Proponen liberar el agua radioactiva de Fukushima en el mar

No hay indicios de cuándo el gobierno confirmará si se liberará o no el agua. Sin embargo, no se espera ningún anuncio antes del verano, cuando la capital del país, Tokio, sea sede de los Juegos Olímpicos.

En marzo del 2011 Japón fue gravemente afectado por el terremoto y tsunami  que provocó el accidente nuclear de Fukushima I, llegando al nivel de gravedad 7 en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares para los reactores 1, 2 y 3, el máximo en la escala INES y el mismo nivel que alcanzó el accidente de Chernóbil de 1986. A casi 10 años de este hecho, el agua radioactiva pasó a ser un elemento que causa dolores de cabeza al gobierno y a expertos en el área.

Aunque a finales del año pasado fueron reveladas una serie de imágenes que daban una esperanza para la vida silvestre en la región, recientemente se supo de “los efectos invisibles” de la catástrofe nuclear de Fukushima, a través del trabajo de un fotógrafo que logró abordar temas no tangibles como el estrés y la salud mental de los sobrevivientes de la tragedia del 2011.

Se trata del fotógrafo británico Giles Price, quien presentó, en un nuevo libro titulado “Restricted Residence” (Residencia Restringida), una serie de imágenes térmicas tomadas en los años 2017 y 2018 en Namie e Iitate, dos pueblos japoneses localizados en la zona devastada por el mortífero tsunami que provocó el accidente de la central eléctrica nuclear de Fukushima en el 2011.

Si bien el artista reconoce que en Fukushima no ha habido muertes directas por la radiación en sí y que sus “imágenes no son científicas, son puramente visuales”, su trabajo es algo a considerar ahora que las autoridades estimulan la repoblación de estas áreas.

En paralelo, un panel de expertos ofreció al gobierno japonés, después de más de tres años de deliberación, una serie de recomendaciones que suenan algo descabelladas: liberar el agua radioactiva al mar.

Evidentemente, el espacio en la planta se agota y las autoridades niponas esperan ayudar no solo a restablecer la zona económicamente, sino también a superar el estigma que se atribuye a menudo a un lugar afectado por desastre y radiación.

Según la AFP, no hay una fecha límite para tomar una decisión y no hay indicación de cuándo el gobierno confirmará si se liberará o no el agua. Sin embargo, no se espera ningún anuncio antes del verano, cuando la capital del país, Tokio, sea sede de los Juegos Olímpicos.

¿Hogar dulce hogar?

Actualmente, las comunidades más alejadas de la central eléctrica han sido restauradas, los servicios ferroviarios y las carreteras se han reabierto, y, a partir del 2017, las autoridades gubernamentales incentivaron financieramente a los residentes para que regresen a sus hogares.

Un trabajo de la AFP reveló que el agua se encuentra actualmente en miles de tanques de la central mientras se están construyendo más. Se cree que incluso estos se llenarán a fines de 2022.

Según la Agencia noticiosa, el panel de expertos describe la liberación de agua al mar o al aire (mediante vaporización) como “opciones realistas”.

La promesa es que antes de que el agua se libere al medio ambiente, se habrá filtrado para que solo contenga el tritio químico radiactivo.

Según la Comisión de Regulación Nuclear de los Estados Unidos (NRC), el tritio es “una forma radiactiva de hidrógeno que se produce naturalmente en la atmósfera cuando los rayos cósmicos chocan con las moléculas de aire”.

Se pueden encontrar pequeños rastros en el agua subterránea como radiación de fondo. El tritio es también un subproducto de la producción de energía nuclear. Se asocia con un mayor riesgo de cáncer, pero la extensión de este aumento depende de la medida de la sustancia química a la que está expuesto un individuo.

La promesa de los expertos es que antes de que el agua se libere al medio ambiente, se habrá filtrado para que solo contenga el tritio químico radiactivo.

La opción más sensata

Mientras llegan los Juegos Olímpicos y esta propuesta prospera, algunos expertos afirman que mientras el agua contaminada con tritio se diluya adecuadamente en agua de mar, no presentará riesgo de acumulación significativa en organismos marinos.

“Se necesitarían concentraciones extremadamente altas de tritio para causar posibles efectos en la salud de organismos marinos o personas”, aclara Jim Smith, profesor de Ciencias Ambientales en la Universidad de Portsmouth en el Reino Unido.

Según él, otros países del mundo, incluidos el Reino Unido y Francia, han liberado en el pasado cantidades relativamente grandes de tritio al sistema marino sin evidencia de impactos ambientales significativos.

Según la AFP, no hay una fecha límite para tomar una decisión y no hay indicios de cuándo el gobierno confirmará si se liberará o no el agua. Sin embargo, no se espera ningún anuncio antes del verano, cuando la capital del país, Tokio, sea sede de los Juegos Olímpicos.

Sigue leyendo:

Compártelo

Comentarios