A medio año de la venida de Zoé Robledo

FOTONOTA. Inicia al fin la demolición del Hospital San Alejandro

Tras 45 años de existencia y 41 de servicio, se escribe el capítulo final en la historia de este medular centro de salud estatal

Demolición del Hospital San Alejandro

No es sin sentimiento, apreciable lectora o lector, que el suscrito redacta esta fotonota, pues el primer articulito que publicó en este portal, allá el 17 de marzo del año en curso, se intitulaba «Ya hay fecha para la demolición del Hospital San Alejandro», que redactó mientras tarareaba el Himno del Instituto Mexicano del Seguro Social.

La primera cabeza de descanso de aquél artículo era optimista: «El 1 de mayo llegan los arietes». Sin embargo, todos sabemos que los arietes utilizados en la industria de la construcción no son precisamente ligeros y que a mayor masa, la locomoción suele ser más pausada. ¡Cosas de la gravedad!

Hospital San Alejandro en la hora de su debacle
Hospital San Alejandro en la hora de su debacle

Por otra parte, como reza aquella máxima, no hay plazo que no se cumpla: el pasado viernes, sin embargo, comenzó el desmantelamiento de aquel hospital, que pasó de ser uno de los nosocomios medulares del estado de Puebla a escenario de exageradas especulaciones los Youtubers dedicados a la exploración de edificios abandonados, que consiguieron cientos de miles de reproducciones con su transmisión desde las ruinas del Hospital Regional Número 36.

¿Cómo olvidar, por otra parte, proezas aún más osadas que vieron los despojos de aquél hospital, como cuando el capítulo poblano de la Coalición Va Por México arrancó campaña desde ese lugar hace casi cinco meses?

Ni a Teresa Margolles se le hubiera ocurrido
Ni a Teresa Margolles se le hubiera ocurrido

El lugar, sin embargo, era más que una inquietante ruina; antes del terremoto del 19 de septiembre de 2017, que lo dañó de manera irremediable, fue el lugar donde miles de pacientes lucharon por su salud de la mano de personal médico altamente especializado, particularmente en el área de oncología y ginecología. Más de un ser humano vio por primera vez la triste luz de este mundo en aquellas instalaciones.

Demolición en progreso
Demolición en progreso

La primera piedra de San Alejandro se colocó en 1972 y la última en 1976. Se podría decir que el hospital «vivió» 45 años, durante los que muchos derechohabientes pudieron acceder a servicios de salud inaccesibles en un hospital privado para las clases trabajadoras de este país, que son la muy amplia mayoría.

La decapitación de San Alejandro
La decapitación de San Alejandro

Hoy, su destrucción está en progreso. La promesa es edificar a cambio otro hospital más moderno, mejor equipado y, acaso, capaz de soportar más sismos. Pero un hospital no se construye de un día para otro y como se ve, San Alejandro consumió 4 años de labores, que es un año más de lo que resta a la gubernatura poblana en turno y también el periodo que, si sobrevive la revocación, resta de funciones a la presidencia.

Si EMPEZAR a demoler ese hospital consumió casi 4 años, ¿cuánto tiempo, más o menos, tomaría, «con todo y todo», hacer un Nuevo San Alejandro?

San Alejandro, el fin de un Hospital Regional
San Alejandro, el fin de un Hospital Regional

Mientras tanto, con que manejen con muchísimo cuidado los aparatos de radioterapia y se cuide mucho la selección de su lugar de eterno reposo, nos damos por bien servidos. No vaya a pasar algo como lo del 6 de diciembre de 1983 en Ciudad Juárez…

El Chérnobyl Mexicano también empezó con un montón de chatarra
El Chérnobyl Mexicano también empezó con un montón de chatarra

Fotos: Humberto Aguirre/ el Ciudadano

Para recibir noticias todos los días, puedes unirte a nuestro grupo de WhatsApp dando clic aquí

📲  bit.ly/2T7KNTl

 📰  elciudadano.com                 


Comparte ✌️

Comenta 💬