Cooperativa campesina de Peumo se convierte en modelo de comunicación digital

El pasado 28 de mayo se celebró en la comuna de Peumo las más de cuatro décadas de vida de una de las cooperativas agrícolas más antiguas de nuestro país, y que busca transformarse en modelo nacional e internacional de conectividad agraria digital

El pasado 28 de mayo se celebró en la comuna de Peumo las más de cuatro décadas de vida de una de las cooperativas agrícolas más antiguas de nuestro país, y que busca transformarse en modelo nacional e internacional de conectividad agraria digital.

El proyecto “DatAgro”, desarrollado en Coopeumo, cooperativa que reúne a pequeños y medianos agricultores en la Región de O ’Higgins,  es dirigido por DataDyne.org, entidad experta  en desarrollo de soluciones tecnológicas para los países en vías de desarrollo e implementada localmente por Zoltner Consulting Group.

Ambas organizaciones se han aliado para aprovechar los más de 17 millones de teléfonos celulares existentes en el país, para enviar a través de mensajes de texto SMS, información estratégica para la toma de decisiones productivas de los pequeños agricultores de las comunas de Peumo, Las Cabras y Pichidegua.

Los contenidos se distribuyen a través de los mensajes de texto con  información del mercado agrícola nacional e internacional, avisos post desastres naturales, cambios inesperados del clima, noticias e información de interés para los agricultores.

Este proyecto ha recibido importantes elogios internacionales, como El Yahoo! Premio Verde (The Yahoo!  Green Award), el Premio de la Justicia Social (The Social Justice Award), del French American Charitable Trust (FACT).

El proyecto ha sido  adaptado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), como la plataforma y metodología para mandar mensajes de texto SMS para su proyecto “Yo Agricultor”, el cual apoya el desarrollo de los pequeños productores agrícolas; y que gracias al éxito de este proyecto,  Zoltner Consulting Group, con el respaldo de DataDyne.org fue el ganador de fondos Corfo para trabajar junto al Dictuc de la Universidad Católica  en la aplicación del mismo sistema de comunicación “DatAgro” en la producción de carnes y otros rubros en las regiones del Bío–Bío y O´Higgins respectivamente.

Según John Zoltner,  gerente de la consultora internacional, “debido a los excelentes resultados obtenidos por DatAgro, vamos a expandirnos a otros rubros,  colaborando así, a superar la “brecha digital” y mejorar la producción en las zonas rurales, y a cumplir el objetivo Bicentenario de disminuir las inequidades”, agregó.

El sistema DatAgro funciona con la Plataforma de Información Móvil (MIP), desarrollada por DataDyne.org, que comprime datos para transmitirlos a todos los productores agrícolas, mediante mensajes de texto SMS. Los beneficios del sistema son que la información recibida por los pequeños productores agrícolas, les ayuda a potenciar su producción agrícola y su incorporación al mundo de las tecnologías, apoyando con información la toma de decisiones rápidas y efectivas, permitiendo un manejo de información comercial precisa y un ahorro en desplazamiento, lo que se traduce en una mejora en la gestión predial.

Fuente: El Mostrador


Para conocer un poco más de Coopeumo, reproducimos un artículo aparecido hace 15 años en la publicación La Hoja de las Organizaciones Económicas Populares.

Es una de las principales cooperativas campesinas de Chile

COOPEUMO: ASOCIATIVIDAD CAMPESINA EN ACCIÓN

Fundada en 1969, en pleno proceso de Reforma Agraria, la cooperativa Coopeumo Ltda. ha atravesado un convulsionado período de 25 años: “Revolución en libertad”, “Vía chilena al socialismo” y dictadura militar.

Con una etapa de casi total inactividad (1977-1980) debido al dramático cambio de contexto que significó el golpe de Estado de 1973, esta cooperativa ha logrado sobrevivir y desarrollarse, convirtiéndose en un ejemplo para la agricultura campesina.

Con el regreso, en 1990, de un entorno democrático, caracterizado por la permanencia del modelo de libre mercado, esta organización, que agrupa a 456 socios de la zona central del país, se ve enfrentada a nuevos desafíos.

La cooperativa campesina Peumo Ltda. es una organización ubicada en Peumo, zona central de Chile, a unos 150 km al sur-oeste de Santiago.

El área de acción abarca un radio de alrededor de 50 km de su casa matriz, incluyendo las comunas de Peumo, San Vicente de Tagua-Tagua, Pichidegua y Las Cabras, en la VI Región del país. La zona se caracteriza, en general, por poseer muy buena calidad de recursos naturales (suelo, clima, agua); cercanía a principales centros de consumo y puertos de embarque. Estas características establecen una situación diferente y privilegiada de las potencialidades productivas del campesinado de esta zona, en relación con el de otras regiones más desfavorecidas.

DESDE LA REFORMA AGRARIA HASTA EL NEOLIBERALISMO

La Cooperativa fue fundada el 30 de marzo de 1969, en pleno período del gobierno de Eduardo Frei Montalva (1964-1970), como parte del proceso de Reforma Agraria. En su comienzo agrupó a pequeños propietarios y asalariados rurales de la comuna de Peumo, y fue planteada como una cooperativa de servicios múltiples, abarcando tanto aspectos productivos como de consumo. Sus objetivos iniciales fueron propender al desarrollo económico, social y cultural de sus socios.

La Cooperativa funcionó normalmente los primeros cuatro años, canalizando créditos e insumos desde el Estado hacia sus socios. A partir del golpe militar de septiembre de 1973 la situación cambió radicalmente; se cortó el apoyo estatal y se inició en el país la aplicación de una drástica política económica neoliberal. Como producto de ella, la Cooperativa entró en un periodo de decaimiento progresivo, llegando entre los años 1977 y 1980 a una etapa de casi total inactividad.

A principios de 1981, con el apoyo de un proyecto (PACT) que funcionaba en Peumo, se inició un proceso de reactivación creciente de la organización. Gracias al buen manejo realizado por el equipo técnico de este proyecto y a sus contactos institucionales, la Cooperativa consiguió en 1982 la aprobación de un proyecto a dos años de la Interamerican Foundation (IAF).

A partir de este proyecto matriz, que proporcionó una autonomía de funcionamiento a la Cooperativa con un Fondo Rotativo de Crédito propio y financiamiento para gastos de operación, la organización inició un crecimiento sostenido.

LA COBERTURA ACTUAL

En la actualidad (1993), la Cooperativa cuenta con 456 socios activos distribuidos en cuatro comunas (Peumo, San Vicente, Pichidegua y Las Cabras), y atiende con programas de transferencia tecnológica otras 216 familias de no socios.

Las otras 216 familias que no son socias, pero que participan de un programa de transferencia tecnológica con subsidio del Estado, son en un 90% arrendatarios de pequeñas superficies de Tunca y Toquihua, en la comuna de San Vicente de Tagua-Tagua.

Las hectáreas cubiertas en el programa de crédito de la Cooperativa son 2.538 en el año agrícola 1992/1993, además de 300 hás. que abarca el programa de transferencia.

Los rubros principales cultivados por los campesinos son:
Maíz (64%), frutales (10%), trigo (8%), arroz (5%), porotos (3%), papas (3%), sandías (2%), y tomates (2%).

OBJETIVOS INICIALES

La recomposición de Coopeumo se inició, como se señaló anteriormente, con el proyecto PACT a fines de 1978. El diagnóstico de esos años indicaba una desprotección total del Estado hacia los campesinos, y la destrucción de la organización campesina lograda en el período de la Reforma Agraria.

Los objetivos generales del proyecto inicial de intervención en la zona fueron:

-Incrementar el ingreso real de las familias campesinas en su trabajo directo con la agricultura;

-Fortalecer las organizaciones para consolidar una economía campesina.
Para alcanzar estos objetivos generales, se planteaban los siguientes objetivos operacionales:

-Intensificar el uso de la tierra en los asignatarios de la Reforma Agraria con apoyo técnico-empresarial y financiero.

-Colaborar con el campesino desplazado de la Reforma Agraria;

-Establecer alguna estructura organizativa campesina.

El trabajo de terreno se inició con la selección del equipo técnico (un agrónomo, tres técnicos agrícolas y dos promotores campesinos). Este equipo se estableció en la zona del proyecto, e inició la etapa de promoción y captación de campesinos beneficiarios del Proyecto. Esta fue quizás la etapa más dura, dado el ambiente represivo y contrario a todo tipo de organización que vivía Chile en esa época (1979).

Después de transcurridos 12 años desde su reactivación, Coopeumo muestra hoy un importante grado de desarrollo, con impacto de sus acciones a nivel local y regional, constituyéndose en una de las principales cooperativas campesinas del país.

A nivel regional, lideró la reorganización de la Federación de Cooperativas Campesinas de la región, y, a nivel nacional, está asociada a la Confederación Nacional de Cooperativas Campesinas.

UN HORIZONTE DE VALORES

La finalidad de la organización es aumentar el bienestar, la formación y la organización de los campesinos y sus familias, fomentando valores como la justicia, la libertad, la democracia y la solidaridad.

Objetivos orientadores:

-Buscar el incremento del ingreso de las familias campesinas por la vía de aumentos de productividad, mejoras en la comercialización, obtención de servicios eficientes y creación de nuevas fuentes productivas.

-Educar y capacitar permanentemente a sus socios, para lograr que ellos sean conscientes de su realidad y estén preparados para asumir con éxito su rol en la sociedad.

-Mejorar la calidad de vida de los campesinos y sus familias, desarrollando y coordinando acciones en salud, educación, vivienda; preocupándose de la conservación de los recursos naturales y de la preservación del medio ambiente.

-Lograr una identificación de los socios con su organización, promoviendo la participación activa en diferentes niveles.

-Consolidar la Cooperativa como empresa y como prestadora de servicios necesarios para sus socios y para la finalidad de la organización.

LÍNEAS DE ACCIÓN Y EQUIPOS

El trabajo de Coopeumo está estructurado en seis áreas: administración, comercial, crédito, técnica y transferencia, contabilidad y social organizacional.

Se cuenta con un equipo de tres ingenieros agrónomos, ocho técnicos agrícolas y dos extensionistas familiares, además del personal crediticio, contable y administrativo.

El equipo técnico de terreno es el nexo directo entre el socio, su comunidad y la organización. Las tareas principales son: colocación, seguimiento y control de las líneas de crédito, comercialización de productos y difusión de las actividades de la Cooperativa.

El monto de colocaciones anuales de crédito agrícola asciende a $ 370.000.000 (US$ 902.000), con una recuperación promedio anual del 97%. Hay diferentes líneas de crédito con tasas de interés, garantías y plazos diversos.

PARTICIPACIÓN Y DEMOCRATIZACIÓN

Uno de los aspectos más importantes en el funcionamiento interno de Coopeumo, lo constituye la integración de los aportes de dirigentes campesinos y del equipo técnico-profesional. Este aspecto ha sido motivo de conflicto frecuente en las organizaciones campesinas, donde normalmente uno de los sectores trata de establecer una relación de sometimiento sobre el otro.

La participación conjunta de dirigentes y equipo técnico se da en dos instancias:

Coordinación Consejo/Equipo, con reuniones cada dos meses, donde se discuten aspectos conflictivos y decisiones de política de la organización.

Comisiones de Trabajo, constituidas tanto por dirigentes como por funcionarios, en las cuales se discuten temas específicos de cada área.

Otro aspecto novedoso que caracteriza a Coopeumo, es la búsqueda de democratización del Consejo de Administración y de la Administración, con la creación del Consejo Ampliado y del Comité Coordinador, respectivamente.

El Consejo Ampliado es una instancia de participación de los dirigentes de los 16 Comités de Base repartidos en las cuatro comunas que cubre la Cooperativa. Cada dos meses, en reuniones a nivel central, los dirigentes traen los problemas y sugerencias de su comunidad y llevan hacia las bases la cuenta de la marcha financiera y administrativa, junto a la información de los programas en ejecución.

El Comité Coordinador es una instancia de administración colegiada, en donde los encargados de las Áreas de Trabajo de la Cooperativa se reúnen una vez por semana para tomar las decisiones de manejo administrativo y técnico en forma conjunta.

La participación de los socios de la organización se da en las diferentes instancias que muestra el Organigrama de funcionamiento interno (Asamblea General, Consejo Ampliado, Consejo/Equipo, Comisiones).

UNA GOTA EN EL OCÉANO: TRAS UN MODELO DE DESARROLLO AUTOSUSTENTABLE

La experiencia de Coopeumo desde 1981 partió con un componente de subsidio entregado por el aporte de IAF. La Cooperativa se planteó desde ese momento la búsqueda de la autosuficiencia económica, para no tener que depender eternamente de donaciones externas o de favores del Gobierno de turno.

Se generó, así, una fuente de ingreso continua con la operación comercial (compra/venta de insumos agrícolas), y se estableció que todos los servicios hacia los socios eran pagados (lógicamente que con tarifas inferiores al mercado). Esta fuente de ingreso proporciona sustentabilidad económica a la organización.

Una vez clarificada la base económica de funcionamiento, la Cooperativa se ha dedicado a diseñar un sistema de democratización interna y de participación creciente de los socios, intentando responder a las variadas necesidades de las comunidades que la componen. Esta actitud la proyecta como una organización socialmente sustentable, en la medida que está respondiendo a las necesidades básicas de sus miembros.

La sustentabilidad ecológica de la experiencia es quizás el punto que merece más dudas. El actual modelo de desarrollo vigente en Chile claramente no se enmarca dentro del desarrollo autosustentable. Se basa en la explotación intensiva de los recursos, en la aplicación indiscriminada de pesticidas y fertilizantes químicos, con una visión miope de ganancia de corto plazo.

La acción de Coopeumo se desarrolla en el corazón de la aplicación de este modelo (valle central de Chile), y los campesinos no han escapado a la aplicación de esta tecnología destructora.

En los últimos cinco años, Coopeumo se ha abocado a una campaña de denuncia del uso indiscriminado de pesticidas y de la aplicación de pesticidas extremadamente tóxicos, prohibidos en otros países. Junto a ello se han realizado un sinnúmero de charlas de capacitación hacia campesinos del valle del río Cachapoal, enseñando su uso adecuado y la correcta manipulación y almacenaje de ellos.

La Cooperativa eliminó de sus ventas aquellos productos denunciados como extremadamente tóxicos y de efectos terribles en el ser humano (cáncer, aborto, infertilidad, malformaciones congénitas, etc.).

Puede que lo hecho hasta el momento sea como “una gota en el océano”, pero es el inicio de un largo camino de creación de conciencia entre los campesinos, y de lucha contra poderosísimos intereses creados en el negocio de los productos químicos.

TENSIONES A RESOLVER EN LA PRÁCTICA

Las debilidades o tensiones de la experiencia se pueden ejemplificar por ciertas contradicciones que atraviesan el trabajo de Coopeumo, al ser empresa y organización social al mismo tiempo: -La necesidad de generar ingresos propios versus el carácter social de la organización.

El cobro de los servicios, los márgenes en la comercialización de los insumos y la necesidad de recuperar los créditos agrícolas, generan una tensión permanente entre los socios y la organización. Hay una presión por precios más bajos, costos menores de servicios y más plazos y facilidades en los créditos, medidas todas contradictorias con la autosustentación económica de la empresa.

-Incorporación de más socios versus el buen funcionamiento de los servicios.

Para proporcionarle más ingresos a la organización interesaría incorporar la mayor cantidad posible de socios, pero ello va en desmedro de la buena atención que reciban en los diferentes servicios.

-La búsqueda de más ingresos lleva a la “tentación” de volcar las ventas principalmente hacia no socios, generalmente de mayores recursos, pudiendo con ello perder de vista el objetivo de la cooperativa, que es servir a sus socios.

-La heterogeneidad en la composición de los socios es otro factor de tensión en Coopeumo, pues dificulta la identificación de intereses comunes entre sus asociados.

Hasta el momento, se ha intentado que las diferentes líneas de acción respondan a las necesidades de toda la gama de socios. Los ingresos generados con la operación de los socios de más recursos sirven para financiar actividades sociales, que requieren subsidio, de los socios más desposeídos.

FORTALEZAS PARA CONTINUAR

Las principales fortalezas del caso estudiado son:

-La autonomía relativa de funcionamiento que ha alcanzado, sin depender ni del Estado ni de partidos políticos ni de agencias de financiamiento externo.

-La búsqueda de una participación creciente de los socios en todas las instancias de la organización. Existen programas variados de capacitación de dirigentes, tanto externos como internos.

-La valoración tanto de los aportes profesionales como de los dirigentes campesinos. Se plantea a futuro una complementación permanente entre ambos aportes y no una confrontación de intereses entre ellos.

-La crítica y permanente revisión de las nuevas tecnologías aplicadas, analizando sus posibles “efectos perversos” en los campesinos y en el medio ambiente.

-El ir más allá de la simple solución de las necesidades productivas de los socios y plantearse en una perspectiva de desarrollo local, generando trabajo para las nuevas generaciones, agregando valor a los productos primarios, revalorizando el rol de la mujer dentro de la familia campesina y preocupándose permanentemente de los temas esenciales de salud, vivienda, educación, obras públicas y conservación de los recursos naturales.

ESCENARIO ACTUAL Y DESAFÍOS FUTUROS

La etapa de reactivación y desarrollo de Coopeumo se realizó en plena dictadura militar, cuando los campesinos no tenían otra alternativa organizacional. Se pensó que con el retorno a la democracia se producirían disminuciones importantes en el número de socios, lo que no ha ocurrido.

El fenómeno que se ha producido es que han proliferado las ofertas de crédito y de ventas de insumos a campesinos (que son las fuentes principales de ingresos de Coopeumo), por parte de empresas privadas. Este nuevo escenario establece ciertos énfasis en el trabajo a futuro de Coopeumo:

-Generar fuentes de ingreso propias más allá de la venta de insumos agrícolas, es decir, entrar en la línea de producción agrícola directa.

-Incentivar el sentido de pertenencia de los socios con su organización, más allá de una mera empresa abastecedora de insumos o de créditos agrícolas.

-Vincular aspiraciones y demandas concretas de los socios en una proyección de largo plazo de fortalecimiento organizacional, para constituir una organización campesina con presencia y peso en el quehacer local, regional y nacional.

-Apoyar el desarrollo de otras organizaciones campesinas locales fuertes, para crear instancias superiores de participación y poder influir allí donde se toman las decisiones de las políticas agrícolas nacionales.

Fuentes: Cuadernos Mundos Rurales. América Latina. Formas Asociativas Campesinas. Producción, Comercialización y Servicios. Diciembre 1993.

Publicado en La Hoja de las Organizaciones Económicas Populares, N°100, noviembre- enero 1995.

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬