Homenaje póstumo

Padre Gus, la luz de la Antorcha de migrantes

La carrera de La Antorcha Guadalupana, signo migratorio, dedicó su tránsito este 2021 al sacerdote Gustavo Rodríguez Zárate, el Padre del morral; en su paso en la parroquia de la Asunción se le rindió un homenaje, clérigos aseguraron seguir su causa

Antorcha Guadalupana 1

Puebla, Pue. 1 de octubre de 2021. El sacerdote Manuel Romero Cagical, Coordinador Diocesano para la Movilidad Humana y el “Padre Tacho” recibieron ayer 30 de septiembre a los marchantes la Antorcha Guadalupana, y con ella, el relevo del ministerio del padre Gus para “acompañar a los que menos tienen” y a quien le dedicaron un sentido homenaje póstumo.

La fotografía del padre Gustavo Rodríguez Zárate –quien falleció el pasado mes de junio— encabezó la caravana de Antorcha Guadalupana, símbolo de migrantes, que en su paso por la ciudad de Puebla llamó a defender los derechos de las personas en tránsito.

Este 2021, la Caravana que impulsó el padre Gustavo Rodríguez Zárate, hace 20 años se realiza en su memoria. Marchantes cargando también la imagen de la Virgen de Guadalupe, acompañada por San Juan Diego y una antorcha encendida (la llama de la esperanza) llegaron al templo de Nuestra Señora de la Asunción, parroquia convertida por el Padre Gus en un refugio para migrantes mexicanos y centroamericanos.

En el templo se preparó un altar para el “Padre del morralcuya voz y ministerio fue un contrapeso contra el discurso y la narrativa oficial del periodo del neoliberalismo, en el que predominó xenofobia, la intolerancia y la discriminación que busca criminalizar a las minorías y denostar al migrante-pobre, por el hecho de serlo.

Los sacerdotes como tú hacen del mundo un lugar mejor: Asociación Tepeyac, NY

Desde el lugar donde oficiaba misa se llevó a cabo su homenaje, los discursos transcurrieron ante integrantes de la Caravana y la feligresía que celebró su memoria.

Los participantes voluntarios de la Carrera Antorcha Guadalupana México organizada por la Asociación Tepeyac en Nueva York entregaron una placa en la que se reconoció el invaluable apoyo del sacerdote.

Diego Abel Reyes, coordinador de logística de la Caravana de la Antorcha Guadalupana en su paso por México y Luci Romero, figura emblemática de la Caravana desde 11 años entregaron en mano de Ricardo Rodríguez, hermano del padre Gustavo la placa laminada con un marco negro.

También lee: Despiden al padre Gus, el cura del morral que hizo de “los fregados» el pilar de su ministerio

Con la fotografía del padre Gustavo alzando la Antorcha Guadalupana y al otro lado la imagen de la Virgen de Guadalupe, se lee la leyenda “… Los sacerdotes como tú hacen del mundo un lugar mejor. DESCANSA EN PAZ”.

“Sin el padre Gus, el tránsito hacia Nueva York es más triste que nunca, pero la fe nos mueve, así como él nos enseñó. Aunque ausente, él está más vivo que nunca, es increíble como su presencia es más fuerte, es una luz dentro del fuego de la antorcha”, dijo Diego Abel Reyes a este medio al bajar del altar.

Nadie que pasaba por aquí se iba sin la ayuda del padre

Rosalinda Vázquez Arroyo, doctora en Sociología —quien fue estudiante de la casa parroquial—ofreció  un discurso repleto de anécdotas sorprendentes y graciosas que revelaron su excepcional manera de vivir y su genuina opción por los pobres.

“Marcó a todo el que conoció. Nos ayudó a interpretar nuestras propias vidas. Siempre tuvo puertas abiertas y lugar en la mesa en la que no faltó nunca comida. Desde su corazón compartió la esperanza de un Dios vivo. Fue un genuino Teólogo de la Liberación en la praxis eclesiástica, con él se cerró una página de la iglesia jerárquica socialmente comprometida.

“En vida era nuestro punto de encuentro, nuestro refugio, pilar y nido… y aún después de su muerte lo sigue siendo. Fue un creador de puentes, unió sueños que traspasaron fronteras. Imposible será que la gran huella que dejó en cada uno de nosotros se borre. Más bien permanecerá para siempre el resto de nuestras vidas”, dijo

El espíritu del Padre Gus acompaña a migrantes: Padre Tacho; Nos esforzaremos por seguir su legado; Romero

El sacerdote Anastasio Hidalgo Miramón, conocido como el padre Tacho, quien es presidente de la Asociación de Derechos Humanos Óscar Arnulfo Romero, sostuvo que desde otra dimensión hay el Padre Gus intercede por migrantes así como otras y otros que buscaron salidas humanas y dignas para los menos favorecidos. “El espíritu de Gus nos acompañará siempre”.

El sacerdote Manuel Romero Cagical recordó al padre Gustavo, en sus 48 años de servicio sacerdotal, como un ‘hombre de Dios’ que dedicó su ministerio a la atención a los migrantes en su paso por Puebla. “Los alimentó, los abrigó y les ayudó, siempre de manera desinteresada, con la finalidad de que llegaran a su destino

También lee: Muere el padre Gustavo Rodríguez Zárate, activista a favor de personas migrantes

“Lo recordamos con cariño, pero sobre todo, nos esforzaremos por asumir su legado. La Pastoral de la Movilidad Humana y Atención a Migrantes de la Arquidiócesis de Puebla continuará la labor del Padre Gustavo y buscará atender en sus necesidades a nuestros hermanos migrantes, ofreciéndoles ayuda por medio de una red de albergues de acogida, los cuales se encuentran en las Parroquias de: Nuestra Señora de San Juan de los Lagos, Nuestra Señora de la Asunción y Nuestra Señora de los Desamparados.

El nuevo director de la pastoral de la Movilidad Humana recordó que la Carrera Antorcha Guadalupana recorrerá 9 estados de la República Mexicana y 13 de Estados Unidos “llevando fe y esperanza a muchas comunidades y uniendo a muchos hermanos migrantes”.

En el último año más de un millón de migrantes han sido deportados de los cuales más de la mitad son mexicanos, cerca de 200 mil son centroamericanos y el resto son de Ecuador, Colombia, Venezuela, Cuba, Haití y Brasil.

“Esta situación se ha agravado mucho en las últimas semanas con la crisis de migrantes haitianos que piden refugio por la situación en la que se encuentra su país, obligando a México a ser un país receptor de migrantes. La Antorcha Guadalupana busca ser un signo de esperanza y un llamado a las autoridades para que hermanos migrantes reciban un trato digno y humano” asentó.

La Caravana de Antorcha Guadalupana llegará a la Catedral de San Patricio en Nueva York el 12 de diciembre.

Para recibir noticias todos los días, puedes unirte a nuestro grupo de WhatsApp dando clic aquí

📲  bit.ly/2T7KNTl

 📰  elciudadano.com                 


Comparte 👍

Comenta 💬