Palestinos desafían a la pandemia y a Israel: rechazan en las calles plan anexionista de Netanyahu

Los desacuerdos a la hora de confeccionar los planes de la anexión y la condena internacional, la cual suma cada día más voces, constituyen también tropiezos en el camino escogido por el Gobierno de Netanyahu.

Pese al rebrote de la Covid-19, miles de palestinos protestaron en la franja de Gaza contra la pretendida anexión parcial de Cisjordania, un plan que sigue hoy en la agenda del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, publicó Prensa Latina.

Durante la concentración la víspera, los líderes de varias facciones advirtieron nuevamente sobre la posibilidad de que se desate una tercera intifada como reacción popular de llevarse a vías de hecho dicho programa, que en la práctica significaría la pérdida de aproximadamente un 30 por ciento del territorio de Cisjordania, ocupada por Israel.

Aunque el jefe de gobierno había amenazado con “echar a andar” ese proyecto desde el 1 de julio, funcionarios adelantaron que están a la espera de un pronunciamiento al respecto del presidente estadounidense, Donald Trump, en fecha sin confirmar.

En tanto, Netanyahu admitió que se trata de un proceso tenso y complejo, “el cual requiere considerar diversos asuntos”, dijo.

NOTICIAS | Palestina Soberana
Durante la concentración la víspera, los líderes de varias facciones advirtieron nuevamente sobre la posibilidad de que se desate una tercera intifada como reacción popular. Foto: EFE

Además de la férrea postura palestina, el político de 70 años deberá lidiar con las objeciones de su ministro de defensa, Benny Gantz, a quien sustituirá en el cargo en 2021, quien ha dicho públicamente que Tel Aviv debe concentrarse en otras prioridades como la lucha contra la pandemia de Covid-19 y en los esfuerzos para resarcir las secuelas resultantes.

Su socio en la fórmula gubernamental de reemplazo o rotación, es partidario de buscar cierto consenso entre los países vecinos, al igual que el canciller, Gabi Ashkenazi.

Los desacuerdos a la hora de confeccionar los planes de la anexión y la condena internacional, la cual suma cada día más voces, constituyen también tropiezos en el camino escogido por Netanyahu, que consiguió mantenerse en el poder, en buena medida, con su promesa de anexar a Israel zonas claves de Cisjordania por sus recursos naturales, entre ellas el área “C”.

En ella viven millares de colonos judíos, dentro de asentamientos considerados ilegales.

Las conspiraciones israelí-estadounidenses conducirán a una nueva intifada, reiteraron los líderes de distintas facciones palestinas en la más reciente de las movilizaciones organizadas para rechazar los planes de expansión del régimen sionista, reseñó The Jerusalem Post.

Con anterioridad el ala militar del grupo Hamás, radicado en la asediada franja de Gaza, manifestó que ese proyecto constituye una declaración de guerra contra su pueblo y que, por consiguiente, actuaría en consecuencia.

Según medios de prensa, la Autoridad Palestina (AP) expresó su disposición para reanudar las negociaciones con la contraparte siempre que descarte dicha opción, la cual califica de engendro con fines de despojo.

La AP reprueba igualmente el llamado Acuerdo del Siglo presentado por Trump en enero pasado y que allana el camino para implementar el proceso de anexión, denunció.

Los palestinos exigen el establecimiento de un estado soberano, con las fronteras anteriores a 1967, un derecho avalado por la Organización de Naciones Unidas en sucesivas resoluciones.

Otro de sus reclamos al que -aseguran- no están dispuestos a renunciar, es a la declaración de Jerusalén oriental como su legítima capital.

Tanto la franja de Gaza como Cisjordania sufren una segunda oleada de la Covid-19, que ha dejado más de dos mil infectados y 11 fallecidos.

Otras noticias de interés:

Comentarios