Putin da un ultimátum a EE. UU. por el ensayo con un nuevo misil

Moscú reiteró su disposición al diálogo
Publicado en

Mundo

0 0


El 18 de agosto, el Pentágono probó un misil crucero convencional que voló más de 500 kilómetros


Tras el retiro formal de Estados Unidos del tratado de eliminación de misiles de corto y medio alcance (INF), el pasado 2 de agosto, Moscú reiteró este miércoles su advertencia a Washington.

Desde Finlandia, el presidente ruso, Vladimir Putin, amenazó a la Casa Blanca con tomar medidas que sean un “reflejo exacto” de las que implemente el Pentágono.

Esta declaración del mandatario ruso llega después de que, el 18 de agosto, EE. UU. llevara a cabo un ensayo con un nuevo misil terrestre, no nuclear, que alcanzó su objetivo a una distancia de más de 500 kilómetros. La información del lanzamiento fue confirmada por el Pentágono el día siguiente (19 de agosto) con la publicación de un video.

Foto: Dominio público/Scott-Howe.

“Es obvio que este ensayo con un misil terrestre de medio alcance afecta la seguridad y es contrario a las normas del INF. Esto es una amenaza para la seguridad mundial”, alertó Putin.

Asimismo, manifestó estar “decepcionado” por esta acción de Washington que, además, levanta sospechas sobre la planificación de la prueba antes de que se concretara el retiro del tratado.

“El misil que fue probado recientemente es del tipo Tomahawk, un misil marítimo que fue modernizado para ser lanzado desde tierra. Este nuevo misil puede ser disparado desde dispositivos ya existentes en Rumanía y otros que van a ser desplegados también en Polonia”, agregó.

Para el jefe de Estado esto “significa que están apareciendo nuevas amenazas a las que debemos reaccionar de manera similar”, pues basta con modificar el software que llevan esos dispositivos de lanzamiento ubicados en el este de Europa para hacerlos compatibles con los nuevos misiles fabricados por EE. UU., reseñó EFE.

Pese a la postura y a las violaciones de la administración Trump, Putin reiteró su disposición a dialogar y exhortó, nuevamente, a EE. UU. a frenar la carrera armamentística.

“Estamos dispuestos a discutir al respecto con los europeos, con los estadounidenses, pero la seguridad de Rusia será garantizada de una manera fiable”, dijo.

Finalmente, reiteró el compromiso de Rusia de no instalar ningún misil de medio o largo alcance mientras no se descubra “que en algún lugar del mundo han aparecido sistemas armamentísticos americanos de este tipo”.

De la Guerra Fría a Trump

El tratado que abandonó Trump lo firmaron, el 7 de diciembre de 1987, el presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, y su homólogo norteamericano, Ronald Reagan, para ayudar a poner fin a la Guerra Fría y prohibió todos los misiles nucleares y no nucleares de corto y mediano alcance.

La amenaza del retiro de EE. UU. estaba en el aire desde octubre de 2018 y en febrero de este año el secretario de Estado, Mike Pompeo, confirmó que su país suspendería sus obligaciones.

Fuentes: Sputnik, EFE.

Compártelo

Comentarios