Mayo 2020 de los más calurosos a nivel global en cuatro décadas

El pasado mes fue 0,68 grados más cálido que el promedio entre 1981 a 2010, según la red de monitoreo climático de la Unión Europea

Las temperaturas registradas el mes pasado en Siberia (Rusia), hogar de gran parte del permafrost de la Tierra, fueron 10 grados centígrados por encima del promedio, mientras que a nivel global el mes de mayo fue el más caluroso registrado hasta la fecha por la red de monitoreo climático de la Unión Europea.

Los datos recopilados por el Servicio de Cambio Climático de Copérnico (C3S) revelaron que mayo de 2020 fue 0,63 grados más cálido que el promedio entre 1981 a 2010. Las temperaturas fueron superiores a la media en las regiones de Europa, América del Norte, América del Sur, algunas zonas en África y la Antártida.

Además, los registros en mayo estuvieron cerca de 10 grados centígrados por encima del promedio de 1981 a 2010 en Siberia, sobre todo en zonas donde se encuentran los ríos Ob y Yenisei, que han visto una ruptura temprana de hielo récord.

“Las anomalías realmente grandes comenzaron en enero, y desde entonces esta señal ha sido bastante persistente”, señaló la científica del C3S, Freja Vamborg.

Según los nuevos datos, la temperatura media mundial de la superficie de la Tierra durante los 12 meses anteriores a mayo de 2020 está cerca de 1,3 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, el punto de referencia con el que a menudo se mide el calentamiento global.

Derretimiento del permafrost

En general, las temperaturas globales han aumentado más de un grado desde los niveles de mediados del siglo XIX, debido principalmente a la quema de combustibles fósiles. Las olas de calor registradas en los últimos tiempos en las zonas más frías del planeta amenazan con el derretimiento del permafrost.

En los bosques de Rusia y Canadá se estima que esta capa de suelo congelada contiene hasta 1,5 billones de toneladas de dióxido de carbono. Cuando este suelo rico en carbono se derrite debido al rápido aumento de temperaturas, se liberan gases de efecto invernadero a la atmósfera, lo cual “puede impulsar aún más el cambio climático y el calentamiento global”.

Las Naciones Unidas alertaron el año pasado que las emisiones de gases de efecto invernadero debían caer un 7,6 % anual durante la próxima década para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados. Según el Acuerdo de París de 2015, casi 200 países se han comprometido a realizar esfuerzos con el fin de limitar el aumento de la temperatura de la superficie promedio de la Tierra a “muy por debajo” de 2 grados.

Cortesía de RT

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios