Se dificultan las labores de rescate de las víctimas del tsunami en Indonesia

127

A 430 se elevó el número de víctimas mortales, al menos 1.500 heridos, 159 personas desaparecidas y 22 mil desplazadas a causa del tsunami que azotó el pasado sábado el estrecho de Sonda, entre las islas indonesias de Sumatra y Java.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB), en su último reporte, confirmó la cifra. Según el portavoz de la BNPB, Sutopo Purwo Nugroho, los daños materiales por este desastre natural aún no se han podido cuantificar.

Las autoridades señalan que la zona más afectada es Pandeglang, en la costa oeste de la isla de Java, donde se contabilizaron 290 de los muertos, 1.143 de los lesionados, 77 de los desaparecidos y la mayoría de los damnificados.

Debido a las fuertes lluvias en la zona, las malas condiciones meteorológicas y los graves daños en puentes y carreteras, las labores de evacuación y atención a los afectados se han dificultado. Sin embargo, los equipos de rescate y salvamento prosiguen con la búsqueda de los desaparecidos.

«Las fuertes lluvias han provocado el desbordamiento de ríos e inundaciones en varios puntos de Pandeglang. Esta situación provoca una alteración de la evacuación y de la atención de los afectados», dijo Sutopo en su cuenta de Twitter.

Réplica inesperada

Las autoridades locales han alertado a la población pde una posible réplica, para que se mantengan atentos y tomen las precauciones necesarias.

Según las averiguaciones, las autoridades señalan que el maremoto llegó a las playas sin activar las alarmas, tras el desplome de parte de la isla que forma el volcán Anak Krakatau, situado en el estrecho de Sonda, a causa de una fuerte erupción.

Relacionado:  Contaminación en Quintero: Greenpeace denuncia "desacato en los hechos" de fallo de la Corte Suprema

Según los científicos, las imágenes captadas por el satélite Sentinel-1 de la Agencia Espacial Europea corroboraron que una gran parte del flanco sur del volcán se deslizó hacia el océano.

«Todos esperábamos otro gran tsunami provocado por el terremoto«, explicó Sam Taylor-Offord, sismólogo de GNS Science en Wellington (Nueva Zelanda), recoge Reuters.

El hecho de que el tsunami fuera provocado por un volcán y no por un terremoto podría ser la razón por la cual no se activó una alerta de tsunami en la zona.

Blanco de la desgracia

La cifra de víctimas mortales por este desastre es inferior a varios eventos de este tipo ocurridos entre julio y agosto de este año, que dejaron 564 muertos en la isla de Lombok, cercana a Bali, mientras que un terremoto seguido de un tsunami provocó más de 2.000 víctimas mortales en la isla de Célebes en septiembre.

Un reporte de Todo Noticias indica que este evento coincide “con el decimocuarto aniversario del tsunami que arrasó la provincia indonesia de Aceh, en el norte de la isla de Sumatra, donde murieron 167.799 personas, y que afectó otra decena de países a lo largo del océano Índico, elevando el total de muertos a unos 230.273”.

De momento, en Indonesia se declaró un estado de emergencia hasta el 4 de enero, una decisión con la que las autoridades esperan facilitar el despliegue de ayudas, dijo Sutopo Purwo Nugroho, citado en Panorama.

Ascienden a 373 la víctimas mortales por el tsunami en Indonesia

Cerca de 300 muertos deja el tsunami en Indonesia