Bélgica superó las 20.000 muertes por coronavirus

Angela Merkel advierte que próximas semanas serán “la fase más dura de la pandemia”

El 80% de las camas de las unidades de cuidados intensivos del país europeo se encuentran ocupadas.

Las próximas semanas serán “la fase más dura de la pandemia”, con el personal sanitario trabajando al máximo de su capacidad, advirtió la canciller alemana, Angela Merkel.

Dijo que más del 80% de las camas de las unidades de cuidados intensivos del país se encuentran ocupadas, informó la BBC. 

Merkel subrayó el fuerte impacto que tuvo el aumento de contactos sociales durante las fiestas Navidad y Año Nuevo, que aún no se traducen en las estadísticas. 

En tanto, Bélgica superó este domingo las 20.000 muertes vinculadas al coronavirus. La mitad eran ancianos residentes en casas de salud. Con una tasa de 1.725 decesos por cada millón de habitantes, Bélgica es el país con la mayor tasa de mortalidad en el mundo proporcionalmente a su población. 

En el Reino Unido, el sistema sanitario “enfrenta actualmente la situación más peligrosa que se pueda recordar”, advirtió Chris Whitty, director médico para Inglaterra. “Si el virus continúa este recorrido, los hospitales enfrentarán verdaderas dificultades, y eso será muy pronto”, advirtió.

A la espera del desarrollo de las campañas de vacunación, cuya lentitud está siendo muy criticada, gobiernos como los de Francia y Suecia endurecen las medidas para reducir los contactos, so riesgo de agravar la situación económica.

– Inédito desde la gripe española –

En Francia, ocho nuevos departamentos adelantaron el toque de queda a las 18h00, para disgusto de los comercios de alimentación, añadiéndose a quince departamentos que ya lo hicieron el fin de semana anterior. En el resto del país, el toque de queda rige desde las 20h00.

En el país se están intensificando investigaciones y más test para lograr la trazabilidad de la variante británica, de la que se han detectado cuarenta casos.

En Quebec, Canadá, entró en vigor un toque de queda nocturno desde el sábado para detener la segunda ola de covid-19, una medida sin precedentes a escala provincial desde la pandemia de gripe española de hace un siglo.

La aceleración de la pandemia obligó a Suecia a romper con su política hasta ahora menos estricta que en otras partes. Desde este domingo podría endurecer las medidas preventivas, inclusive cerrando por primera vez tiendas y restaurantes en algunas zonas. 

Pero las medidas también suscitan hastío y revueltas: en Dinamarca, donde aumentan los casos de la cepa británica, el sábado las protestas contra las restricciones degeneraron en enfrentamientos con las fuerzas del orden y nueve personas fueron arrestadas. “Libertad para Dinamarca, ya hemos tenido bastante”, coreaban los manifestantes.

Otras noticias de interés:

Sindicatos de la Salud Privada y “segunda ola” del Covid-19: Estamos con el estándar mínimo de personal

Compártelo

Comentarios