es Spanish

El millonario negocio de las tierras en conflicto

Como un negocio redondo para los empresarios del País Mapuche es visto el proceso de compra de tierras por parte del gobierno a través de la Conadi. El último hecho que motivó estas apreciaciones es el acuerdo con el dueño del fundo Santa Margarita, Jorge Luchsinger, quien cobró por cada hectárea 5 millones y medio de pesos para alcanzar en total más de 2 mil millones de pesos por la transacción.

La venta de tierras aparece como una nueva y atractiva transacción para los empresarios de la Araucanía, luego de los más de 2 mil millones de pesos que acordó pagar el Estado a Jorge Luchsinger por el fundo Santa Margarita. El alza del valor de la hectárea de tierra que reclaman las comunidades mapuches se ha dado en la misma dimensión en que aumentan las movilizaciones y el gobierno expresa su voluntad de comprar los predios, aunque aún en base sólo a las leyes de la oferta y la demanda.

Como un negocio redondo para los empresarios del País Mapuche  es visto el proceso de compra de tierras por parte del gobierno a través de la Conadi. El último hecho que motivó estas apreciaciones es el acuerdo con el dueño del fundo Santa Margarita, Jorge Luchsinger, quien cobró por cada hectárea 5 millones y medio de pesos para alcanzar en total más de 2 mil millones de pesos por la transacción.

Para el werkén de la comunidad de Temucuicui Autónomo, Jorge Huenchullán, el gobierno debió haberse adelantado a este proceso especulativo de quienes hoy tienen la propiedad sobre los territorios que pertenecieron a los mapuches y que exigen que sean restituidos, ya que habría permitido además impedir el proceso de movilizaciones que se registran en la actualidad en la zona.

“Desde que empezó la movilización dura en la zona, fue cuando estos señores empezaron a elevar el precio y llegar al punto de siete, ocho millones de pesos la hectárea. Como hay una presión del Estado y el gobierno ha dicho que quiere entregar las tierras a los mapuches, ellos han aprovechado esa oportunidad. No me parece que más encima haya que indemnizar a estos señores por todo el daño que han hecho al territorio mapuche, por toda la persecución que han implementado y porque han generado violencia hacia las comunidades”.

Pero existe, a juicio del senador por la zona Guillermo Vásquez, una situación artificial en el precio de las tierras. Incluso acusó la colusión que afirmó habría entre algunas comunidades y los empresarios para presionar al Estado con el objetivo de comprar tierras a un precio mayor que el real. Ese sería el caso, a juicio del legislador radical, del fundo de Jorge Luchsinger, Santa Margarita, el mismo donde en enero de 2008 fue muerto de un balazo de carabineros el estudiante Matías Catrileo.

“Me parece que si ese fundo se pusiera en el mercado no tendría el mismo valor que estaban cobrando hoy día. Esta es una explotación de un conflicto que tiene otra naturaleza y que en realidad no es un conflicto en sí mismo sino que un problema de desarrollo de las comunidades mapuches”.

Para la abogada Nancy Yáñez, co-directora del Observatorio Ciudadano y experta en temas indígenas, lo único que ha valorizado estos terrenos ha sido precisamente la reivindicación de las comunidades mapuches, ya que el valor de la tierra desde la perspectiva productiva no es muy alto y además las movilizaciones hacen que nadie quiera adquirir los predios. Pero el problema no se va a solucionar mientras se mantenga una visión de oferta y demanda en donde el derecho de propiedad se sobre ponga en la sociedad chilena, agregó la especialista.

“Las mismas bases institucionales que en definitiva colocan el derecho a la propiedad como el magno derecho en nuestro régimen jurídico, va a llevar que finalmente estos grupos de poder sigan presionando políticamente a través de los partidos que los apoyan, pero también dando cuenta que ellos se oponen a vender estos predios sino en la medida que les paguen lo que ellos desean”.

En total son 2 mil 617 millones de pesos los que cancelará el Estado a Jorge Luchsinger por su fundo Santa Margarita para iniciar el proceso de restitución a un grupo de comunidades aledañas de Vilcún que reclaman el terreno como ancestral, negocio atractivo para quienes en el último tiempo incluso han hasta quintuplicado el precio de sus tierras a raíz del denominado conflicto mapuche.


PARA ENERO NUEVOS FUNDOS

El ministro José Antonio Viera-Gallo visitó Temuko el viernes pasado, cuando anunció la compra de más de 10.000 hectáreas. Antes de regresar a Santiago, conversó con el agricultor René Urban.

En enero de 2010, el Ejecutivo dará a conocer las últimas adquisiciones de tierras para cumplir definitivamente con los compromisos adquiridos en este gobierno con 115 comunidades y algunos “casos especiales”. Esta vez, el anuncio más sorpresivo sería la compra de los fundos del agricultor René Urban, en la comuna de Ercilla.

El ministro coordinador de la política indígena, José Antonio Viera-Gallo, conversó con Urban el viernes pasado, después de entregar la nómina de las comunidades beneficiadas este año, entre ellas la emblemática Autónoma de Temucuicui, que ha mantenido un largo conflicto con este agricultor descendiente de colonos suizos.

“Era un encuentro pendiente, el gobierno sabe la situación que vive la familia Urban”, señaló el ministro. Por su parte, Urban dijo que “se ve una esperanza, esta es la primera reunión y puede haber más”. La idea del Ejecutivo es tener un acuerdo antes de fin de año para agregar los fundos de Urban a los anuncios de enero.

De concretarse esta compra, sería tan trascendental como la reciente adquisición de los fundos del agricultor Jorge Luchsinger en la comuna de Vilcún. En uno de sus predios, el Santa Margarita, fue herido de muerte el universitario Matías Catrileo, en enero de 2008. Tanto Urban como Luchsinger han sido objeto de varios ataques.

Sin embargo, Viera Gallo afirmó que con las últimas compras no se ha beneficiado a grupos violentistas, sino que a comunidades que han tenido “una rectificación de conductas equivocadas”. En ese sentido, recalcó que “ la Comunidad Autónoma de Temucuicui desde el 2006 tiene una actitud dialogante y ha abandonado los caminos de violencia y enfrentamiento”.

Lo mismo señaló Viera-Gallo con respecto a las comunidades Juan Catrilaf, que recibirá 458 hectáreas de los predios de Luchsinger, y Antonio Ñirripil, Didaico y Ricardo Nahuelpi, que obtendrán 2.400 de dos fundos de Forestal Mininco. En tanto, la Comunidad Autónoma de Temucuicui se adjudicó 230 hectáreas del fundo Santa Lucía.

“CUMPLIREMOS COMPROMISOS”

El ministro reiteró que con las comunidades restantes hay compromiso de entrega, pero “si alguna de éstas tiene acciones al margen de la ley estará inhibidas de los beneficios”. Agregó que hay que separar los hechos, ya que las tierras se les entrega a las comunidades, no a personas que de forma individual cometieron actos contrarios a la ley.

Según datos proporcionados por la Fiscalía de Temuco, todos los mapuches de la Comunidad Autónoma, que fueron imputados en algún momento, posteriormente resultaron absueltos por los tribunales de garantía.

Para concretar las compras de tierras que faltan, la Conadi tendrá el próximo año un presupuesto de $39.000 millones, los que se complementarán con otros $8.000 millones. El gobierno espera cumplir en marzo de 2010 el compromiso de entregar un total 33.000 hectáreas a las comunidades indígenas de todo el país, la mayoría en las regiones del Biobío, Araucanía, los Ríos y los Lagos.Sin embargo, se estima que quedarían pendientes reclamaciones por 170.000 hectáreas que deberán ser solucionadas por los próximos gobiernos. Desde 1999, según cifras oficiales, el Estado ha entregado 657.520 hectáreas a los pueblos originarios.

Raúl Martínez
Azkintuwe

El Ciudadano

*Foto: José Luís Valdivia

Facebook Comments

4,250,000FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,863SeguidoresSeguir
16,511SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

¿Stephen King toma mate y es fanático del Club Atlético Independiente?

La interrogante que se desató en los espectadores de la película, especialmente entre los argentinos, tiene una explicación más que racional...
- Advertisment -