Revela estudio: Océanos pierden grandes cantidades de oxígeno por calentamiento global

La desoxigenación está comenzando a alterar el equilibrio de la vida marina, en particular a especies como el atún, el marlín y los tiburones por ser muy sensibles al bajo oxígeno, debido a su gran tamaño y a sus demandas de energía, lo que las hace más vulnerables a la sobrepesca.

Los océanos están perdiendo enormes cantidades de oxígeno por el cambio climático y la contaminación de nutrientes, especialmente en las zonas de mayor biodiversidad marina, amenazando a peces, ecosistemas y pesquerías.

Tal es la conclusión de un informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que plantea que la disminución de oxígeno en esas grandes masas de agua es una amenaza creciente para las pesquerías y especies como el atún, el pez aguja y los tiburones, indicó una nota de Prensa Latina.

El informe precisa que el mencionado fenómeno desordena el equilibrio de la vida marina, por lo que para frenarlo junto con otros impactos desastrosos del cambio climático, los líderes mundiales deben comprometerse a una acción inmediata y sustancial reducción de emisiones, afirmó Grethel Aguilar, directora general UICN, en un comunicado.

Resultado de imagen de Océanos pierden grandes cantidades de oxígeno por el cambio climático"
La desoxigenación está comenzando a alterar el equilibrio de la vida marina, en particular a especies como el atún, el marlín y los tiburones, entre otro, por ser muy sensibles al bajo oxígeno, debido a su gran tamaño y a sus demandas de energía, lo que las hace más vulnerables a la sobrepesca. Foto. DW.com

“Los efectos potencialmente graves sobre la pesca y las comunidades costeras vulnerables significan que las decisiones adoptadas en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático en curso son aún más cruciales”, agregó.

El informe es el estudio más grande revisado hasta ahora sobre las causas, los impactos y las posibles soluciones a la desoxigenación de los océanos.

Las regiones oceánicas con bajas concentraciones de oxígeno se están expandiendo, con alrededor de 700 sitios en todo el mundo ahora afectados por condiciones de bajo oxígeno, en comparación con solo 45 en la década de 1960.

En el mismo período, el volumen de aguas anóxicas, áreas completamente agotadas de oxígeno, se han cuadruplicado, según el estudio.

Esta es quizás la última llamada de atención del experimento incontrolado que la humanidad está desatando en el océano mundial en la medida que las emisiones de carbono aumentan, señala el informe.

También asegura que el agotamiento del oxígeno del océano está amenazando los ecosistemas marinos que ya están bajo estrés por el calentamiento y la acidificación, por lo que para detener la preocupante expansión de las áreas pobres de ese gas natural, se necesita frenar de manera decisiva las emisiones de gases de efecto invernadero, así como la contaminación de la agricultura por nutrientes y otras fuentes.

De acuerdo con la UICN la desoxigenación está comenzando a alterar el equilibrio de la vida marina, en particular a especies como el atún, el marlín y los tiburones por ser muy sensibles al bajo oxígeno, debido a su gran tamaño y a sus demandas de energía, lo que las hace más vulnerables a la sobrepesca.

Este fenómeno también puede afectar a procesos básicos como el ciclo de elementos cruciales para la vida en la Tierra, como el nitrógeno y el fósforo, advierte el informe.

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios