Árboles que sobrevivieron a la bomba atómica de Hiroshima son un mensaje de paz para la humanidad

A las 8:15 del 6 de agosto de 1945 los Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima el primer ataque nuclear en la historia de la humanidad.

Los árboles que sobrevivieron a la bomba atómica lanzada por los Estados Unidos en Hidroshima, Japón, hace 75 años, constituyen un mensaje de paz para la humanidad, destacó un reportaje de BBC News Mundo.

El 6 de agosto de 1945 el idílico jardín Shukkeien en la ciudad de Hiroshima se transformó en un infierno, recordó Tomoko Watanabe, que habló con la BBC en el jardín Shukkeien, junto al árbol de 300 años al que llama afectuosamente «Tía abuela Gingko.

Los testigos de aquel trágico hecho recuerdan que «la gente comenzó a llegar al jardín con los brazos en alto, porque la piel quemada se había desprendido y les colgaba de las uñas. Subían los brazos para evitar más dolor cuando la piel tocaba el suelo», señaló Watanabe, que ha dedicado su vida a difundir el pasado doloroso de Hiroshima, su ciudad natal.

Se lanza la bomba atómica sobre Hiroshima | History Channel
A las 8:15 de aquel 6 de agosto, Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima el primer ataque nuclear en la historia de la humanidad. Foto: Web.

A las 8:15 de aquel 6 de agosto, Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima el primer ataque nuclear en la historia de la humanidad.

La bomba atómica explotó a 600 metros de altura, desatando una furia de viento y radiación que mató en ese momento y los meses siguientes a cerca de 140.000 personas.

El jardín Shukkeien, el más antiguo de la ciudad, se encontraba a solo 1,7 kilómetros del hipocentro de la explosión.

«La gente comenzó a llegar al jardín desesperada en busca de agua, porque hay un río muy cerca», señaló Tomoko.

Hiroshima: los árboles que sobrevivieron a la bomba atómica y hoy ...
Tomoko Watanabe en el jardín Shukkeien, junto al árbol de 300 años al que llama afectuosamente «Tía abuela Gingko», que sobrevivió a la bomba atómica. Foto: BBC Noticias.

«Llegaban descalzos. La piel de la espalda también les colgaba y la arrastraban desde los talones. Llegaban con el rostro ennegrecido pidiendo ‘agua, agua’, intentaban escapar del epicentro y caminaban como fantasmas».

Relató cómo nació la iniciativa que cofundó, Green Legacy Hiroshima o Legado Verde de Hiroshima, para asegurar que el sufrimiento de su ciudad no solo no sea olvidado, sino que pueda transformarse en motivo de esperanza.

El proyecto envía a diferentes países del mundo semillas de los árboles que sobrevivieron a la devastación de la bomba atómica.

Esos árboles son conocidos en Japón como «Hibaku Jumoku», o árboles que sobrevivieron a la explosión nuclear. (Hibaku significa afectado por la bomba, y jumoku árbol).

Hay cerca de 160 árboles sobrevivientes en Hiroshima. Muchos fueron trasladados y replantados debido a obras de construcción. Y solo unos 30 aún se encuentran en el mismo lugar en que se hallaban cuando explotó la bomba.

Otras noticias de interés.