es Spanish

Asegura la OMT

El turismo como negocio supera las exportaciones petroleras

Ante el crecimiento del sector, el órgano internacional recomienda ensayar modelos de turismo sostenible como una necesidad global urgente


El turismo,  como todas las actividades que realiza el ser humano, debe replantearse permanentemente para poder mantenerse en el tiempo.

Según la Organización Mundial del Turismo (OMT), ante el crecimiento de este sector de la economía en muchos países, es necesario por un lado, tomar medidas que reglamenten, de manera efectiva, su sostenibilidad.

Y por otro lado, abogar por turistas que vuelvan a concebir sus viajes como una experiencia de descubrimiento, desde el cuidado y el respeto a la cultura de acogida.

Advierte el organismo internacional que solo de esta manera que logrará un turismo sostenible, no como una opción, sino como una necesidad global urgente, señaló una nota del diario El País.

Resultado de imagen para turismo crecimiento
El turismo creció más rápido que cualquier otro sector industrial, generando en torno a 8.300 millones de dólares al PIB mundial y sumando 313 millones de empleos. Imagen: Ámbito.

En la actualidad, de acuerdo con las estimaciones de la OMT, el volumen de negocio del turismo iguala, o incluso supera, al de las exportaciones de petróleo, automóviles o alimentos. El impacto de este tramo de la economía para los núcleos urbanos de acogida tiene, indudablemente, sus luces y sus sombras.

El turismo genera uno de cada diez dólares del PIB y uno de cada diez trabajos en el mundo. Y es un segmento que no deja de aumentar. Se calcula que si en 2017 los turistas internacionales sumaban 1.300 millones, en 2030  alcanzarán 1.800 millones.

Según The World Travel & Tourism Council, durante el 2017 el turismo creció más rápido que cualquier otro sector industrial, generando en torno a 8.300 millones de dólares al PIB mundial y sumando 313 millones de empleos.

Estas cifras reflejan el enorme impacto que tiene el turismo sobre las economías nacionales, a menudo convertido en su fuente principal de ingresos. Pero las ciudades receptoras, a la vez, se afanan en crear estrategias que permitan gestionar unos volúmenes que en ocasiones definen como “sobreturismo”.

Este turismo masivo, con consecuencias negativas para la comunidad receptora, comenzó a formar parte del debate público desde hace un par de años. Foto: Cerodosbé

Este turismo masivo, con consecuencias negativas para la comunidad receptora, comenzó a formar parte del debate público desde hace un par de años, cuando sectores de la población de ciudades como Venecia, Barcelona o Dubrovnik comenzaron a reaccionar ante la llegada de turistas. El centro urbano de Venecia tiene censadas ya apenas a unas 50.000 personas, pero cada año recibe más de 20 millones de turistas.

Se calcula, además, que cada barco de crucero de esta ciudad contamina lo mismo que 14.000 automóviles (hay 1.300 cruceros cada año y más de 700 ferries).

Por su parte, Barcelona con una población de unos 1,6 millones de habitantes, recibió en 2017 un total de 14,5 millones de turistas. Y la Unesco ha llegado a advertir a la ciudad de Dubrovnik, Croacia, que, de no tomar medidas, podría perder su categoría de Patrimonio de la Humanidad, debido al elevado número de personas que cada día transitan por su casco antiguo.

Resultado de imagen para mala huella ambiental del turismo
La actividad turística actual tiene una enorme huella ambiental. Foto: Tendencia21

La actividad turística actual tiene una enorme huella ambiental. A finales de 2017, las autoridades de Bali decretaron una emergencia sobre el problema de la basura en sus playas. En España, se calcula que cada millón de turistas genera unos 25 millones de kilos de dióxido de carbono, 1,5 millones de kilos de residuos, 300 millones de litros de aguas residuales y consume 11 millones de litros de combustible, 300 millones de litros de agua y dos millones de kilos de alimentos.

Y tiene también un impacto social, que afecta a la vida urbana. Es claro ejemplo el aumento del precio de los alquileres por propietarios interesados en convertir sus inmuebles en viviendas vacacionales.

Por eso, la Organización Mundial del Trabajo (OMT) ha recordado, en diversas ocasiones, la necesidad de una gestión sostenible y responsable del crecimiento del sector turístico. La OMT aboga por un turismo que contribuya al crecimiento económico, a un desarrollo inclusivo y a la sostenibilidad ambiental, que aplique el Código Ético Mundial para el Turismo y permita que la actividad sea un instrumento más para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Cada vez más, las ciudades con mayor desarrollo turístico del mundo están buscando las maneras de maximizar su impacto y minimizar el negativo.

Resultado de imagen para venecia impacto negativo
El centro urbano de Venecia tiene censadas ya apenas a unas 50.000 personas, pero cada año recibe más de 20 millones de turistas. Foto: AFP.

Dubrovnik, por ejemplo, lo hace de la mano del plan Respect the city (Respetar la ciudad) que incluye, entre otras medidas, restringir el acceso al centro urbano a 5.000 visitantes diarios diarios.

En 2016, en Venecia y Ámsterdam nació la plataforma cooperativa de turismo ético Fairbnb como alternativa a las plataformas de alojamientos vacacionales existentes.

Su oferta, según establece su manifiesto, estará centrada en revertir positivamente en la comunidad, poniendo a las personas por delante de los beneficios meramente económicos.

Otras ciudades se han sumado ya a esta iniciativa que comienza su andadura este año 2019.

Ante el crecimiento del sector, el órgano internacional recomienda ensayar modelos de turismo sostenible como una necesidad global urgente. Foto: Turismo y Ambiente.com

Las autoridades chinas, ya en 2015, planearon restringir temporalmente el número de turistas que visitan Hong Kong. Y, con motivo del Año del Turismo Sostenible, en 2017 la capital tailandesa acogió la cumbre del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) para impulsar un turismo más sostenible con el medio ambiente y las comunidades locales.

 Y es que las cifras, en las ciudades más visitadas del mundo, hablan por sí solas. Casi 30 millones de turistas visitaron Hong Kong en 2018. Bangkok recibió unos 23 millones. Londres, más de 20 millones. Singapur, Paris, Dubái, Nueva York, Kuala Lumpur, y Shenzhen (con más de 12 millones de visitantes) cierran la lista de las ciudades más turísticas del año pasado, según Top City Destinations 2018 que elabora la británica Euromonitor International.

Otras noticias de interés:

Facebook Comments

4,250,281FansMe gusta
172,830SeguidoresSeguir
291,918SeguidoresSeguir
16,518SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

¡Censurado! Twitter bloquea cuentas de periodistas y medios estatales de Cuba

La plataforma restringió a Cubadebate, Granma, Mesa Redonda, Radio Rebelde, Dominio Cuba, así como los perfiles del equipo de prensa del presidente y de la...
- Advertisment -