Una ‘nieve verde’ amenaza con cubrir la costa de la Antártida

633

El 2019 fue el segundo año más cálido registrado en la historia contemporánea del planeta Tierra, según datos de la NASA y NOAA. Esto contribuye a que el cambio climático siga generando más desastres naturales y en consecuencia una degradación en la calidad de vida de los seres vivos.

Sumado a esto, un nuevo fenómeno amenaza la costa de la Antártida, la “nieve verde”, cuyo avance podría cubrir  la región más gélida del planeta y considerado hasta ahora el continente más austral de la Tierra.

Un equipo dirigido por Matt Davey, del Departamento de Ciencias Vegetales de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, alertó recientemente de las floraciones de algas que aparecen a lo largo de la Península Antártica durante el verano del continente.

El grupo de expertos utilizó datos satelitales y observaciones terrestres para crear un mapa a gran escala de este fenómeno, el cual se forman en la parte superior de la nieve en las zonas más cálidas a lo largo de la costa, donde las temperaturas tienden a mantenerse por encima de 0 C.

Normalmente aparece entre noviembre y febrero, con un crecimiento acelerado por la presencia de nitrógeno y fósforo.

Normalmente este fenómeno aparece entre noviembre y febrero, con un crecimiento acelerado por la presencia de nitrógeno y fósforo, pero el calentamiento global está alterando este proceso.

Proceso alterado

Si bien las algas de nieve se describieron por primera vez durante las expediciones a la Antártida en las décadas de 1950 y 1960, los investigadores mapearon las algas para comprender cómo podría verse afectada por las temperaturas globales más cálidas predichas para las próximas décadas.

«Identificamos 1.679 flores separadas de algas verdes en la superficie de la nieve, que juntas cubrieron un área de 1.9 km 2, lo que equivale a un sumidero de carbono de alrededor de 479 toneladas por año», dijo Davey en un comunicado.

Relacionado:  ¿El Sol también entrará en período de "recesión" en cuestión de semanas?

De acuerdo con el estudio, la mayoría de las floraciones se encontraban en islas pequeñas y bajas, que se espera pierdan su nieve de verano bajo temperaturas globales más cálidas.

Esto quiere decir que sin nieve las algas no podrán formarse. Así, los expertos predicen que se perderá el 62 por ciento de las flores en estas áreas.

Se prevé que este aumento supere la biomasa perdida de las islas pequeñas, lo que da como resultado un aumento neto en la extensión de algas de nieve y la biomasa a medida que la Península se calienta.

Expansión poco natural

Los investigadores encontraron que las algas probablemente aparecerán en flores más grandes más al norte, con expansión sobre una masa de tierra más grande cerca de las colonias de aves.

«Se prevé que este aumento supere la biomasa perdida de las islas pequeñas, lo que da como resultado un aumento neto en la extensión de algas de nieve y la biomasa a medida que la Península se calienta», escribieron.

El equipo también descubrió que la mayoría de las floraciones se encontraban a unas tres millas de las colonias de pingüinos, y que las floraciones de algas estaban fuertemente influenciadas por aves y mamíferos marinos.

Según explican, las heces de estos animales actúan como fertilizante para ayudar a acelerar el crecimiento de algas.

Te interesa leer: