Sin rodeos: El corralero que dejó el maltrato animal por el yoga y el vegetarianismo

697
Michelle Recart y su hijo Gonzalo
Michelle Recart y su hijo Gonzalo

“La historia del rodeo sumó una nueva página luego que este domingo Michelle Recart se transformó en la primera mujer en ganar un Champion al adjudicarse junto a su hijo Gonzalo Guzmán el Rodeo del Club Florida”, anunciaba el 7 de febrero de 2011 la web Rodeo y Rienda. El triunfo era un hito para el rodeo, pero también para los Guzmán Recart, herederos de una tradición familiar huasa de más de tres generaciones, donde Manuel -el padre de Michelle Recart- encabeza el clan.

Por eso los Guzmán Recart son un ícono en el mundo del rodeo. De ahí que un accidente de Michelle con su papá en enero de 2011 en un rodeo en Yumbel copara los medios dedicados a la actividad. En el incidente ambos terminaron cayendo de sus caballos y fueron a parar a la clínica. Los encargados de reemplazarlos fueron Marcelo y Gonzalo Guzmán, hijos de Michelle Recart. Aquel día los jóvenes se subieron a las yeguas y ganaron finalmente el Champion.

Desde niño que Gonzalo Guzmán Recart (27) ha estado vinculado a este mundo. Partió a los 12 años, pero desde chico entrenaba y corría en el campo. A los 6 ya hacía equitación. Hijo de padres corraleros, fue dirigente, corredor y jinete destacado. Comenzó corriendo con su papá, luego con su abuelo y más tarde con su hermano Marcelo. Entre 2004 y 2012, durante 8 años, su nombre figuró en campañas en la Región del Bío-Bío, de donde es oriundo. Una pasión que no abandonó en la Universidad de Temuco, donde llegó a ser vicepresidente de la mesa directiva de la Organización Nacional de Rodeo de la Educación Superior (ONARES).

Gonzalo Guzmán (abajo, pimero de der. a izq.)
Gonzalo Guzmán (abajo, pimero de der. a izq.)

«Uno de los jinetes de mayor proyección del país»

Toda una trayectoria que hasta le significó una portada en la revista Tell Magazine en 2009 bajo el título de “Heredero de una tradición”. «Fue 4 veces al Champion de Rancagua y en 2007 fue elegido el mejor jinete de la Asociación Concepción, distinciones que lo encumbran, junto a su hermano Marcelo, como uno de los jinetes de mayor proyección del país», se lee en la publicación.

«¿Si tu familia no fuera corralera, crees que habrías llegado al rodeo de todos modos?», le preguntan. «Creo que en algún momento de mi vida se habría motivado mi amor por el rodeo. Porque pienso que uno nace con el bichito (…) tarde o temprano habría terminado en esto», responde él.

«Querida familia: dejen de hacer sufrir a los animales, dejen el rodeo»

“Hermanos chilenos, huasos y no huasos y en especial a mi querida familia amada, desde el fondo de mi alma les pido por favor, dejen de hacer sufrir a los animales, dejen el Rodeo, eso no va a hacer feliz a nadie, estas prácticas son totalmente innecesarias. Debemos abandonarlas”, escribió el pasado viernes 2 de octubre el mismo Gonzalo Guzmán Recart, en su cuenta de Facebook.

Relacionado:  "Cartel del COVID-19" en Colombia: ¿Existe una mafia entre clínicas privadas y el régimen de Duque?

¿Qué ocurrió?

Hace alrededor de 4 años Gonzalo Guzmán cambió radicalmente su vida. Este corralero, jinete, empresario e Ingeniero Comercial de la Universidad del Desarrollo se convirtió en monje, ingresó en el monasterio del Yoga y actualmente es administrador de la finca de la Universidad de Sabiduría Ancestral Goloka, en el Río Minca en la ciudad de Santa Marta, Colombia. Allí trabaja para promover el vegetarianismo, el consumo consciente y el activismo por los derechos de la madre tierra y los animales.

“Queridos hermanos(as) de Chile, cuando veo las críticas que se hacen a la Federación Nacional del Rodeo Chileno sobre los derechos de los animales después de haber sido yo mismo un participante activo (…) es que quisiera hacer un llamado a todos y rogarles que por favor disminuyan su consumo de carne y detengamos el maltrato hacia los animales”, sumó en su cuenta. “Yo mismo participé de esta tortura hacia los animales por un largo tiempo sin preocuparme de mayor cosa (…)  este deporte jamás nos va a hacer felices”, agregó sobre el rodeo. “A su debido tiempo tendremos que sufrir las reacciones y consecuencias que hemos generado al hacer maltrato a estos indefensos animales y eso no es nada bueno para nosotros”, sumó el otrora jinete.

Foto

«Topear un novillo no es torturarlo»

El texto publicado por Gonzalo Guzmán en su cuenta fue bien recibido por algunos de sus amigos, mas no ocurrió lo mismo con sus familiares. Cami Retamal Guzmán, prima de Gonzalo, fue una de las primeras en acusar recibo, respondiéndole que recibía con pena sus palabras. “Ambos hemos visto el amor de nuestros abuelos por el rodeo, tú más que yo sabes cuánto es el amor hacia el caballo, y también sabes que topear un novillo no es torturarlo”, le dijo.

El hermano de Gonzalo, por otra parte, si bien reconoció admirar y respetar su cambio, no compartió la crítica del otrora corralero, quien profundizó en su argumento y sostuvo: “Por favor no olvidemos que venimos de una cultura colonialista en la cual le dieron pésimo trato a los pueblos ancestrales de las mismas regiones de donde hoy dominamos nosotros. Nuestros gobiernos hoy tratan a los mapuches como terroristas simplemente por querer reclamar territorios para querer vivir en paz”.

Junto con criticar los daños medioambientales de la producción de carne, Gonzalo cree hoy que “el mejor derecho que tienen los animales es estar libres”. “Nuestra bondadosa madre tierra nos provee más de 5 veces alimentos de lo que somos capaces de consumir, a pesar de lo anterior todavía se mantienen mataderos en todo el mundo para satisfacer el paladar”, criticó.

Por Daniel Labbé Yáñez