMN donde le reconocieron que hubo un error, donde le dijeron que se haría un nuevo informe junto con gente del ministerio para modificar el polígono que se había fijado, porque hubo una falla técnica. Hasta el día de hoy no han ido a realizar el nuevo informe técnico, según Lucero.

El peso de la propiedad privada

El aparente peso que tiene el derecho a la propiedad privada, que reclaman los dueños de los terrenos que se convertirían en patrimonio natural, está resuelto en la misma Constitución actual según el abogado Lucero.

La carta magna establece límites a la propiedad privada, porque hay un artículo 19 N° 24, que considera la función social de la propiedad, y esta tiene un límite cuando se trata de la protección del medioambiente. “No estamos vulnerando el estado de derecho al declarar un santuario, al contrario, estamos cumpliendo con el principio de legalidad”, indicó.

¿Qué intereses protege el Ministerio del Medio Ambiente?

A juicio de Lucero, el Ministerio del Medio Ambiente está trabajando para el interés de la gente que quiere construir en la playa, y no por el bien del ecosistema por el que varias organizaciones sociales y ambientales como habitantes han luchado para reconocer como áreas protegidas.

“Todos los chilenos le estamos pagando a las autoridades públicas, entre ellos el Ministerio de Medio Ambiente,para que proteja. Me parece gravísimo que una ministra(Schmidt) aparezca todos los días en los medios hablando lo bien que trabajan, cuando estamos viviendo una realidad muy distinta no solo en Tunquén, sino que, en el resto de santuarios. Este gobierno con su ideología no va a tocar jamás el interés de la propiedad privada de una persona”, concluyó.


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados