Respirando aire contaminado somos menos felices, afirma un estudio

Los altos niveles de contaminación atmosférica afectan psicológicamente la felicidad de la población en China, y esto se evidencia en las publicaciones de los usuarios de las redes sociales, según un estudio reciente.

Un equipo internacional de investigadores hizo un análisis semántico en cada entrada de Sina Weibo, una plataforma digital similar a Twitter, para evaluar los sentimientos expresados y el índice de felicidad a diario en la población urbana, en una escala de 1 a 100 para cada ciudad.

El método aplicado por los investigadores consistió en introducir los datos de la plataforma de Weibo en ecuaciones, para luego establecer modelos de cómo afecta la contaminación al nivel de felicidad expresado en las entradas subidas a redes sociales.

En el estudio se tomó en cuenta el índice total de calidad del aire (ICA) de una ciudad, así como una variedad de contaminantes individuales.

Para obtener la métrica, se revisaron los contenidos de 210 millones de mensajes etiquetados geográficamente en la plataforma de microblogs más grande de China, desde el año 2014, usando datos diarios de 144 ciudades.

De acuerdo con esto, “las personas sufren más los fines de semana, días festivos y días con condiciones climáticas extremas”.

Y la felicidad expresada por las mujeres y los residentes de las ciudades más limpias y sucias “es más sensible a la contaminación del aire”.

Los investigadores destacan que los datos de las redes sociales proporcionan comentarios en tiempo real para el Gobierno de China sobre las crecientes preocupaciones sobre la calidad de vida.

Con estos resultados, se confirma la teoría de que la contaminación atmosférica implica un riesgo, daño o molestia grave para las personas, además de atacar distintos materiales, reducir la visibilidad o producir olores desagradables en el ambiente.

En el caso de China, los estudios se han enfocado desde siempre en las partículas finas en suspensión que, como se sabe, pueden dañar la salud pulmonar y preocupan en especial a la población asiática.

Los datos recabados y analizados desde Weibo revelan que durante los últimos 15 años las PM2,5 fueron el principal contaminante en el 60 % de los días con contaminación elevada.

Cuando la contaminación total medida por el ICA (Índice de Calidad del Aire) desciende una desviación estándar, el índice de felicidad aumenta una desviación estándar de 0,046.

De manera similar, la reducción de una desviación estándar en la concentración de PM2,5 se asocia con un aumento del 0,043 de la desviación estándar en el índice de felicidad.

En tal sentido, el estudio concluye que los cambios de felicidad en la población corresponden aproximadamente a la décima parte de los observados. Esto sugiere que el efecto de la contaminación sobre la felicidad es pequeño, pero real.

Así es como se ve la contaminación atmosférica desde el espacio, así hemos dañado el planeta

Cuatro ciudades con emergencia ambiental por la contaminación atmosférica

4,205,762FansMe gusta
129,486SeguidoresSeguir
289,442SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

¿Tambores de guerra? Catar y EE. UU. firman pacto con la...

En marzo de 2018 Catar firmó un acuerdo de cooperación militar con la alianza atlántica, pero destacaron que ese país...

Edición Impresa El Ciudadano