No volverá a tener uso de balneario

Transforman en fuente «playa» de Puebla que costó 320 mdp

El edil capitalino informó que habrá una reconstrucción para adecuar el "ojo de agua" del parque de Amalucan

A más de tres años de su inauguración, y a dos más de permanecer cerrado al público, el Parque del Cerro de Amalucan, conocido como «playa» de Amalucan, será restaurada como una fuente, por lo que no volverá a ser usada como balneario.

La mañana de este martes, el alcalde Eduardo Rivera Pérez señaló que el ojo de agua, que servía como estanque para que los niños jugaran, será un colector para tratamiento y uso de agua en el parque de Amalucan.

Señaló que la estructura no estaba diseñada para ser una alberca, como lo promovió el entonces gobernador Antonio Gali Fayad, quien lo inauguró como uno de sus proyectos insignia con el entonces alcalde Luis Banck Serrato.

«Es una fuente, de captación de agua de lluvia, la cual se procesa para potabilizarla y utilizarla en otro puntos; sobre todo en el baño. Se vive de pipas aquí y no podemos permitir eso»

Myriam Arabián Couttolenc
Secretaria de Medio Ambiente

Herencia de 320 mdp

El Parque Cerro de Amalucan, que después fue conocido popularmente como «Playa de Amalucan», fue inaugurado el 19 de julio de 2018 por el exgobernador José Antonio Gali Fayad, junto con el entonces alcalde Luis Banck Serrato, con una inversión de 324 millones de pesos.

El proyecto fue cuestionado por abarcar más de una hectárea de las 74 del cerro de Amalucan; una importante área del municipio. En el proceso de construcción fueron encontrados vestigios arqueológicos en la zona, lo cual frenó las obras iniciales.

El principal atractivo turístico fue cerrado a una semana de estar abierto, después de registrar una afluencia de 12 mil visitantes en un fin de semana, con el fin de limpiar el agua; posteriormente las autoridades buscaron medidas más estrictas para su uso, pues el también llamado «lago de cristal» siguió funcionando.

La playa de Amalucan fue inaugurada en 2018, y a una semana de su apertura fue cerrada. Actualmente el lugar luce abandonado, con maleza y hongo en el agua estancada.

Fracasa continuidad con Rivera Vivanco

Durante la administración de la morenista Claudia Rivera Vivanco, el ayuntamiento de Puebla buscó reactivar la conocida «playa», cuando en junio de 2019 permitió nuevamente el acceso controlado a niños, no obstante para agosto volvió a cerrarse.

Al respecto, la entonces secretaria de Desarrollo Urbano y Sustentable (Sedus), del municipio, Beatriz Martínez Carreño, propuso por primera vez convertir el ojo de agua en una fuente, debido a que su mantenimiento representaba un costo al erario de un millón 680 mil pesos anuales; equivalente a 140 mil pesos mensuales en pipas.

Al cierre de la administración, el descuido se hizo evidente, cuando se documentó que el ojo de agua no recibió mantenimiento, estaba sucio, tenía hongos en el parque creció la maleza por el abandono y hasta se robaron las luminarias.

En un recorrido con medios de comunicación, el ahora alcalde Eduardo Rivera Pérez evidenció la falta de mantenimiento al parque, ante el crecimiento de maleza, instalaciones inservibles y visible deterioro.

En las áreas verdes de uso peatonal creció hierba, hasta alcanzar los camellones de concreto, mientras que en los límites del parque, de cara al cerro de Amalucan, la maleza alcanza unos 50 centímetros de altura.

Las canchas deportivas, a excepción de una enrejada de pasto sintético, presentan daños en el suelo, donde se desprendió parte de la cubierta, además de la ausencia de botes de basura y postes de luz; algunos derribados, a manera de vandalismo.

Los baños se encuentran clausurados, de manera improvisada con un par de troncos y una mesa de metal. No se permite el paso por falta de agua, al igual que los vestidores.

Prometen rehabilitación

Al respecto, el presidente municipal Eduardo Rivera Pérez, indicó que el rescate de este recinto sería parte del programa «Rehabilitación de Grandes Parques», donde se harán intervenciones en otros seis.

Los referidos trabajos conllevarán un mayor destino de recursos; sin embargo, no especificó el monto que implicarán estas labores.

Eduardo Rivera desdeñó el argumento de que el mantenimiento al parque excede las finanzas municipales, al señalar que no es pretexto, en tanto que se comprometió a mantener los espacios recreativos de la ciudad dignos.

«Estamos haciendo precisamente este diagnóstico el monto total de inversión, pero eso no es pretexto para tener limpios y ordenados los espacios; no debe tener gran costo. Lo que cueste nosotros veremos la manera de obtener esos recursos para que sea un espacio rehabilitado urge en esta zona lo que cueste nosotros lo vamos a realizar»

Eduardo Rivera Pérez
Edil capitalino

Fotos: Agencia Enfoque

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com

Newsletter


Comparte ✌️

Comenta 💬