es Spanish

Un Gobierno «progresista, feminista y ecologista» plantea Sánchez en el Congreso español

Se olvidó de Cataluña y de la coalición con Unidas Podemos para convencerlos y lograr la mayoría en la votación


El candidato a la presidencia del Gobierno en España, el socialista Pedro Sánchez, expuso este lunes ante el Congreso de los Diputados su programa, basado en seis ejes desde los que construirá un país «progresista, ecologista y feminista».

«Hace 40 años se inició la primera gran transformación de nuestro país. En esta legislatura les propongo que abordemos la segunda gran transformación abordando seis grandes ejes», expuso Sánchez ante la cámara.

El primero de los ejes de acción propuestos por el candidato a la presidencia tiene que ver con la lucha por «el empleo digno y la sostenibilidad del sistema público de pensiones».

En su exposición, Sánchez destacó la necesidad de reducir el desempleo estructural en un país con una tasa de paro del 14,7 por ciento y, además, abogó por la puesta en marcha de planes para poner freno a la precariedad en un escenario como el actual, en el que 14 de cada 100 empleados son considerados como «trabajadores pobres».

Durante su discurso. Foo Twitter @JFrSerrano

El segundo eje tiene que ver con una renovación tecnológica para abordar la «revolución digital», tanto a nivel económico y laboral como formativo, con propuestas para evitar las «nuevas formas de elusión fiscal» por parte de las multinacionales y, sobre todo, «proteger al ciudadano ante los monopolios tecnológicos» y garantizar su «protección de datos».

Además, Sánchez destacó que los constantes cambios tecnológicos hacen que los ciudadanos necesiten formarse de forma continua independientemente de su edad o experiencia laboral, por lo que propuso convertir a España «en el primer país en reconocer el derecho a la educación a lo largo de toda la vida».

El tercer eje del programa tiene que ver con la lucha contra la «emergencia climática», en la que Sánchez propone «situar a España como líder en la lucha contra el cambio climático, convirtiendo este gran desafío en una gran oportunidad de prosperidad y progreso seguro para el conjunto de la sociedad española».

El cuarto punto tiene que ver con la búsqueda de «igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres».

En este punto, Sánchez destacó que, en caso de formar Gobierno, su actuación se centrará en luchar contra la «lacra» de la «violencia machista» y, además, en la puesta en marcha de medidas para reducir la brecha salarial.

El quinto eje del programa expuesto por Sánchez se centró en la lucha contra «la desigualdad social» para que los frutos del crecimiento económico «lleguen a toda la sociedad y no solo a unos pocos privilegiados».

«Debemos huir de la complacencia, porque si algo hemos aprendido en la última década es que no basta con crecer, sino que es necesario que se haga de forma sólida y que los frutos de ese crecimiento sirvan para reducir las lacerantes desigualdades de la sociedad española», afirmó.

Finalmente, el sexto eje del programa de Sánchez tiene que ver con la política exterior, en la que el candidato a la presidencia del Gobierno apuesta por «fortalecer Europa» mediante más integración política y económica.

«Los seis retos expuestos debemos afrontarlos con urgencia, si no queremos que España pierda el tren del progreso», añadió Sánchez.

En el proceso de debate. Foto Twitter @AdrianBarbon

Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y actual presidente del Gobierno en funciones, fue el claro vencedor en las elecciones generales del pasado mes de abril, aunque necesita el apoyo de otras fuerzas políticas para ser investido en el Congreso de los Diputados.

La sesión de investidura arrancó este lunes con la exposición del programa por parte del candidato.

Está previsto que la primera votación de la investidura no se produzca hasta el martes, una vez hayan tomado la palabra tanto Sánchez como los representantes del resto de grupos parlamentarios.

Para salir elegido Sánchez necesita el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados (176), pero actualmente sólo tiene garantizados los 123 votos del PSOE y uno del Partido Regionalista Cántabro.

La investidura de Sánchez depende del éxito de las negociaciones que el PSOE mantiene activas con la coalición izquierdista Unidas Podemos (42 escaños).

El apoyo de Unidas Podemos a la candidatura de Sánchez no garantizaría el éxito de la investidura, aunque sí le allanaría el camino para sumar otros apoyos entre distintas formaciones regionalistas e independentistas, que ya manifestaron su intención de facilitar la formación de Gobierno si hay acuerdo entre esos dos partidos.

En caso de no conseguir mayoría absoluta en la primera votación, Sánchez podrá ser investido en una segunda votación que se celebraría 48 horas después.

En esa segunda votación el candidato no necesita mayoría absoluta, sino que basta con una mayoría simple en la que el número de síes y abstenciones sea mayor que el de votos en contra.

Si esa segunda votación también resulta infructuosa, el rey de España realizará una nueva ronda de consultas entre los partidos políticos para decidir si vuelve a proponer un candidato a la investidura o si, por el contrario, convoca unas nuevas elecciones

Si dos meses después del primer intento de investir a Sánchez el Congreso de los Diputados sigue sin haber sido capaz de nombrar a un presidente para la nueva legislatura se procederá a una repetición electoral, tal y como establece la Constitución Española para esa contingencia. 

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…

Facebook Comments

4,236,865FansMe gusta
164,542SeguidoresSeguir
290,457SeguidoresSeguir
16,469SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

El caso del Obispo Durán y su hijo, el diputado Eduardo...

En septiembre de 2017, el diario La Tercera publicó un reportaje sobre “el abultado patrimonio del Obispo Durán”. En noviembre de ese...
- Advertisment -