Amnistía Internacional demuestra cómo Estados Unidos lideró masacres en la ciudad siria de Al-Raqa

La ONG Amnistía Internacional (AI) lanzó un sitio web para mostrar al mundo la destrucción sistemática de la coalición liderada hace dos años por Estados Unidos en la ciudad siria de Al-Raqa (norte), donde se reportó la muerte de cientos de civiles, el desplazamiento de la población y la devastación total.

Los contenidos fueron divulgados el 6 de junio en el portal denominado “Ruinas de la Liberación”. El mismo deja a disposición de los usuarios que lo visitan mucho material multimedia sobre la ofensiva militar estadounidense contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Al-Raqa.

Según recoge este lunes la agencia siria oficial de noticias SANA, se trata de documentos y pruebas con las que AI refuta las afirmaciones de Washington sobre la liberación de la ciudad de Al-Raqa del grupo terrorista Daesh y muestra la tragedia y masacres sufridas por los civiles.

En la región árabe, la coalición estadounidense llevó a cabo miles de ataques y bombardeos indiscriminados contra la ciudad, sin prestar atención a la vida humana ni a las leyes internacionales.

“La campaña de la coalición dirigida por Estados Unidos para expulsar a Daesh de Al-Raqa fue una de las más destructivas de la guerra moderna. La ofensiva que duró del 6 de junio al 17 de octubre de 2017, dirigida por las fuerzas estadounidenses, británicas y francesas, mató e hirió a miles de residentes y redujo los hogares, empresas e infraestructuras a escombros”, indica la organización en su sitio web.

En opinión del teniente general Stephen Townsend, la ofensiva fue “la campaña aérea más precisa de la historia”, afirmaciones que son rechazadas por AI. Foto: Agencias

Muerte por encargo

En opinión del teniente general Stephen Townsend, la ofensiva fue “la campaña aérea más precisa de la historia”, afirmaciones que son rechazadas por AI.

«Desafío a cualquiera a encontrar una campaña aérea más precisa en la historia de la guerra (…) El objetivo de la Coalición es siempre cero víctimas humanas», declaró entonces el jefe militar.

Durante los ataques, los “francotiradores y minas de Daesh impidieron que los civiles atrapados por los combates huyeran”, por lo que “muchos fueron asesinados en sus hogares por los ataques aéreos indiscriminados”.

A dos años de la devastación, Amnistía Internacional demanda que Estados Unidos investigue “la escala total de víctimas civiles que causó, y garantizar que las víctimas y sus familias reciban indemnizaciones y restituciones completas”.

A finales de abril de este año, la organización Airwar, encargada de buscar la transparencia y la rendición de cuentas de los beligerantes y abogar en nombre de los no combatientes afectados, revelaron que la coalición liderada por EE. UU. mató a más de 1600 civiles en Al-Raqa y conminan a responsabilizarse por sus crímenes.

Pese al llamado, Estados Unidos continúa “negando” esta matanza y tan solo se responsabiliza por menos del 10 %, es decir, por 159 muertes de inocentes, señala un cable de HispanTV.

“Muchos de los bombardeos aéreos (de la coalición) no fueron precisos y decenas de miles de ataques con artillería pesada han sido indiscriminados, así que no es una sorpresa que hayan matado y herido a tantos cientos de civiles”, lamentó Donatella Rovera, responsable de Amnistía internacional, grupo que dirigió el informe en colaboración con Airwars.

En un informe conjunto, las ONG’s han instado a la coalición a “poner fin a casi dos años de negación” de “la estremecedora magnitud de muertes de civiles y la destrucción ocasionadas por sus ofensivas en Al-Raqa”.

Si bien los ataques ocurrieron hace dos años, la ofensiva de liberación y los “crímenes” de la coalición solo fueron criticados por los Gobiernos de Siria y de Rusia. Foto: Web

Diplomacia estéril

Si bien los ataques ocurrieron hace dos años, la ofensiva de liberación y los “crímenes” de la coalición solo fueron criticados por los Gobiernos de Siria y de Rusia.

De hecho, el Gobierno de Damasco ve Al-Raqa “como una ciudad ocupada” por EE. UU. y sus aliados, y dice que la ciudad “no puede considerarse liberada hasta la entrada del Ejército sirio”, recoge Sputnik.

Algunos de los testimonios de las víctimas han quedado en el aire: “¿No era el objetivo liberar a los civiles? Se suponía que nos iban a salvar, a salvar a nuestros hijos”, señalan quienes han perdido a todos sus seres queridos, hijos, esposo, madre, hermanos, o toda la familia.

Ayat Mohammed Jasem, sobreviviente de un ataque aéreo de la Coalición que mató al menos a 32 personas, relató a AI que los aviones bombardeaban y los cohetes caían las 24 horas del día, y había francotiradores del EI en todas partes. “Simplemente no podías respirar”, dijo.

Ayat Mohammed Jasem, sobreviviente de un ataque aéreo de la Coalición que mató al menos a 32 personas, relató a AI que los aviones bombardeaban y los cohetes caían las 24 horas del día, y había francotiradores del EI en todas partes. Foto: Agencias

Irrefutable

Entre junio y octubre de 2017, la Coalición dirigida por Estados Unidos, incluido el Reino Unido, Francia y otros, lanzó miles de ataques aéreos y de artillería en apoyo de las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF), una milicia local dirigida por kurdos que lucha contra el EI en el terreno.

Para entonces, el IS había gobernado Raqqa durante casi cuatro años. Había perpetrado crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, torturando o matando a cualquiera que se atreviera a oponerse.

En su batalla contra el EI, la coalición liderada por Estados Unidos afirma haber tomado todas las medidas necesarias para salvar a los civiles.

Sin embargo, esa retórica está muy lejos de la realidad. Amnistía Internacional llevó a cabo extensas investigaciones sobre el terreno en Raqqa y se asoció con Airwars en un análisis remoto para descubrir el impacto de la campaña militar en los civiles.

4,223,414FansMe gusta
139,469SeguidoresSeguir
289,176SeguidoresSeguir
16,448SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -