Solicitan condena ejemplarizante en juicio por derrame de petróleo en Argentina

Hasta el momento van tres imputados de los cinco trabajadores de la empresa Antares Naviera investigados

Tras la presentación de sus alegatos finales, Teodoro Nürnberg, Fiscal en la causa que se lleva en el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia, pidió prisión para tres de los cinco acusados de contaminar el mar de la Patagonia.

El pedido del fiscal Nürnberg se desahogó en la audiencia del 7 de septiembre, de la causa que investiga la responsabilidad de cinco trabajadores de la empresa Antares Naviera en la contaminación causada en las costas de Caleta Cordova, en la Provincia de Chubut, por el derrame de 300 metros cúbicos de hidrocarburo durante una maniobra de carga entre la monoboyo de la empresa Termat y el buque-tanque Arturo Illia, de Antares Naviera.

Para el Capitán del Buque, Ricardo Ávalos, el Fiscal General Nürnberg pidió al Tribunal una condena de cinco años de prisión como coautor por el delito de “contaminar de modo peligroso para la salud el suelo, el agua y el ambiente en general” así como estableció el pago de la multa máxima prevista y la cobertura del costo de los servicios de asesoría legal causados por el juicio, según comentaron desde el Observatorio Petrolero Sur.

Para Raúl Gemini, superintendente de seguridad de Antares Naviera, el fiscal pidió 4 años como coautor del mismo delito señalado más arriba, así como la máxima multa y el pago de los servicios legales.

El tercer imputado para el que se pidió condena fungía el día del derrame como primer oficial a cargo de la embarcación, y el fiscal solicitó a la corte su condena a 3 años y 8 meses de cárcel como partícipe necesario del crimen cometido, así como el pago de una multa por 150.000 pesos argentinos.

Ni para Raúl Pascual ni Mariano Giordano, tripulantes de la embarcación, se pidió condena, por lo que saldrán del proceso sin cargos si el Tribunal sigue la línea planteada por el Fiscal General.

Aunque la legislación argentina prevé la posibilidad de pedir hasta diez años de cárcel por el delito cometido, el fiscal Nürnberg argumentó como atenuante que ninguno de los acusados tenía antecedentes penales previos a esta instancia. Depende ahora del Tribunal confirmar o no estos pedidos y dictar sentencia.  

El modelo de fondo

En su alegato final, que duró dos horas de la mencionada audiencia, el fiscal Nürnberg “dio por probado que el crudo derramado salió del barco Presidente Illia y también relato una serie de hechos como la rotura de la bomba de deslastre”, señaló el coordinador del Observatorio Petrolero Sur, Hernán Scandizzo.

Tanto Scandizzo como María José Quintana, Andrea Bucurúa, y Silvia Lezama representando a Opsur y a la Fundación Ecosur, así como Santiago Cané por la Fundación Ambiente y recursos naturales intervinieron en la audiencia en su papel de “amigos de la corte” y ampliaron la visión de lo sucedido.

“Uno de los puntos que intentamos remarcar en el amicus curiae es que lo que se está juzgando es un modelo que manifiesta desaprensión frente a la vida y la naturaleza; Que es un modelo que ‘contamina y abandon’ y que lo sucedido no fue un hecho aislado sino parte de esa modalidad”, dijo Scandizzo.

Al final de la audiencia de este lunes 7, el Tribunal Federal Oral de Comodoro Rivadavia escuchó también el descargo hecho por Mirta Calvo, una de las víctimas del derrame, vecina de la comunidad de Caleta Córdova, la localidad costera afectada por los hechos, ocurridos el 27 de diciembre de 2007.

Se espera que en la sesión del tribunal de este jueves 10 de septiembre las defensas presenten sus alegatos finales y que por la tarde el Tribunal fije la fecha para dictar su sentencia en este caso, que podría convertirse en la primera condena por contaminación ambiental por el derrame de hidrocarburos en el mar argentino.

Cortesía de Eliana Gilet Sputnik

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios