es Spanish

Corredor de las Ideas: Manifiesto por la Revolución Mediática

El Corredor de las Ideas es una instancia de reunión de humanistas y cientistas sociales, estudiosos del pensamiento y la cultura latinoamericanos, procedentes de la franja que va entre la costa central de Chile y la costa sur del Brasil (Valparaíso-Porto Alegre). Tiene como objetivo principal pensar la integración del Cono Sur, así como contribuir a ésta desde su perspectiva epistémica y desde su instalación institucional. Esta contribución se articula sobre la base de tres principios: democracia, identidad y derechos humanos.

Décimo Corredor de las Ideas. Maldonado, Uruguay. Septiembre-2009:

1º El latifundio mediático ha expropiado a los pueblos de la mayor parte de Nuestra América y el mundo de sus medios y derechos de comunicación. Los oligarcas del latifundio mediático, en los inicios del siglo XXI, han expropiado a la mayoría de los pueblos de Nuestra América, y el mundo, de sus derechos y medios de comunicación. Se han adueñado de la prensa, las editoriales, la radio, la televisión, el cine, el teatro, las escuelas, universidades, etc., convirtiéndolos en su latifundio mediático.

2º El latifundio mediático al servicio de la explotación económica y la opresión de los pueblos. Los oligarcas del latifundio mediático han hecho de la comunicación un negocio. Utilizan los medios para mantener y reforzar ideológicamente la explotación económica y la opresión tiránica de los pueblos. Han puesto la prensa, radios, televisiones, cines, teatros, escuelas, universidades, etc., al servicio genocida del imperialismo capitalista neoliberal o socialdemócrata.

3º El latifundio mediático aliena, deshumaniza y asesina a nuestros pueblos. Los oligarcas del latifundio mediático a través de las programaciones de sus medios alienan, deshumanizan y violentan a nuestros pueblos. Les enajenan sus espíritus humanos y en casos extremos orquestan y justifican la eliminación física del pueblo.

4º El latifundio mediático ha declarado la guerra al Socialismo del siglo XXI. En manos de los oligarcas, los medios se han convertido en templos de la contrarrevolución simbólica, política y militar contra el proyecto político de los pueblos del ALBA, que han tomado la determinación histórica de construir el Socialismo del siglo XXI, para culminar la emancipación iniciada hace doscientos años.

Ante la declaración de guerra de la contrarrevolución mediática oligarca e imperialista del capital, los pueblos del ALBA, de Nuestra América y el mundo, se levantan manifestando que:

1º Es inalienable la soberanía mediática de los pueblos de Nuestra América y el mundo. Ante la agresión del latifundio mediático, los pueblos de Nuestra América, y el mundo, han de saber que ellos y sólo ellos son los únicos y verdaderos soberanos de los medios de información, opinión y conocimiento. Que ellos son los únicos legítimos dueños de los periódicos, espacios radioeléctricos, radios, televisiones, cines, teatros, escuelas, universidades, etc. Que la comunicación no es un negocio sino un servicio público.

2º Es inalienable el derecho a la autodeterminación en la producción de la información, opinión y conocimiento de nuestros pueblos. Los pueblos son los únicos y legítimos soberanos de la comunicación: de la producción, circulación y apoderamiento de la información, opinión y conocimiento.

3º Es inalienable el derecho de los pueblos de Nuestra América y el mundo a la libertad de expresión. Los pueblos tienen el derecho a crear, intercambiar y apropiarse de la información, opinión y conocimientos.

5º Es inalienable el derecho de los pueblos de Nuestra América y el mundo a la veracidad de la información, opinión y conocimiento. La libertad de expresión es incompatible con la falsificación de los hechos, la manipulación de la opinión y la especulación del conocimiento.

6º Es inalienable el derecho de los pueblos de Nuestra América y el mundo a ejercer la libertad de expresión para difundir la construcción de un mundo de justicia y paz. La libertad de expresión tiene como límite la comisión de delitos como la incitación a la violencia contra los pueblos, la propagación del odio, o la apología de sistemas económicos explotadores, asesinos y genocidas como el capitalismo. La libertad de expresión no puede ser usada tampoco para la comisión de delitos contra las personas atentando contra su honor, intimidad, fama, etc.

7º Es urgente la expropiación del latifundio mediático. Como bajo la dictadura imperial de la oligarquía mediática capitalista es imposible la soberanía mediática de los pueblos, y por tanto la libertad de expresión, es urgente que los pueblos de nuestra América, y especialmente los trabajadores de los medios de información, opinión y conocimiento, se levanten y expropien ya el latifundio mediático de sus países, apropiándose en modo de propiedad socialista (personal, comunal, estatal, etc.,) de los periódicos, radios, televisiones, cines, teatros, escuelas, universidades, etc.

8º Es urgente la producción y circulación popular de la información, opinión y conocimiento. Es urgente que los pueblos de nuestra América, y el mundo, una vez que se han apropiado de los medios los pongan al servicio de la producción y reproducción de la vida de todos los pueblos de la tierra; de la satisfacción de todo el sistema de sus necesidades (esto es, de la construcción del socialismo). Es urgente que sean los pueblos los verdaderos actores de la producción y circulación de la información, opinión y conocimiento. Al pueblo hay que devolverle lo que es del pueblo.

9° Es urgente la creación de medios de comunicación comunitarios o asociativos, apoyados por intelectuales comprometidos. Crear Consejos Populares de Comunicación en los que los vecinos de un barrio discutan, sistematicen y elaboren la comunicación que sus pares desean divulgar, y la divulguen por todos los medios a su alcance (incluyendo Internet). Crear Consejos de Comunicación de Empresa, de Cooperativa, de Centro Estudiantil, de Centro Deportivo, etc., en los que los trabajadores, campesinos, estudiantes, practicantes de deportes, que frecuentan cada uno de esos lugares, discutan, sistematicen y elaboren la comunicación que sus pares desean divulgar, y la divulguen por todos los medios (incluyendo Internet).

10° Es indispensable combinar la promoción y defensa del socialismo del siglo XXI con el ejercicio del papel crítico y autocrítico. En su lucha por el socialismo del siglo XXI los medios populares deben también ser críticos y autocríticos con el proceso revolucionario al que adhieren, so pena de dejar que ciertos errores se eternicen (y puedan dar al traste con ese proceso, como ocurrió en la URSS y demás países ex-socialistas); en esa tarea no vacilarán en contrariar a los burócratas y jefes políticos sobre cuyas acciones ejercen el control crítico-propositivo.

11° Es urgente promover la labor socioambiental de los medios populares. Como en el socialismo del siglo XXI las cuestiones sociales y ecológicas son indisociables, los medios populares de comunicación deben ser vehículos de una continuada educación ambiental ecomunitarista.

Chile:
Sergio Vuskovic, [email protected], José de la Fuente, [email protected], Rosario olivares, [email protected], Eliseo Larz, [email protected]), Verónica Lizana Muñoz, [email protected], Oscar Vergara, [email protected], Ingrid Bahamonde, [email protected], Germán González, [email protected], Johana Domínguez, [email protected], Fabián C. Ortega, [email protected], Nibaldo Flores, [email protected], Francisca Cáceres, [email protected], María Fernanda Aurauco, [email protected], Daniela Donoso, [email protected], Bernardita Maldonado, [email protected], Nicole Sierra, [email protected]

Brasil:
María J. Israel Semino, dlamj[email protected], André Dornelles, [email protected], Eduardo Scheidt, [email protected]

Argentina:
Marisa Muñoz, [email protected], Andrea Torrano, [email protected], Javier Pretri, [email protected], Rosario Sánchez, [email protected], Dante Ramaglia, Gonzalo Oviedo, S. Leticia Molina, [email protected]

Uruguay:
Alejandra garcía, [email protected], Marcia Tuya, [email protected], Leonardo Mobilio, [email protected], María Migueles, [email protected], Andrea Soriano, [email protected], Sofía Mrazano, [email protected],
Daymán Cuyo, [email protected], Celiar Yrolds, [email protected]

El Salvador:
Adelaida Estrada, [email protected] Efrén Estrada.

Antonio Salamanca ([email protected]) y Sirio López Velasco ([email protected]), del Grupo de Trabajo sobre Comunicación de la Red Universitaria “Simón Rodríguez” http://redsimonrodriguez.blospot.com

Facebook Comments

4,250,695FansMe gusta
173,451SeguidoresSeguir
292,063SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -