En Holanda la población se aísla voluntariamente: La cuarentena no es oficial

Aunque escuelas, cafés, restaurantes y bares se encuentra cerrados

74
Escuelas, cafés, restaurantes y bares se encuentra cerrados. Foto: DW.

Las autoridades holandesas se niegan a decretar oficialmente el confinamiento de la población, ante esta negativa los habitantes de la nación, llamada Países Bajos, se aísla voluntariamente por el peligro del Covid-19.

 “Tenemos que estar en casa, no podemos trabajar ni tomar transportes públicos. Actualmente, nuestro país está a una o dos semanas detrás de Italia. Hay miedo y preocupación. Puede venir una explosión de casos como ya fue en Italia o no. No sabemos qué va a pasar”, planteó Daniëlle Hirsch, ecologista holandesa al portal de noticias Análisis digital.

El virus amenaza con llevar la ruina a trabajadoras sexuales
Bares cerrados y sillas apiladadas en el popular barrio de Leidseplein, en Ámsterdam, Holanda (AP FOTO/PETER DEJONG)

“El gobierno había tomado algunas medidas preventivas, la más reciente es cerrar todas las escuelas, cafés, restaurantes y bares. La vida pública está en un nivel muy bajo y la única gente que trabaja es quien cumple funciones claves como acceso a salud, o limpieza de espacios públicos. El resto se tiene que quedar en sus casas lo más posible”, describió.

Agregó Hirsch que las medidas son “en función del número de víctimas actuales y más en función de proyección, porque se sabe cómo estará la situación próximamente por los 14 días de incubación del virus”.

Señaló que “se sabe que bajando cambios es probable o posible que evitemos el auge que hubo en Italia por ejemplo. Es prevención pero no sabemos si llegamos a tiempo”.

En cuanto al comportamiento de la población, Daniëlle Hirsch explicó que algunas personas tomaron medidas antes que el gobierno lo pida. Pero por otro lado “había también un cierto nivel de resistencia a una preocupación colectiva”.

Dijo que “la gente siguió su vida hasta el miércoles o jueves, desde ese día está más disciplinada. A la vez, el fin de semana todavía había mucha gente en bares, clubes y restaurantes, mientras que ya se sabía que eso no era lo más inteligente.

Relacionado:  Wuhan realiza más de un millón de pruebas de COVID-19 y baja la tasa de asintomáticos

También la gente corrió a los supermercados a comprar cosas, y eso causa frustración porque se generó un pánico innecesario. Acá eso no es necesario, porque siguen funcionando las líneas de abastecimiento, los súpermercados están abiertos”.

Asimismo, enumeró los lugares que cerraron en Holanda: “Escuelas, bares, restaurantes, locales de comidas y bebidas, clubes deportivos, teatros, cines y museos, entre otros. Lo más difícil son las fronteras, porque tenemos mucho intercambio de gente y comercio”.

En aeropuertos no entran vuelos de ciertos países, pero somos parte de la Unión Europea. Por ejemplo con Bélgica y Alemania sigue el comercio. Sí están cuidando la gente que entra de Bélgica y Alemania para hacer turismo. Se está tratando de evitar que la gente entre, pero no veo cómo lo hacen posible”, señaló.

Otras noticias de interés: