El IMACP presenta el Primer Festival de Minificción Mexicana

Inicia el Festival de Minificción en Puebla

A lo largo de cinco días, del 6 al 10 de abril, se llevarán a cabo actividades como talleres, mesas de lectura y diálogo, con entrevistas y una presentación editorial; todas alrededor de la minificción.
Publicado en

Cultura / México / Portada / Puebla

0 0


Ayer, 6 de abril de 2021, se inauguró el Primer Festival de Minificción Mexicana, con una breve presentación a cargo de Fernando Sánchez Clelo, Dina Grijalva, José Luis Zárate y Agustín Monsreal.

Desde 2019 Sánchez Clelo y Monsreal buscaban un espacio para llevar a cabo este Festival de Minificción que ayudase a visibilizar este género literario y a crear espacios de diálogo alrededor del mismo. Tras un tropezón debido a la pandemia logran retomar el proyecto con ayuda del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP), creando así el Primer Festival de Minificción Mexicana en su versión virtual. 

A lo largo de cinco días, del 6 al 10 de abril, se llevarán a cabo actividades como talleres, mesas de lectura y diálogo, con entrevistas y una presentación editorial; todas alrededor de la minificción.

Se contempla la participación de más de 30 autores mexicanos y un argentino, todos destacados en este ámbito, ya sea por su aporte al género desde la parte creativa como la investigación.

Cartelera del Festival: del 6 al 10 de abril del 2021

Cartelera del Festival

“La literatura es la pasión que me lleva a vivir. Es preferible perderse en la pasión que perder la pasión. Pasión por la lectura, pasión por la escritura, pasión por el conocimiento, pasión por el sentimiento, pasión por la pasión”.

Agustín Monsreal 

¿Qué es la minificción? 

Muchos consideran esta creación literaria más como un ejercicio de escritura que como un género integral, cuando en realidad es justo eso: un género literario hecho y derecho. Fernando Sánchez lo define como “un texto literario que se expresa en menos de una página, que busca una reacción emotiva y reflexiva intensa: te hace reír, te enoja, te fastidia, te incomoda, te maravilla”. 

Existe una suerte de estigma alrededor de la minificción; por muchos es vista como una lectura humorística, simple y banal. Esto quizás porque se le asocia a otras figuras como el chiste, la anécdota o las publicaciones en redes sociales. En la inauguración del Festival se abordó la minificción como lo que es: una subcategoría integral de la literatura. 

La minificción según los grandes

Tuit-invitación a la mesa inaugural del perfil de Zárate.

Dina Grijalva, doctora en Letras por la UNAM, autora del libro de minificción erótica, Eros y Afrodita en la Minificción, lo describe como un “género contagioso”, ya que invita a leer más y más y te inyecta las ganas de generar contenido similar, de escribir y fascinarte por la lectura desde otros modos.

Por su parte, José Luis Zárate, autor mexicano reconocido en el género de la Ciencia Ficción en México y, en años más recientes, un expositor de la Tuiteratura (literatura en 140 caracteres de la red social Twitter); reconoce que un gran relato de minificción debe contener dos perspectivas: la evidente, que está a la vista del lector, y la secreta, que se cosecha en segundo plano. Lograr este juego en un espacio como el que permite la minificción es complicado, ahí radica la belleza. 

Finalmente, Agustín Monsreal, escritor prolífico que ha explorado varios géneros literarios, autor de la antología Mínimas minificciones mínimas y coanfitrión del festival, menciona puntos importantes. Para él la minificción llega casi por accidente, como un ejercicio de interacción que tenía al subrayar sus libros, con lo que notó un patrón con las frases que resaltaba, las cuales formaban historias paralelas y autónomas al libro que las contenía.

La memorabilidad de la brevedad

Para Monsreal escribir minificción es un arte riguroso, “entre más breve requiere de más rigor”; contrario a lo que se cree se trata de un género que crea más que una situación: crea una atmósfera, la esencia de un personaje, un ritmo, un sentimiento, un todo contenido en la brevedad. 

La minificción alberga a autores de aliento corto, no de mal aliento.

Agustín Monsreal 

Habla también sobre cómo la minificción permite algo que en otros géneros podría ser mal visto, que es el sobrescribir un tema conocido, crear a partir de un personaje/elemento/escenario ya creado. Hace una analogía en la que uno, cuando escribe minificción, no busca remover el charco para que parezca más profundo, hace que el charco sea profundo. 

Plataformas como las redes sociales simbolizan una daga de dos filos ya que, si bien pueden ser un medio de difusión y de creación, también pueden convertirse en marcos del facilismo, donde cualquiera que escriba en 140 caracteres o menos, puede llamarse minificcionista

Este festival justo busca crear un espacio enfocado en leer autores de minificción, en dialogarlo, en vivirlo, en compartirlo. 

“La lectura nos compromete”

Fernando Sánchez Clelo 

También podrían interesarte estos artículos

Ciencia Ficción en México: a 102 años de Eugenia

Ciencia Ficción en México: siete obras que no te puedes perder

Compártelo

Comentarios