Barbosa encomienda al INAH a intervenir en el hallazgo de los túneles

Túneles en Puebla: un secreto a voces

Sergio Vergara Berdejo, titular de la Secretaría de Cultura, dio a conocer la existencia confirmada de al menos dos túneles bajo la plancha del Zócalo capitalino.

El 14 de mayo del presente año, Sergio Vergara dio a conocer la existencia de túneles subterráneos bajo el Zócalo de la ciudad de Puebla. Esto revive una de las leyendas más populares que circundan la ciudad colonial desde hace varias décadas; y reactiva la fascinación que su población ha cultivado alrededor de su patrimonio, del cual todavía se desconoce mucho. 

Vergara anuncia la existencia de túneles en el Zócalo de Puebla

La Secretaría de Cultura de Puebla, a cargo del doctor en Arquitectura y extitular de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Puebla, Sergio Vergara Berdejo; dio a conocer la existencia confirmada de al menos dos túneles bajo la plancha del Zócalo capitalino

El gobernador Miguel Barbosa informó a la ciudadanía, vía videoconferencia, sobre la confirmación de dos bóvedas, mismas que requieren intervención especial por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). 

En este caso, todo indica que se trata no de construcciones de la época colonial, como en el Puente de Bubas o el El Pasaje Histórico 5 de mayo, en el barrio de Xanenetla; sino de construcciones del periodo del sitio francés en Puebla posterior a la Batalla del 5 de mayo, en 1862. 

Aprovechó la ocasión para insistir al INAH a presentar un informe detallado sobre las lajas removidas durante las remodelaciones del Centro Histórico, a cargo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y el Ayuntamiento de Puebla. 

Argumenta que “es importante que se contabilicen y se vuelan a poner ahí, y no corran riesgo de que, levantadas, se abuse de ellas”. 

Los túneles poblanos no son una novedad

Si bien estos túneles, los del Zócalo, son un descubrimiento reciente, los túneles en Puebla no son algo novedoso ni secreto. 

Desde finales de 2015 se descubrieron importantes porciones de túneles en la Ciudad de los Ángeles. Para muchos pobladores esto significó que las leyendas con las que fueron creciendo, y que les fueron transmitidas de generación en generación, por fin cobraran vida. Sin embargo, la existencia de estos túneles, al menos en el ámbito patrimonial y de sus estudiosos, es tan sólo una confirmación. 

“Más de un poblano afirma haber visto o, inclusive, tener un túnel debajo de su casa. También hay personas que han tomado en serio el asunto y se han dedicado a investigar en campo. […] 

Dicho lo cual, podemos comenzar la disertación afirmando que en la ciudad de puebla existen túneles, porque su existencia está plenamente demostrada. Desde luego, la afirmación se basa en testimonios orales y documentos históricos de archivo que demuestran y ubican su presencia en diversos puntos de la ciudad.” 

Dr. Carlos Montero Pantoja. Revista Cuetlaxcoapan, no. 6, 2016

Red de túneles en Puebla, leyenda y realidad

Si bien las leyendas han sido deformadas y aderezadas conforme ha pasado el tiempo, la idea de que la ciudad está repleta de túneles y pasajes subterráneos ha prevalecido; redes de comunicación, de transporte, de puntos militares y resguardo. 

Es hasta mediados de los 60 que Enrique Cordero y Torres, conocido defensor del patrimonio edificado de la ciudad de Puebla, desarrolla una investigación seria y profunda; de la cual se desarrolla una serie de hipótesis (Arnulfo Allende Carrera, 2016). 

  • Esta red no es una leyenda urbana, existen y persisten hasta nuestros días. 
  • Se trata de pasajes desiguales que no guardan similitud de ancho o alto [de hecho se considera que entre todos los hallazgos hay al menos 15 diferentes tipos de arquitectura]. 
  • Esta red, a diferencia de la ciudad, se trata de un laberinto que no cuenta con uniones directas a puntos fijos. 
  • Determina que la cronología de su obra está estimada entre el siglo XVII y el XVIII; considerando las fechas de edificación de las construcciones bajo las que se erigen. 
  • Aunque se desconocen documentos que lo afirmen, cree que esta red puede incluir edificios militares [existen varias teorías que sugieren que varios de estos túneles pudieron haber surgido durante la época de la Batalla del 5 de mayo, alrededor de los 1860]. 
  • Alrededor de los 1930 varios pudieron haber sido dañados o destruidos a causa de las instalaciones de drenaje o incluso haber sido reutilizados como osarios. 
  • Por último, menciona que esta red de comunicaciones es parte del pasado de la ciudad y que varios tramos ya no tienen utilidad [más que la meramente cultural]. 

Los túneles como puntos de ostento religioso 

Estos túneles han terminado de consagrar a la Ciudad de Puebla como un centro habitacional del clero novohispano; esto debido a los puntos religiosos donde han sido localizados: “Los subterráneos se construyeron en los siguientes dos siglos a la par que la mayoría de las iglesias, monasterios y los edificios más representativos de la nueva urbe: el Ayuntamiento y la Catedral” (Sonia Corona, El País). 

Incluso se cree que eran utilizados para transportar cargas valiosas de las autoridades virreinales. 

La versión oficial de los túneles 

Puente de Bubas. Inaugurado en 2015, ubicado en la 2 oriente y Blvd. 5 de mayo. Se le llama así ya que el Puente llegaba a un hospital de la orden franciscana, en el cual se atendía a enfermos de la peste bubónica. Antiguamente servía para cruzar el río San Francisco. 

El Pasaje Histórico 5 de mayo fue parte del programa gubernamental Secretos de Puebla; fue inaugurado en 2016. Se trata de un túnel de alrededor de 200 m de longitud, cuya entrada se ubica en el Barrio de Xanenetla, en el Blvd. 5 de mayo no. 208. 

Fue hasta 2017 que se dio a conocer una segunda parte de los hallazgos de 2014; mismos que comprenden mil 30 m de recorrido, conectando Xanenetla con los Fuertes de Loreto y Guadalupe. 

Estas obras sólo representan un tres por ciento de los túneles que conforman el subsuelo capitalino; esto, claro, sin tomar en cuento el nuevo hallazgo del Zócalo. 

La historia, los documentos oficiales y estos nuevos descubrimientos sólo demuestran que falta mucho por conocer de la capital poblana. Faltara también ver cuál será el plan de acción por parte de las autoridades gubernamentales y el INAH ante los túneles. 

Compártelo

Comentarios