Durante la pandemia se dispararon asesinatos de personas albinas

La mayoría de las víctimas han sido niños, dijo una representante del organismo internacional.
Publicado en

Mundo

0 0


La pandemia del COVID-19 no solo ha empeorado la situación de las personas sumidas en la pobreza, también ha acarreado el aumento de asesinatos de personas con albinismo, dijo el jueves la experta independiente saliente designada por la ONU.

Según Ikponwosa Ero (Nigeria), experta independiente sobre el disfrute de los derechos humanos de las personas con albinismo, afirmó que la gente había recurrido a la brujería «debido a la creencia errónea de que usar partes de su cuerpo en pociones puede traer buena suerte y riqueza», y agregó que «la mayoría de las víctimas ha sido niños».

El Consejo de Derechos Humanos aprobó una resolución innovadora a principios de este mes que condena las violaciones de derechos humanos cometidas a través de acusaciones de brujería y ataques rituales y pidió consultas y recomendaciones internacionales al respecto.

La Sra. Ero expresó que estaba «satisfecha de que haya habido mucho progreso en varios continentes», durante los últimos seis años, pero añadió que «aún queda mucho por hacer».

Citó un plan de acción regional sobre el albinismo y campañas de concienciación en África y en otros lugares, incluso en países como Brasil, Japón y Fiji.

La investigación sobre el albinismo se ha multiplicado por diez y ha habido una relevante explosión de datos e información confiable a la vez que ha aumentado la comprensión de cómo el derecho a la salud, la educación y los derechos de las personas con discapacidad y la discriminación racial está relacionada con los albinos.

También ha habido una mayor comprensión de los derechos de las mujeres y los niños afectados por el albinismo y la necesidad de protegerse contra las prácticas nocivas. «Si bien hemos avanzado mucho en la lucha contra estos actos atroces, el camino por recorrer sigue siendo largo y arduo», dijo la Sra. Ero.

Los relatores especiales son nombrados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para monitorear países específicos o asuntos temáticos. Sirven a título individual y no son personal de las Naciones Unidas ni reciben un salario de la Organización.

Ero fue nombrada para el cargo por el Consejo de Derechos Humanos en 2015 y será reemplazada el 1 de agosto por la Sra. Muluka Anne Miti-Drummond de Zambia.

Otras noticias de interés:


Comparte 👍

Comenta 💬