Abrumadora derrota: ONU exige a Reino Unido retirarse del archipiélago de Chagos

Histórico: la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exigió al Reino Unido que se retire en un plazo de seis meses del archipiélago de Chagos, situado en el Océano Índico.

La decisión fue adoptada con 116 votos a favor y apenas seis en contra, con Estados Unidos y Gran Bretaña a la cabeza de ese grupo. Otros 56 países se abstuvieron en el cuerpo de 193 miembros.

El organismo multinacional reclamó a Londres «retirar su administración colonial» del archipiélago en un plazo de seis meses, en línea con un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El archipiélago, ubicado a unos 500 km al sur de las Maldivas, su vecino más próximo, y a 1600 km al suroeste de la India, a mitad de camino entre Tanzania y Java, ha sido desde 1965 epicentro de la controversia por la decisión de Reino Unido de separarlo de Mauricio e instalar una base militar conjunta con Estados Unidos en Diego García, la mayor de las islas.

En su derecho a palabra, el Reino Unido argumentó que la disputa era un asunto bilateral. Su embajadora en el organización, Karen Pierce, defendió el «papel vital» de la base militar en Diego García y «mantener la seguridad de los aliados y amigos de la región, incluyendo Mauricio».

El Reino Unido argumentó que la disputa era un asunto bilateral.

Sin embargo, la historia cuenta que Mauricio se independizó del Reino Unido en 1968, y reclama que Londres separó Chagos de forma ilegal tres años antes de la independencia.

El pacto permitió a Londres expulsar unas 2 mil personas que hacían vida en el lugar, con el objetivo de dar luz verde a Estados Unidos para que construyera una base aérea.

Como «la separación no se basaba en la expresión libre y genuina de la voluntad de la gente implicada», como consta en Resolución 1514 de la Asamblea General de ONU, aprobada en 1960, las autoridades británicas volvieron a asentar a la fuerza unos 1.500 nativos isleños hacia 1973, cumpliendo las exigencias del acuerdo de 1966 con EE. UU., reseña el portal RT.

En ese contexto, el primer ministro de Mauricio, Pravind Kumar Jugnauth, recordó ante la Asamblea General que el acuerdo por el que su país supuestamente cedió ese territorio fue suscrito por individuos que no representaban realmente a la población y que estaban bajo control británico, consignó EFE.

Estados Unidos, por su parte, a lo largo del tiempo ha usado la base para enviar bombarderos a Afganistán e Irak o como centro de interrogaciones de la CIA después de los ataques de 2001. La nación renovó en 2016 el acuerdo de arrendamiento con Reino Unido hasta el año 2036. En el lugar hay buques, submarinos y bombarderos.

La resolución de la Asamblea General de la ONU respalda una opinión de la CIJ, organismo que el pasado febrero determinó que el proceso de descolonización de Chagos no se completó de acuerdo con el derecho internacional y que, por tanto, el archipiélago forma parte integrante de Mauricio.

Un pacto suscrito a finales de 1960 permitió a Londres expulsar a unas 2 mil personas que hacían vida en el lugar, con el objetivo de dar luz verde a Estados Unidos para que construyera una base aérea. Foto: Agencias

Ante ello, Reino Unido consideró que la resolución de la ONU puede crear un peligroso precedente.

De hecho, Pierce, dijo que su país va a continuar en la zona y reiteró la postura de su país: que Chagos lleva bajo soberanía británica desde 1814 y nunca fue parte de Mauricio.

Para ella, la principal isla de Chagos es «vital para combatir conflictos, terrorismo, drogas, crimen y piratería», indicó la agencia de noticias española EFE.

Jugnauth, por su parte, subrayó que su país está dispuesto a llegar a un acuerdo para mantener la base operativa a largo plazo.

Argentina pide las Islas Malvinas

En su intervención por Chagos, el embajador argentino ante la ONU, Martín García Moritan habló de acompañar a Mauricio en su legítima reclamación de soberanía sobre el archipiélago de Chagos, y afirmó, con respecto a Argentina, que tenía: “compromiso con la Descolonización y también la solidaridad con un país que, al igual que nosotros, continúa siendo víctima del colonialismo”.

Cuando el CIJ emitió su fallo en febrero, la Cancillería argentina consideró que la resolución tenía relevancia para la Cuestión de las Islas Malvinas por tratarse de una situación de desmembramiento territorial, y referirse a principios que son fundamentales en el reclamo sobre estas Islas.

«Se trata, en el caso del archipiélago de Chagos, como en el de Malvinas, de una situación de desmembramiento territorial donde la población que se encontraba en las islas fue trasladada contra su voluntad, en este caso, al territorio continental argentino, en 1833«, dijo entonces el canciller Jorge Faurie, citado por Pagina 12.

4,223,531FansMe gusta
139,607SeguidoresSeguir
289,173SeguidoresSeguir
16,445SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -
x