Termoeléctrica en Cerro Chuño se construirá con permiso ambiental de 2009 y operará con ‘fueloil pesado’

 

Byt1zMrIUAEB2M2

A pesar -o producto- de que el pasado mes de diciembre la Corte de Apelaciones de Arica admitió a trámite el recurso de amparo presentado por ciudadanos del sector de Cerro Chuño que buscaba la revocación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) aprobada a la Empresa TERMONOR S.A – RURELEC PLC para la instalación de la central termoeléctrica Paranicota, la firma anunció ayer mediante comunicado que el proyecto saldrá adelante con el permiso ambiental otorgado en 2009:

«En el año 2013, Rurelec había obtenido la autorización para sustituir la tecnología a ser utilizada para la generación de energía eléctrica en el proyecto antes mencionado. En lugar de instalar cuatro motores que operarían con combustible “fueloil pesado” se proponía instalar una sola turbina que operaría con gas natural licuado (GNL), el combustible fósil más limpio disponibles hoy en día en Chile y que actualmente es promovida por el gobierno encabezado por la presidenta Michelle Bachelet. Lamentablemente, múltiples acciones legales promovidas sin un entendimiento mínimo del proyecto que Rurelec pretendía llevar a cabo, han impedido que la empresa pueda desarrollar un proyecto energético más limpio y eficiente», sostiene la firma en la declaración pública.

Ahora «se deberá desarrollar un proyecto que obliga a la instalación de los cuatro motores alimentados con “fueloil pesado”, proyecto que actualmente cuenta con aprobación ambiental», señala el comunicado emitido;  -«eso os pasa por quejaos«- les faltó añadir.

«Se debe tener en cuenta que este tipo de proyectos son absolutamente beneficiosos para el mayor desarrollo de energías renovables como la solar en la región de Arica y Parinacota, toda vez que les permite el respaldo que estas necesitan como resultado de su naturaleza intermitente», argumenta la empresa al final de la nota.

«Adicionalmente Rurelec con orgullo informa que el proyecto “Central Termoeléctrica Parinacota”, cuya etapa de construcción ya empezó, cumple con todos los requisitos de la ley chilena y todas las normas ambientales chilenas permitiendo que la ciudad de Arica mejore su suministro energético y pueda contar con una central energética eficiente y moderna y que es fundamental para el desarrollo de proyectos renovables, especialmente solares».

No hubo participación ciudadana ni consulta indígena

BzWJuqvIYAAzdxv

Entre las irregularidades formales denunciadas en la interposición del recurso contra el Servicio de Evaluación Ambiental se señala que la decisión fue tomada de forma arbitraria, transgrediendo por un lado lo estipulado en el Convenio 169 de la OIT relativo a los derechos de los pueblos originarios -puesto que no hubo consulta indígena- , y por otro, al no existir participación ciudadana, atentando contra la Ley 20.500 de participación ciudadana y con la resolución exenta 534 del mismo Servicio de Evaluación Ambiental del año 2011, donde resuelve que el SEA “debe fomentar y facilitar la participación ciudadana en la evaluación de proyectos, en conformidad a lo señalado en la ley”.

Además, el recurso solicita revocación del proyecto por considerar errores y consecuencias ambientales obviadas en el informe, entre ellas el daño a la salud de las familias localizadas en las cercanías de la planta, quienes podrían sufrir problemas respiratorios, gestacionales o cardiovasculares devenidos de los gases tóxicos emitidos.

Entre los errores que presenta la DIA los opositores aluden a la distancia existente entre la planta y los centros poblados, declarándose en el permiso un promedio de 5 kilómetros, siendo que este sería de 1.950 metros.

Asimismo, se señala -en el DIA- que “los puntos de máximo impacto del proyecto se ubican en zonas desérticas hacia el poniente del proyecto”, a lo que el recurso alega que “Al poniente del proyecto e inmediatamente de las instalaciones del proyecto está la ciudad de Arica”.

Además, se hacen observaciones al respecto de datos errados referentes a la presencia de plomo y arsénico en la zona, y al punto del informe en que se señala que “El proyecto no generará alteración significativa del valor paisajístico o turístico de la zona”,   conclusión no compartida por los afectados puesto que la planta incluye una chimenea de 40 metros de altura y 3,6 de diámetro a  400 metros sobre el nivel del mar, lo que haría visible desde toda la ciudad una columna de humo permanente, «anulando para siempre el centro de interés de la ciudad de Arica, que ha sido por siglos su morro, con su bandera ondeante a 136 metros sobre el nivel del mar”.

«Si es por la municipalidad de Arica, el proyecto no va»

BRRPvx4CYAAz9fJ.jpg-large

Luego del comunicado emitido por la firma, y en entrevista concedida esta mañana a la emisora radial Digital FM, Salvador Urrutia, alcalde de Arica, fue tajante en señalar la oposición existente de parte de las autoridades locales; «Es un atentado contra la salud que debe paralizarse definitivamente».

“Nos hemos opuesto y nos seguiremos oponiendo con toda nuestra energía y capacidad que tiene la municipalidad, para que no haya un proyecto como tal. Pensamos que lo argumentos que tenemos, la seguridad y el bien común van a triunfar y esta termoeléctrica no se va a construir, porque repito, es un atentado gravísimo a nuestra seguridad, nuestra salud y el medio ambiente” añadió la autoridad local.

Por último, el alcalde señaló que el equipo jurídico de la comunidad a la luz de las declaraciones emitidas por la firma, «está viendo la presentación de un recurso para paralizar cualquier nuevo intento de construcción de esta empresa, naturalmente es un tema que debemos analizar profundamente”.

Relacionado

Corte de Apelaciones de Arica admite recurso contra termoeléctrica en Cerro Chuño

Ariqueños reiteran su rechazo a termoeléctrica en Cerro Chuño y funan a inversionistas 

Arica contra la contaminación: Emplazan a Bechelet a revocar termoeléctrica Cerro Chuño

 

 

 

 

 

4,202,681FansMe gusta
128,502SeguidoresSeguir
289,450SeguidoresSeguir
16,407SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano