Inconformes rompen vidrios y queman lonas del municipio

Avala Cabildo 100 basificaciones; sindicalizados arman protesta

Sería lamentable que la protesta de los sindicalizados sea para “quedar bien” con el gobierno del panista Eduardo Rivera Pérez, afirma Claudia Rivera

Por la fuerza, un grupo de sindicalizados del ayuntamiento de Puebla intentó irrumpir en Palacio Municipal, por la entrega de 100 bases a trabajadores, siendo que, acusan, fueron excluidos; la Comuna aseguró que la basificación fue conforme la ley.

La noche de este lunes, previo a la sesión de Cabildo donde se discutiría el dictamen, el gremio encabezado por Gonzalo Juárez Méndez arribó al zócalo capitalino, acompañado con regidores de oposición, en busca de frenar la aprobación.

Los inconformes gritaron consignas como «déjenos entrar», «fuera Claudia Rivera», entre otras, conforme avanzó la sesión de Cabildo, sin que hubiese una respuesta para los inconformes, quienes insistieron en abrirse paso por la entrada principal de Palacio Municipal.

De la protesta al caos

La protesta escaló hasta que unas personas rompieron un vidrio de la oficina de información turística, a un costado, además de que apartaron los cercos de metal que rodeaban el inmueble, para después retirar y quemar una de las cubiertas de estás estructuras.

Al lugar arribó policía municipal, poco después de que los sindicalizados desistieron y se retiraron por su cuenta, en tanto que Juárez Méndez acusó a Rivera Vivanco de «agandallarse» las 100 bases aprobadas.

Comuna justifica

Con 17 votos a favor y cinco en contra, se impuso la mayoría de la fracción morenista, con los únicos votos en contra de los regidores panistas y la priista, pues incluso los regidores de Morena contrarios a Rivera Vivanco votaron a favor.

Tras la sesión de Cabildo y el incidente frente a Palacio, Rivera Vivanco junto con el secretario general, Damián Romero Suárez y el sindicato Gonzalo Castillo Pérez dieron una conferencia, donde aseguraron que:

  • La entrega de lugares fue legal, mientras que rechazó la inclusión de familiares, como acusó la oposición.

La alcaldesa desdeñó la manifestación, al sugerir que se trataría de un acto político, en miras de «quedar bien» con el siguiente gobierno, del panista Eduardo Rivera Pérez, mientras que aseveró no cedería a «chantajes».

También lee: Entre protestas, avala gestión de Claudia Rivera dar 99 bases a burócratas

Por su parte, Romero Suárez afirmó que hubo reuniones con el sindicato «Licenciado Benito Juárez», aunque desestimó que se tuviera que cumplir una «cuota» con el gremio laboral, pues lo anterior no está establecido en la ley.

Adelantó que se revisarán las grabaciones, para dar con los responsables de los incidentes frente al inmueble municipal, al señalar que no se tolerará ningún acto de violencia.

Foto principal: Agencia Enfoque

Foto al interior del texto: Humberto Aguirre/El Ciudadano México

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬