Despidieron a 67 trabajadores subcontratados que laboraban en Pascua Lama

La medida fue tomada por la empresa Parina Cerro Alto a raíz de la paralización de actividades que sostuvieron los cerca de mil trabajadores que realizaban tareas de remoción de tierras en el proyecto aurífero Pascua Lama

La medida fue tomada por la empresa Parina Cerro Alto a raíz de la paralización de actividades que sostuvieron los cerca de mil trabajadores que realizaban tareas de remoción de tierras en el proyecto aurífero Pascua Lama. La medida habría sido tomada en respuesta a las presiones de Barrick Gold por reanudar las faenas.

El pasado viernes 19, fueron entregados los finiquitos a 67 trabajadores contratados por la empresa Parina Cerro Alto, subcontratista de Barrick Gold para realizar labores de remoción de tierra en el proyecto Pascua Lama. Los trabajadores habían paralizado las obras junto a otros 800 en demanda de mejoras salariales y de las condiciones de vida y trabajo a los más de 5 mil metros de altura en que están emplazadas las faenas.

DESPEDIDOS POR PLANTEAR UN PETITORIO

Ricardo Veliz, dirigente del Sindicato Nacional de Montaje Industrial SINAMI, señaló que la negociación que entablaron el lunes 15 se partió en dos: por un lado la situación de los trabajadores despedidos y por otro el petitorio inicial, del cual obtuvieron magras ganancias.

Los 67 trabajadores despedidos habían sido excluidos de las labores por faltas graves y finalmente fueron apartados por ‘necesidades de la empresa’, logrando recibir las indemnizaciones legales y el mes de desahucio. Veliz señaló al respecto, que hicieron todo para que tuvieran una salida digna, pero que “los avances de la clase obrera han visto a algunos quedar en el camino”. Además, muchos no querían volver a trabajar, porque Barrica levantó muchas expectativas en cuanto al trabajo que no estaban siendo satisfechas.

En cuanto a la negociación por el petitorio, lograron un reajuste salarial del 2%, sumado a bonos de escolaridad y por término de faena, la cual está fijada para el 31 de mayo, en vista de las condiciones climáticas que imposibilitan el trabajo a 5 mil metros de altura. Lograron, además, un compromiso escrito de recontratación en septiembre a toda la planta. El dirigente interempresa se mostró, a pesar de todo, satisfecho y dijo no sentirse perdedores “puesto que logramos revertir el fallo inicial”

INFLUENCIA DE BARRICK

Los trabajadores que decidieron paralizar las obras de Pascua Lama, no lograron llevar a cabo mayores medidas de presión, puesto que todos fueron desalojados de las faenas por la empresa Barrick Gold al segundo día. Esta medida le quita fuerza a las negociaciones que puedan emprender los dirigentes ante la entidad laboral, en este caso, la Dirección del Trabajo de Vallenar, a través de su delegado Alfredo Joel.

En cuanto a la influencia de Barrick por los despidos, algunas fuentes señalan que durante las negociaciones circuló un documento que solicitaba a Parina Cerro Alto solucionar el tema a la brevedad. El documento señalaría “que aquellos trabajadores que sostienen la paralización deberían ser desligados de sus funciones”. A esto es posible agregar lo apretada que son las licitaciones que mantienen las tres empresas que están operando en la mina.

En cuanto a la demanda de mejoras en las condiciones trabajo y de pernoctancia en la altura, Veliz señaló que existe un compromiso de palabra con Miguel González de parte de Barrick Gold para solucionar esta problemática, seguramente en septiembre cuando reanuden las obras.

UNIÓN DE TRABAJADORES

Ricardo Veliz señaló que esta movilización aceleró las conversaciones y produjo una mayor cercanía con la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, UOCRA Obrera, sindicato de trabajadores que trabajará en Veladero, que corresponde a la parte argentina del millonario proyecto aurífero.

Esta unión a juicio de Veliz, es de suma importancia puesto que los argentinos son una confederación que agrupa a cerca de 400 mil adherentes, sumado a los 45 mil afiliados de SINAMI, los cuales podrían “llegar a generar una gran fuerza” que asegure las condiciones de trabajo en la mina cuando comiencen las obras en el sector trasandino.

Consultado sobre las implicancias medioambientales por las cuales es reconocida la empresa canadiense, el dirigente señaló que están al tanto de ello y que “como organización, en el minuto adecuado nos pronunciaremos sobre ello”.

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬