China denuncia intento de EE. UU. de obligarla a abandonar las bolsas de la nación norteamericana

Estados Unidos intenta obligar a las compañías chinas a abandonar las bolsas de la nación norteamericana, así lo denunció este viernes el Ministerio de Exteriores de China, al destacar que la política de «manipulación» de la Casa Blanca dañarían los intereses de los inversores estadounidenses
Publicado en

China / Estados Unidos / Mundo

0 0


Estados Unidos intenta obligar a las compañías chinas a abandonar las bolsas de la nación norteamericana, así lo denunció este viernes el Ministerio de Exteriores de China, al destacar que la política de «manipulación» de la Casa Blanca dañarían los intereses de los inversores estadounidenses.

El gigante asiático reiteró que  Washington intenta obligar a las compañías chinas a retirar sus acciones de las listas de cotizaciones de las bolsas de EEUU, lo que dañaría seriamente los intereses de los inversores norteamericanos», comentó el portavoz de la Cancillería china, Wang Wenbin.

En un artículo publicado en la página web del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, el alto diplomático Yang Jiechi, pidió a Estados Unidos que dejase de “intimidar” a las empresas chinas y que crease un entorno justo.

El diario The Wall Street Journal publicó citando a representantes del Departamento del Tesoro y la Comisión de Bolsas y Valores de EE.UU. que la administración Trump elaboró un plan que obliga a las compañías chinas a aceptar las reglas de auditoría. Y si no lo hacen deben retirarse de las bolsas estadounidenses.

Según el plan, las firmas chinas cuyos valores ya se cotizan en la Bolsa de Nueva York o en la bolsa Nasdaq, están obligadas a cumplir la exigencia hacia el año 2022.

El gigante asiático espera que la Casa Blanca muestre sensatez a la hora de resolver ese problema, apruebe la práctica ya reconocida mundialmente, elimine las discrepancias mediante la celebración de consultas honestas y defienda los interese de los inversores.

EE.UU comenzó una guerra comercial contra China en junio de 2018 subiendo los aranceles a los productos de ese país con el pretexto de equilibrar una balanza comercial negativa.

En enero pasado, los dos países firmaron la primera parte de un acuerdo comercial llamado Fase Uno que suspendió la guerra comercial.

Las relaciones entre las dos potencias  se deterioraron cuando el presidente Donald Trump acusó a Pekín de cometer violaciones de derechos humanos, invadir la región administrativa especial de Hong Kong, intimidar a sus vecinos y mentir sobre el nuevo brote de coronavirus.

China ha negado las acusaciones y ha señalado numerosas violaciones del derecho internacional por parte de EEUU.

Con información de Sputnik y Reuters

Continúa leyendo