Nace un nuevo puesto laboral para controlar y prevenir las consecuencias del cambio climático en las ciudades: Chief Heat Officer (CHO)

Aparece un nuevo puesto directivo a nivel gubernamental: Chief Heat Officer, en donde ‘heat’ hace referencia al calentamiento global. Sus funciones son velar por la seguridad de la sociedad ante los desafíos del cambio climático.

Calentamiento

Las altas temperaturas registradas en distintas partes del mundo ponen en peligro la salud de millones de personas, además de originar incendios de enormes dimensiones, obligando a otros tantos a evacuar sus lugares de residencia. ¿Cómo lidiar con este tipo de problemas? Aunque cada país o ciudad cuentan con sus protocolos de emergencia o departamentos especializados en emergencias de este tipo, hasta ahora se reconoce la influencia de las condiciones climáticas como un factor determinante y su relación con las decisiones políticas, por lo que ciudades como Atenas (Grecia), Freetown (Sierra Leona) o Phoenix (EEUU) han nombrado, como parte de sus gabinetes de gobierno, a sus propios Chief Heat Officers, en donde ‘heat’ hace referencia al calentamiento global. 

¿Qué hace un Chief Heat Officer?

De acuerdo con el Foro Económico Mundial, el CHO, cuyo equivalente podría ser Director de Respuesta al Cambio Climático, es una persona con conocimientos científicos, criterio y sentido de emergencia, para elaborar planes y abordar las consecuencias del aumento de las temperaturas provocado por el cambio climático. Su propósito es crear conciencia sobre los riesgos del calor extremo para proteger a los ciudadanos más vulnerables en la ciudad; planifican y coordinan respuestas a corto y largo plazo a las olas de calor, además de implementar proyectos de reducción de riesgos a largo plazo e intentar ‘enfriar’ las ciudades con diversas iniciativas sustentadas con tecnología ambiental y urbanismo. 

¿Dónde surgió esta idea?

Aunque en algunas ciudades del mundo ya existe la figura de Director/Directora de Resiliencia (Chief Resilience Officer), cuyas funciones pueden ser similares aunque no enfocadas directamente al cambio climático, en julio de 2021 el condado de Miami-Dade (EEUU) creó por primera vez la posición de CHO. Sin embargo, esta ciudad lo instituyó como parte de una subvención otorgada por una fundación privada, la Adrienne Arsht-Rockefeller. Esta es una fundación que tiene como objetivo aportar soluciones a la crisis climática para 2030. Jane Gilbert, quien anteriormente había sido directora de resiliencia de Miami, fue nombrada CHO por la alcaldesa de la ciudad, Daniella Levine Cava, con el propósito de «expandir, acelerar y coordinar nuestros esfuerzos para proteger a las personas del calor y salvar vidas».

En esas mismas fechas, el alcalde de la ciudad de Atenas, Grecia, nombró a Eleni Myrivili como CHO de la capital griega, convirtiéndola no solo en la primera de la Unión Europea, sino también la primera que ocupaba este departamento a nivel gubernamental, con su propio presupuesto asignado. Hay que observar que Myrilivi había servido como Directora de Resiliencia de aquella ciudad. Entre sus funciones, como mencionó en una entrevista, está “mejorar la coordinación y acelerar los esfuerzos que ya están en marcha para mitigar las islas de calor urbano y mejorar la gestión del calor extremo”.

En octubre de 2021, Freetown, capital de Sierra Leona, se convirtió en el primer país de África en crear este puesto, nombrando a Eugénia Kargbo. Su tarea es aumentar la conciencia pública sobre el calor extremo, mejorar la protección y las respuestas a las olas de calor y recopilar, analizar y visualizar datos sobre el impacto del calor en esta ciudad de 1.2 millones de personas. En una declaración para la Fundación Thomson Reuters, mencionó: «El cambio climático es un problema global, al igual que el COVID, por lo que debemos hacer sonar la alarma y luchar contra esto colectivamente porque tarde o temprano nos afectará a todos”. El calor no es el único reto que enfrenta aquella nación; en 2017 se perdieron miles de vidas y millones de dólares en daños por inundaciones y deslizamientos de tierra, entre otros efectos del cambio climático.

¿Por qué son necesarios?

Los CHO tienen la misión de encontrar soluciones para contribuir a “enfriar” el ambiente urbano, desde iniciativas como reforestación hasta convencer a legisladores para implementar medidas preventivas y de emergencia. Si bien la misión principal del CHO está relacionada con el cambio climático, también existe un componente social para reducir las desigualdades, ya que el calor extremo y otras manifestaciones, como inundaciones, deslaves o huracanes, aunque afectan a todas las personas por igual, son las comunidades más pobres las que se ven más afectadas.

Con información del www.weforum.org y www.axios.com

Blistering temperatures: Heat waves are scorching India and Pakistan this week, breaking records as the region enters the hottest time of the year. Some states in India have already seen temperatures top 43 °C (110 °F).

Peaking early: Extreme heat can be deadly, especially for a region where many lack access to cooling. And climate change is making heat waves more frequent and severe. Usually, peak temperatures in the region come in May and June, just before monsoon rains bring relief, but this year has been particularly hot, particularly early.

Accelerated change: The effects of climate change on weather can sometimes be difficult to tease out. But for heat waves, researchers have “very high confidence” that climate change is making the problem worse.

Te puede interesar: Crean base datos libre para estudiar la salud de turistas espaciales

Ilustración: Iván Rojas

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte ✌️

Comenta 💬