¿Por qué Trump está obsesionado en comprar Groenlandia?

Lo confirmó el asesor económico de la Casa Blanca

Geopolíticamente, Groenlandia es cuatro veces más grande que España, pero con gigantes casquetes de hielo, de hasta tres kilómetros de espesor, que ocupan casi el 77 por ciento de su territorio.

Una nueva obsesión política y económica tiene el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, para acrecentar su poder. Ahora resulta, que desea comprar el territorio autónomo al noreste de Canadá, Groenlandia.

Si bien las autoridades han reafirmado que el país no está venta, el magnate “quiere echar un vistazo a esta posible compra”, indicó el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, al tiempo que puntualizó que Dinamarca es propietaria de Groelandia y, a su vez, aliado de EE.UU.

Según los asesores, Trump se ha tomado muy en serio, tanto así que le exigió al abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, que investigue la posibilidad.

En este sentido, su equipo de trabajo calificó su nueva obsesión como “sólida estrategia económica”, pero otros la definieron como “una fantasia pasajera”.

“Debe ser una broma”

El ex primer ministro danés, Lars Lokke Rasmussen, tras conocer la propuesta del presidente de EE.UU., escribió en Twitter que “debe ser una broma del Día de los Inocentes…. ¡pero totalmente fuera de lugar!”.

“Groenlandia es un lugar estratégico, allá arriba. Y tienen muchos minerales valiosos”, afirmó Kudlow y añadió que en la administración de Harry Truman (1945-1953) Washington quiso comprar la mayor isla del mundo.

¿Por qué Trump quiere comprar Groelandia?

Geopolíticamente, Groenlandia es cuatro veces más grande que España, pero con gigantes casquetes de hielo, de hasta tres kilómetros de espesor, que ocupan casi el 77 por ciento de su territorio.

El calentamiento global y el efecto invernadero han originado que el hielo de esta isla se esté fundiendo a una máxima velocidad que es imposible de frenar y controlar. Sólo el pasado 31 de julio, Groenlandia vertió a los Océanos Atlántico y Ártico 10.000 millones de toneladas de agua en estado sólido y líquido.

También, al día siguiente arrojó otros “12.500 millones de toneladas de agua en estado sólido y líquido”.  Esta situación ocasionó que el nivel del océano en todo el mundo subió un milímetro sólo por el hielo derretido en Groenlandia.

A raíz de todo este escenario ambiental en la gigantesca isla es que surge el interés de Trump, puesto que la humanidad en su ambición por  expandir las actividades comerciales, ha colocado en la mira al Ártico, que sufre esas terribles consecuencias.

Resultado de imagen para Bloqueo de estados unidos a China

Bloqueo a China

Según el reportaje de El Mundo de España, el año pasado EE.UU. logró bloquear la construcción por China de tres aeropuertos en Groenlandia, donde el Pentágono tiene, a 1.250 kilómetros al Norte del Círculo Polar, la enorme base de radares de Thule.

“El Gobierno chino se ha centrado en los países europeos de la región. Así, ha propuesto sin éxito a Islandia la construcción de un gran puerto y masivas inversiones en turismo, pero sí ha conseguido entrar en el sector de la energía geotérmica en ese país”, reseñó el diario internacional.

La intención del Gobierno del presidente chino Xi Jinping, es el impulso de una ‘Silk and Road’, que consiste en unir con carreteras, puertos y vías férreas Asia con Europa, por el Ártico ruso.

Sin embargo, según el director de la Iniciativa para la Seguridad Trasatlántica del think tank de Washington Atlantic Counci, Magnus Nordenmann, el 20% del PIB de Rusia procede de territorios situados al norte del Círculo Polar. “El 10% de la inversión civil del país va al Ártico”, indicó el presidente ruso, Vladimir Putin.

Resultado de imagen para Recurso Naturales en Groenlandia

Recursos Naturales

Hay otros elementos clave en el Ártico, sus recursos naturales. La región tiene en torno al 13% del petróleo mundial, concentrado en Alaska, Canadá, y Groenlandia, según el Servicio Geológico de EEUU y un billón de euros en reservas minerales.

Es evidente, que toda la obsesión del representante de la Casa Blanca, Donald Trump, se basa en la explotación de los minerales y todo lo que pueda ser provechoso en el Ártico.

Lee también:


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios