Marihuana: ¿Qué sector se favorece más con la legalización en México?

La semana pasada la Cámara de Diputados de México votó 316 a 129 a favor de la legalización de la marihuana, escenario que se produjo tras dos años de que la Corte Suprema de México dictaminara que la prohibición de la marihuana recreativa en el país era inconstitucional y más de tres años de que […]

Marihuana

La semana pasada la Cámara de Diputados de México votó 316 a 129 a favor de la legalización de la marihuana, escenario que se produjo tras dos años de que la Corte Suprema de México dictaminara que la prohibición de la marihuana recreativa en el país era inconstitucional y más de tres años de que el país legalizó el cannabis medicinal.


Con la aprobación del uso de la cannabis, los diputados abren la puerta al cultivo industrial de cannabis y cáñamo. En un reportaje de Pie de Página escrito por Arturo Contreras Camero, varios legisladores mexicanos dijeron que la aprobación de la marihuana traerá alivio a la economía golpeada por la COVID-19, generará empleos y terminará con el control del crimen organizado en ciertas áreas.

La legislación también pondrá a México en la senda de ser uno de los máximos productores del mundo; sin embargo, ciudadanos y asociaciones critican que esto no terminará con la extorsión y los estigmas por el consumo de la droga.

marihuana
Foto: María Ruiz

Liderados por la mayoría de Morena, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que crea la Ley Federal para la regulación del Cannabis y varias reformas a la Ley General de Salud y del Código Penal Federal. La aprobación no tomó más de tres horas, sin embargo, la sesión se alargó por más de 12 horas.

Antes de votar a favor de la legislación, los diputados realizaron tres reservas que proponen cambios a por lo menos cuatro artículos, relacionados con la producción industrial del cáñamo. A pesar de que la mayor parte de la iniciativa ya fue aprobada, las reservas deberán ser discutidas nuevamente en el Senado para seguir con el proceso legislativo. 

mariuana
Foto: María Ruiz

El pasado 19 de noviembre el Senado aprobó una primera versión para la regulación de la marihuana. Las principales modificaciones del dictamen aprobado por los diputados se concentran en permitir a los usuarios de la droga poseer hasta 28 gramos de cannabis psicoactiva.

Si una persona tiene más de 28 y hasta 200 gramos, se le podrá imputar una sanción administrativa que va de los 5.000 a los 10.000 pesos. Si es más de esta cantidad, la multa podría ir hasta los 268.000 pesos. 

Como no se retiran las penas por posesión, no se descarta que los consumidores de marihuana dejen de ser extorsionados o discriminados por agentes del Estado.

Foto: María Ruiz

¿Qué pasará con la producción casera de marihuana?

Para fines de autoconsumo, una persona podrá poseer hasta seis plantas de cannabis y hasta ocho si en el domicilio vive más de un consumidor. Para el cultivo industrial se darán licencias en las que a una persona se le permitirá sembrar hasta una hectárea al aire libre o 1.000 metros cuadrados de superficie techada. 

Ningún menor de edad podrá consumir marihuana, ni tampoco venderla, cosecharla, procesarla o realizar alguna actividad relacionada con ella. Tampoco se podrá consumir marihuana frente ellos o cerca de cualquier otra persona que no haya manifestado su consentimiento. Eso no deberá ocurrir en escuelas, edificios públicos o espacios libres del humo de tabaco, ni puntos de concurrencia masiva donde pudieran haber menores como centros comerciales, parques, estadios o instalaciones deportivas.

Marihuana

Para fines industriales se expedirán cuatro tipos de licencias: de cultivo, transformación, comercialización, así como importación y exportación. La licencia de investigación se entregará de manera especial a laboratorios, universidades e  institutos especializados. 

El Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis será el encargado de otorgar y revocar estas licencias. También, de desarrollar políticas de prevención y tratamiento de adicciones así como verificaciones a los licenciatarios. 

Una persona, física o moral, podrá tener más de un tipo de licencias para la marihuana. El Instituto decidirá cuántas licencias de un tipo entrega a una sola persona; los cultivadores sólo podrán vender sus productos a quien tenga licencias de transformación (la procesa para su uso); ellos, a su vez, sólo podrán venderla a personas con licencias para comercializar.

Marihuana

Grandes empresas son las más beneficiadas

Diversos legisladores y activistas han criticado este modelo de integración vertical de mercado para la marihuana, pues favorece a las empresas que puedan realizar todo el proceso completo y deja a los productores en una posición de desventaja al no poder vender directamente sus productos.

Los pueblos indígenas, los campesinos y otras comunidades marginadas deberán tener atención prioritaria para la entrega de licencias de cultivo, transformación y comercialización, esto como forma de resarcir los daños ocasionados a estas comunidades por la prohibición.

Te puede interesar…

Compártelo

Comentarios