Embalse Puntilla del Viento obtuvo aprobación de estudio de impacto ambiental

Luego de tres años, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso aprobó el proyecto de embalse «Puntilla del Viento» que tendrá una capacidad de 85 millones de metros cúbicos y abarcará más de 450 hectáreas de superficie inundada para mejorar el sistema de riego de la 1ª y 2ª sección del río […]

Luego de tres años, la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso aprobó el proyecto de embalse «Puntilla del Viento» que tendrá una capacidad de 85 millones de metros cúbicos y abarcará más de 450 hectáreas de superficie inundada para mejorar el sistema de riego de la 1ª y 2ª sección del río Aconcagua que incluye las comunas de Catemu, Panquehue, San Felipe, Santa María, San Esteban, Rinconada, Los Andes y Calle Larga.

La construcción de este plan contempla el desplazamiento forzado de 600 familias –incluyendo comunidades mapuches- a otros sectores aledaños al río.  Sin embargo, la agrupación Arriba Aconcagua que representa a más de 30 juntas de vecinos del sector, ya anunció que iniciarán movilizaciones impidiendo que se realice el proyecto.

Miguel Antilef, uno de los representantes de Arriba Aconcagua y quien vive hace más de treinta años en el sector, cuenta que no darán pie atrás en la lucha contra el embalse.

“Para nosotros, en especial para nuestra gente mapuche, esto no nos hará aminorarnos frente a las autoridades que quieren nuestras tierras ancestrales para lucrar con intereses privados en desmedro de nosotros. Si es aprobado el proyecto nos iremos a la lucha al igual que nuestros hermanos en el sur, pelearemos por nuestras tierras”.

La Directora Regional del Servicio de Evaluación Ambiental, Magdalena Prieto, indicó que “luego de un largo análisis, en el que participaron una veintena de servicios públicos con competencia ambiental –incluidos los municipios del sector junto a sus gobernaciones provinciales- la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Valparaíso llegó a la conclusión de que el proyecto cumple con todos los requisitos ambientales que, para estos casos, exige la Ley 19.300 de Bases Generales del Medio Ambiente”.

Además agregó que de sufrir alguna modificación técnica sustancial, el proyecto deberá ingresas nuevamente al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental para ser analizado y corregido.

Por Claudia Pedreros

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬