es Spanish

Declaración Pública por Proyecto de Ley Monsanto

monsanto

 

Organizaciones ciudadanas y campesinas demandan a los candidatos que expresen claramente su postura ante el Proyecto de Ley de Obtentores Vegetales (conocido como Ley Monsanto) que actualmente está en trámite en el Senado.

Este proyecto de ley que reemplazaría a la ley nº 19.342 y que pretende legislar en materia de obtenciones vegetales y derechos de propiedad sobre plantas y semillas, según las organizaciones es una ley que amenaza la biodiversidad, la soberanía alimentaria y la agricultura familiar campesina, entre otros/as.

A continuación, el texto completo del comunicado:

Las organizaciones abajo firmantes solicitamos a los/as candidatos/as a la presidencia y al senado a pronunciarse de manera urgente al respecto, exponiendo una postura clara y argumentada antes de estas elecciones, pues será determinante para el voto responsable y consciente de la ciudadanía.

Así mismo, declaramos:

Estar en defensa y a favor de la conservación de la biodiversidad tanto silvestre como cultivada y del conocimiento ancestral de las comunidades de los pueblos originarios y campesinos que tras siglos hemos trabajado la tierra mejorando y diversificando las semillas con nuestra sabiduría, nutriéndonos con alimentos limpios y sanos, libres de agroquímicos y de modificaciones genéticas.

El Estado chileno, en lugar de impulsar leyes innecesarias que perjudican la producción de sanos alimentos, debería abocarse a proteger la biodiversidad e impulsar la defensa del patrimonio genético nacional apoyando a pequeños agricultores, orgánicos y ecológicos, a organizaciones campesinas y socio-ambientales en el cuidado y difusión de variedades nativas y de las de semillas tradicionales o criollas (aclimatadas) existentes, liberando el flujo de semillas para refrescar en forma permanente los cultivos y fortalecer así la diversidad y variabilidad de las semillas. Fortaleciendo a su vez una red autónoma de cuidadores/as ecológicos (cultivos libres de químicos) de semillas y saberes, para ser difundidas y compartidas entre agricultores/as. Estas semillas deben ser consideradas como de uso y dominio público, no sujetas a privatización.

No estamos de acuerdo con esta ley que da nuevas atribuciones y garantías para que las empresas (obtentores) sigan aumentando sus registros de semillas “certificadas”, “híbridas” o “mejoradas” y expandiendo la monopólica industria agroquímica. Ello constituye una amenaza de apropiación del patrimonio natural y biológico con fines de lucro por parte de empresas transnacionales particulares, gobiernos, institutos o universidades. Los nuevos “derechos de obtentor” contenidos en esta ley liquidan los derechos ancestrales de los campesinos a guardar la semilla, intercambiarla y disponer libremente del producto de su cosecha. De ser aprobada la ley, los obtentores podrán ejercer acciones judiciales contra quienes sean acusados de usar libremente esa semilla. Nos oponemos tajantemente a aquello.

No admitimos la expansión de monocultivos, ni de semilleros transgénicos de exportación por que atentan contra la vida, los ecosistemas, el bienestar y el desarrollo de generaciones futuras. Sostenemos que los cultivos transgénicos no deben coexistir con los cultivos agroecológicos u orgánicos por el peligro de contaminación derivado de aquellos, pues ha sido comprobado en episodios como la contaminación del maíz y de la miel por transgénicos. Así mismo, cualquier alimento que contenga transgénicos debe llevar un rótulo que lo identifique (etiquetado) para hacer efectivo el derecho del consumidor a elegir libremente cómo alimentarse.

Llamamos enérgicamente a la población a informarse, generando opinión e intercambio al respecto. Consideramos necesaria la articulación unificadora de los ciudadanos/as y campesinos/as en una acción creativa y educativa por la defensa del patrimonio natural y cultural que representan las semillas nativas y criollas para difundir y dinamizar las variedades campesinas existentes, facilitando su permanente evolución y adaptación,

Acordamos trabajar para que las semillas, el suelo y el agua, bases de la soberanía alimentaria, vuelvan a pertenecer al dominio público como pilares que sustentan la vida en la Tierra.

Finalmente, afirmamos que las semillas no pueden pertenecer a nadie en particular ni ser parte de un registro estático. Deben estar en manos de quienes las siembran, en manos campesinas estableciendo de hecho, legítimamente, que pueden y deben circular libre y dinámicamente, perteneciendo al dominio público.

Invitamos a toda persona que quiera sumarse a esta declaratoria a adherir y compartirla para alcanzar amplia difusión hasta el 15 de noviembre, fecha en que haremos pública la respuesta de los/as candidatos/as o la ausencia de ella.

 

o Asociación de Agricultores Biológico Dinámicos de Chile (ABDCh)
o Movimiento Agroecológico de Latinoamérica y El caribe (MAELA)
o Red Agroecológica de Chile
o Movimiento en Defensa del Medio Ambiente de la Higuera (MODEMA)
o Slow Food Internacional en Valdivia
o Red de Acción en Plaguicidas Chile (RAP-Chile)
o Campaña Yo No Quiero Transgénicos en Chile (YNQT)
o Iniciativa Exige Vivir Sano
o Greenpeace Chile
o Partido Ecologistas Verdes del Norte
o Colectivo el Pimiento de Vallenar
o Colectivo Informativo Mapuexpress
o Grupo de Trabajo por Derechos Colectivos
o Red por la Defensa de los Territorios
o ONG Cultivos Urbanos
o Agrupación Biosfera
o Cooperativa de Consumo Responsable la Manzana
o Consultora Alerce
o Organización Ciudadana Ambiental de Salamanca (OCAS)
o Red Ambiental del Norte (RAN)
o Ecosistemas
o Ecoprisma
o Centro Cultural Rayen Wekeche
o Comunidad Indígena Lorenzo Huiquivil
o Consejo en Defensa y Restauración del Territorio Elicura
o Red de Turismo Comunitario
o Mapuche Trekean
o Comité Iniciativa Nahuelbuta
o Ética en los Bosques
o Red de Semillas Libres Chile (RSL Chile)

Facebook Comments

4,250,799FansMe gusta
173,806SeguidoresSeguir
292,142SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -