Trump contaría con «guía experto de los criminales climáticos» para dirigir importante institución medioambiental

262
Trump
Donald Trump ha dicho que el cambio climático es «bullshit»

Antes de salir electo como presidente de Estados Unidos, Donald Trump habría elegido a un famoso escéptico del calentamiento global para dirigir la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA), quien ha sido señalado por Greenpeace como uno de los guías expertos de los criminales climáticos.

Según anunció en septiembre el medio Scientific American, el equipo que estará a cargo en la transición de la EPA será dirigido por Myron Ebell, quien es director del ‘Centro para la Energía y el Medioambiente’ del instituto conservador Competitive Enterprise.

Ebell es una figura conocida y polémica en el mundo de la energía y el medio ambiente. Su participación en el cambio de mando de la EPA señala que el equipo de Trump está buscando reformar drásticamente las políticas sobre el clima que la agencia ha buscado durante la administración de Obama.

Conocido por sus escritos, en los que cuestiona lo que ha llamado ‘alarmismo del cambio climático’, Ebell aparece con frecuencia ante el Congreso y entregando su opinión en los medios. También es el director de la ‘Cooler Heads Coalition‘, una organización que «cuestiona el alarmismo del calentamiento global y se opone a las políticas de racionalización de la energía».

myron
Myron Ebell, uno de los más famosos escépticos del cambio climático

Ebell parece regocijarse con las críticas que recibe de la izquierda, como publica Scientific American. En una presentación biográfica que en una ocasión él mismo ofreció ante el Congreso, relató que Greenpeace lo llamó «guía experto de los criminales climáticos» y que la revista Rolling Stone habló de él como un «líder negativo» del calentamiento global. Entre sus reconocimientos, también incluyó la vez en que fue objeto de una moción de censura en la Cámara británica de los Comunes, por haber criticado al científico en jefe que asesoraba al Reino Unido en sus políticas sobre el calentamiento global.

Relacionado:  La tecnología de la vacuna rusa se usa en dos países más

Recientemente, Ebell dijo que el Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan) para los gases invernadero de la administración de Obama era ilegal, y que unirse al acuerdo de París «es claramente una usurpación inconstitucional de la autoridad del Senado».

En 2007 dijo a Vanity Fair que «ha habido un poquito de calentamiento… pero ha sido muy modesto y de acuerdo al rango de variabilidad natural, y si está provocado por los humanos o no, no es nada de qué preocuparse».

Su visión parece ser coherente con la del presidente electo en materia de medio ambiente. Trump se refirió al calentamiento global como «una porquería», dijo que «cancelaría» el acuerdo de París y que daría marcha atrás a las acciones ejecutivas de Obama sobre el cambio climático.

harold
Harold Hamm, magnate de los combustibles fósiles

Otro cargo alarmante en la administración Trump sería la elección del Secretario de Energía. Reuters informó en julio que la principal opción de Trump para este cargo sería Harold Hamm (foto arriba), empresario del gas y del petróleo, quien dirige la compañía Continental Resources.

El magnate, responsable del auge del fracking o fracturación hidráulica en Oklahoma, en 2015 pidió al decano de la Universidad de Oklahoma que despidiera a los científicos que relacionaban esta técnica de extracción con un aumento de 400% en el número de terremotos. En mayo de ese año, el medio Bloomberg reveló la oscura estrategia del magnate tras acceder a la correspondencia electrónica del decano, por medio de una petición de acceso a los registros públicos.

El Ciudadano