EU en busca de soluciones vehiculares

Automotrices de EU busca tecnología para evitar que personas ebrias conduzcan

Con una inversión millonaria, el gobierno de EEUU quiere reducir los accidentes de tránsito bajo la influencia del alcohol mediante tecnologías novedosas desarrolladas por la industria automotriz.

vehiculo para ebrios

El Congreso de Estados Unidos quiere que la industria automotriz encuentre soluciones de alta tecnología que eviten a las personas ebrias tomar el control de un automóvil. Esta iniciativa forma parte de un plan destinado a mejorar la seguridad de los conductores, tripulantes y peatones, en un paquete de infraestructura de 17,000 millones de dólares, la más alta en su historia, para mejorar las condiciones de sus carreteras y evitar accidentes.

Cada año, alrededor de 10,000 personas mueren debido a siniestros relacionados con el alcohol en los EEUU, lo que representa casi el 30% de todas las muertes por accidentes de tránsito, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras​ (NHTSA por sus siglas en inglés). Una nueva legislación, a la espera de ser firmada por el presidente de EEUU, Joe Biden, busca que a partir de 2026 se implementen sistemas de monitoreo en millones de vehículos para impedir la conducción a las personas intoxicadas. Dichas tecnologías deberán ser evaluadas previamente por el Departamento de Transporte. La nueva legislación no especifica el tipo de tecnología que se requiere con exactitud, solo que debe «monitorear pasivamente el desempeño de un conductor de un vehículo de motor para identificar con precisión si ese conductor puede estar afectado».

Búsqueda de soluciones

Actualmente algunos conductores en EEUU, con antecedentes de conducción en estado de ebriedad, están obligados por ley a usar ciertos dispositivos de alcoholemia conectados a un dispositivo de bloqueo de encendido del coche, en el que deben soplar por un tubo. El vehículo queda inutilizado si el nivel de alcohol detectado en la sangre es demasiado alto.

Dentro de los sistemas de ayuda a la conducción (ADAS por sus siglas en inglés) ya existentes que podrían mejorarse para contrarrestar este problema, se encuentra el conocido Asistente de Mantenimiento de Carril, que funciona mediante cámaras infrarrojas. Este sistema, disponible actualmente en modelos de alta gama de marcas como General Motors, BMW y Nissan, se ha diseñado específicamente para la conducción en carretera, cuando la somnolencia o los descuidos pueden provocar que el vehículo se desvíe del carril por el que se circula. Al detectar esta situación, el sistema interviene de manera automatizada en la dirección y mantiene el curso correspondiente. Una versión mejorada de este sistema se comportaría como un piloto automático, siempre a la espera de cualquier signo de somnolencia, pérdida del conocimiento o discapacidad. Cuando se detecte cualquier señal de problema, el automóvil emitirá una advertirá al conductor; si el comportamiento anómalo persiste, el auto encenderá las luces de emergencia, reducirá la velocidad y se dirigirá a un lado de la carretera, deteniendo el motor y bloqueando el encendido, todo de manera automatizada.

Leer más: Vehículos de conducción autónoma serán puestos a prueba en China

Más seguridad, más normas

En otro aspecto de la responsabilidad al volante, el proyecto de ley también busca que los fabricantes de automóviles instalen recordatorios para alertar a los padres si un niño se queda inadvertidamente en el asiento trasero del vehículo, un mandato que podría comenzar en 2025 después de que la NHTSA complete su reglamentación sobre el tema. Se calcula que desde 1990, alrededor de 1,000 niños han muerto por insolación vehicular, al ser olvidados en el automóvil y sometidos a las altas temperaturas del interior. 

Si bien el Congreso de EEUU ha ordenado a la NHTSA actualizar sus estándares de seguridad, que tienen más de diez años de vigencia, e incluir los sistemas ADAS en todos los vehículos de pasajeros comerciales, no se ha fijado una fecha para el cumplimiento. La mayoría de los fabricantes de automóviles ya habían acordado fabricar equipos estándar de frenado automático de emergencia en la mayoría de sus modelos para septiembre de 2022, como parte de un plan voluntario. Sin embargo, esta clase de asistentes automatizados no son baratos, y la crisis de abastecimiento de chips para la industria automotriz podría retrasar esta iniciativa.

Puede interesarte: Falsos fósiles podrían complicar la búsqueda de vida en Marte

Otro nuevo programa de $5 mil millones de dólares llamado «Calles y caminos seguros para todos»  promoverá el acondicionamiento de calles para ciclistas y peatones. El programa federal, que reconoció que podría tardar varios meses en establecerse, apoyaría las campañas de las ciudades para poner fin a las muertes por accidentes de tránsito. Entre los proyectos a realizar, se incluye la construcción de rotondas de tránsito para reducir la velocidad de los automóviles, abrir nuevos carriles para bicicletas, ensanchar banquetas e incluso reducir el número de calles o carreteras para obligar a los viajeros a tomar el transporte público o utilizar otros modos de transporte

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬