Un volcán a punto de colapsar pone en peligro a Ecuador

El volcán ubicado a unas 85 millas al sur de la capital ecuatoriana, en las montañas de los Andes, es muy activo desde 1999, cuando las erupciones forzaron la evacuación de alrededor de 25.000 personas de las áreas circundantes.

Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, el volcán Tungurahua,  uno de los volcanes más activos y peligrosos de América del Sur, está en riesgo de sufrir un colapso parcial, un proceso que podría provocar un gran deslizamiento de tierra.

Los científicos detectaron señales de advertencia tempranas de que la actividad reciente desestabilizó el flanco occidental de Tungurahua, cuyo nombre significa «Garganta de Fuego» en el idioma de los pueblos indígenas quechuas.

Y es que el volcán, ubicado a unas 85 millas al sur de la capital ecuatoriana, en las montañas de los Andes,  es muy activo desde 1999, cuando las erupciones forzaron la evacuación de alrededor de 25.000 personas de las áreas circundantes. Otra erupción antigua, ocurrida hace unos 3.000 años, condujo a un colapso parcial del flanco occidental de Tungurahua.

El flanco oeste del volcán “se elevó aproximadamente 3,5 centímetros durante un período de tres semanas, mientras que los otros flancos se mantuvieron estables.

Volcán peligroso

En el transcurso de milenios posteriores a sus colapsos, el volcán se reconstruyó gradualmente, alcanzando su altura actual de alrededor de 16.500 pies, pero la reciente actividad volcánica en curso ha llevado a una deformación significativa en la superficie de Tungurahua.

Según los investigadores, las altas tasas de deformación de la superficie del volcán pueden ser indicativas de una próxima erupción, pero también pueden estar relacionadas con la inestabilidad de la pendiente y el posible colapso del flanco.

Los autores del estudio afirman que esta rápida deformación es el resultado de procesos geológicos que tienen lugar dentro del volcán.

«Utilizando datos satelitales, hemos observado una deformación muy rápida del flanco oeste de Tungurahua, que según nuestra investigación es causada por desequilibrios entre el suministro de magma y la erupción del magma», explicó James Hickey, de la Universidad de Exeter en el Reino Unido.

Según el estudio publicado en la revista Earth & Planetary Science Letters, el flanco oeste del volcán “se elevó aproximadamente 3,5 centímetros durante un período de tres semanas, mientras que los otros flancos se mantuvieron estables».

Específicamente, la deformación del flanco oeste puede explicarse por el almacenamiento temporal de magma debajo de la superficie. Este magma eventualmente suministra erupciones. Pero los investigadores notaron que los signos que han observado no significan definitivamente que un colapso del flanco occidental sea inevitable.

Las altas tasas de deformación de la superficie del volcán pueden ser indicativas de una próxima erupción, pero también pueden estar relacionadas con la inestabilidad de la pendiente y el posible colapso del flanco.

Cosas por determinar

Hasta ahora, los científicos no han evaluado la causa de esta deformación asimétrica y cómo podría relacionarse con la estabilidad de la pendiente.

Sin embargo, presentan una gama de modelos para probar procesos físicos que pueden producir deformación asimétrica, que luego se aplican a la estabilidad de la pendiente.

Los estudiosos infieren que la inflación es causada principalmente por el almacenamiento de magma superficial, a corto plazo y pre-eruptivo que explota preferentemente la superficie de colapso del flanco en cuestión.

Para sustentar las advertencias, los investigadores utilizaron datos SAR (Synthetic Aperture Radar) de dos sistemas satelitales, Sentinel-1 (S1) y COSMO-SkyMed (CSK), empleando ángulos de visión ascendentes y descendentes desde abril de 2015 hasta febrero de 2016 para producir 47 interferogramas.

Como resultado, se encontró que la inspección de los interferogramas destaca un período de deformación en noviembre de 2015. Los interferogramas anteriores y posteriores a este período no muestran deformación, lo que podría explicar un posible colapso del volcán.

«El suministro de magma es uno de varios factores que pueden causar o contribuir a la inestabilidad del flanco volcánico, por lo que si bien existe el riesgo de un posible colapso del flanco, la incertidumbre de estos sistemas naturales también significa que podría permanecer estable. Sin embargo, definitivamente es uno para vigilar en el futuro», dijo Hickey en un comunicado.

Sigue leyendo: