es Spanish

Profesores pararán desde este viernes por deuda histórica

La pérdida del año escolar y un complejo escenario en época de elecciones son las consecuencias de la negativa del gobierno a reconocer la deuda histórica con en profesorado, pese a que ante la OIT y el Parlamento la habían aceptado. El Asamblea Nacional del Magisterio, los docentes llamaron a un paro nacional indefinido a partir de este viernes.

Este lunes la ministra de educación, Mónica Jiménez reiteró la negativa a que exista una deuda histórica con el profesorado. La deuda histórica se originó cuando se transfirieron los colegios a los municipios en 1981, lo que hizo perder a los maestros de reajustes, pero en un documento del Ministerio de Hacienda, que circuló en el gabinete de Bachelet, se niega que se les deba dinero a los docentes.

Las declaraciones de la ministra anuncian un complejo escenario, ya que para este martes 20 de Octubre el Magisterio definirá si acuden a una movilización nacional indefinida, ya que en un principio el gobierno reconoció la existencia de la deuda histórica y que finalmente declinó pagar. El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, sostuvo que la frase es una provocación al sector y que ponen en riesgo el fin del año escolar.

Para Gajardo se trata de “una demanda por la que hemos estado luchando durante muchos años y hoy nos encontramos en una etapa en que puede darse una solución, vamos a fijar posiciones y realizaremos un análisis colectivo más allá de la directiva nacional, donde estén involucradas todas las directivas del Colegio de Arica a Magallanes”.

La deuda histórica se originó al transferir los colegios a los municipios en 1981, cuando al profesorado no se le reconoció el reajuste especial de entre 50 y 90 por ciento del sueldo base, que se les había entregado pocos meses antes, junto a los demás empleados públicos.

El economista de CENDA, Manuel Riesco, cuenta que “dicho reajuste aparentemente abultado no hacía sino resarcir en parte menor el recorte de más de dos tercios que habían sufrido sus salarios tras el golpe. Los empleados públicos fueron aún más afectados que el conjunto de los trabajadores chilenos, que en promedio perdieron la mitad de sus remuneraciones”.

Esto generó que en 1990 los sueldos del magisterio alcanzaban apenas el 28% de su nivel anterior al golpe. El conjunto de los empleados públicos mostraba un deterioro algo menor, puesto que había recibido el reajuste. En tanto, según acusa Riesco, el promedio de remuneraciones del país se encontraba en ese momento en un 70% de su nivel anterior al golpe.

Riesco agrega que “todos los trabajadores chilenos mejoraron significativamente sus remuneraciones tras el término de la dictadura. El salario medio real recuperó su nivel previo al golpe en noviembre de 1999. Sin embargo, debido a la deuda histórica, el magisterio es el único sector del país que todavía mantiene un nivel de remuneraciones reales inferior al que percibía antes del golpe”.

“Estamos hablando en serio, la autoridad tendrá que entender que no es broma y que se allane a una solución. Hay un fuerte estado de ánimo de pelea adentro del gremio y creo que a generado mucho malestar la respuesta que hubo”, señaló Gajardo.


GOBIERNO NO RECONOCE ACUERDOS

La deuda histórica fue motivo de un reclamo del Magisterio acogido por la OIT, que en su Conferencia Internacional del Trabajo del 2009 trató el problema en sesión plenaria e instó al gobierno a reparar la deuda histórica del magisterio, puesto que la misma viola tratados que el Estado chileno ha suscrito.

Ante tal petición, el gobierno alegó que con motivo de la aprobación del presupuesto del 2009 había suscrito un acuerdo con el parlamento en virtud del cual una comisión conjunta analizaría el problema y le entregaría una solución en el curso de este año.

Durante 9 meses 13 diputados integraron la Comisión de Deuda Histórica, evacuando una propuesta de solución negociada, acotada y financiada para este tema que afecta a 82.004 profesores y un número indeterminado de asistentes de la Educación.

La fórmula de dicha Comisión fue un sistema de bonos compensatorio y post laboral, los que fueron después aprobados unánimemente en la Sala en agosto de este año, determinando en ochenta mil el número de profesores afectados, estimando en 5,2 billones de pesos lo adeudado al Magisterio. También propone una fórmula de pago de un bono de entre cinco y diez millones de pesos, más un suplemento a las jubilaciones de entre cincuenta y cien mil pesos mensuales por persona afectada.

Riesco sostiene que el monto resulta perfectamente posible de solventar para las finanzas públicas, ya que sólo “requiere un incremento del presupuesto educacional inferior al 5 por ciento”.

El diputado Francisco Chahuán (RN), integrante de la Comisión especial de la Cámara abocada al tema, calificó de “improcedentes y absolutamente falsos” los dichos de ministra Jiménez, quien deslizó que los parlamentarios siempre habrían sabido que tal pago no se iba a efectuar.

Chahuán recordó que “fueron los propios Ministros de Educación y Hacienda quienes, para destrabar la discusión presupuestaria del año pasado, firmaron un compromiso en torno a presentar un proyecto de ley en un plazo de 60 días, una vez evacuado el informe de dicha instancia”.  Por ello, Chahuán llamó a Jiménez a “no faltar a la verdad” y “que se haga responsable de lo que firma y lo que dice.


PARLAMENTARIOS APOYAN A MAESTROS

Carolina Tohá, vocera de gobierno, sostuvo que los dos últimos reajustes recibidos por el profesorado fueron muy superiores al promedio desde 1990 a la fecha, a juicio del economista “su situación entonces era tan desmejorada que aún así se encuentran ambos todavía por debajo del promedio general”.

“La deuda histórica es un problema nacional. La permanencia a lo largo de casi cuatro décadas de una política de remuneraciones discriminatoria en contra del magisterio ha deteriorado seriamente la educación. Ello ha afectado la formación de millones de alumnos a lo largo de muchos años. Quiénes constantemente achacan al magisterio todos los males de la educación deberían reflexionar acerca de este factor”- sentenció Riesco.

Diputados de diversas bancadas amenazaron con votar en contra del presupuesto de Educación para 2010 y no descartaron interpelar a los ministros Velasco y Viera Gallo. El apoyo de los diputados al Magisterio proviene de distintas bancadas.

El jefe de la bancada de diputados DC, Gabriel Silber, llamó a conformar una mesa de negociación tripartita entre el gobierno, el Magisterio y los parlamentarios para alcanzar un acuerdo. El diputado sostuvo que el Ejecutivo reconoció la deuda y aceptó en los términos de un pago que representa apenas el diez por ciento de lo adeudado.

Incluso el senador UDI, Hernán Larraín, sostuvo que se trata de un “falta de criterio impensable”. En tanto, el jefe de la bancada PPD, diputado Enrique Accorsi, dijo que con esta decisión del gobierno, el más afectado podría ser el candidato del oficialismo, Eduardo Frei.

“Aquí hay una deuda de carácter moral, una deuda de carácter ética y como Concertación, como gobierno, no nos podemos quedar de brazos cruzados frente a la respuesta del Ejecutivo, por eso, como Congreso llamamos al gobierno a, dentro de las próximas horas, instaurar una mesa tripartita porque queremos encontrar una solución dentro de las próximas semanas, no podemos no encontrar remedio a aquello que en justicia correspondía asumir y pagar”- dijo Silber.

Por su parte, el diputado PRI Carlos Olivares acusó a los ministros de Hacienda y de la Secretaría General de la Presidencia de mentir, mostrando un protocolo de acuerdo firmado por los ministros Andrés Velasco y José Antonio Viera Gallo, en el que se comprometieron con siete diputados independientes a, según reza lo firmado por los ministros, “entregar un informe con proposiciones para abordar el conjunto de las deudas históricas”.

“Los ministros Viera Gallo y Velasco reconocen la deuda y ahora se atrinchera en una maraña legalista para justificar  un acto arbitrario en contra de los profesores, nos vienen a decir que la Contraloría, que esto, que lo otro. ¡Mentira! Y acuso de mentirle al gobierno, de mentirle a los diputados que firmamos este protocolo, hicimos buena fe de Viera Gallo y de Velasco, nos sentimos burlados, vamos a votar en contra de la partida para el presupuesto de Educación, ahora”- sostuvo Olivares.

El Ciudadano

Facebook Comments

4,251,024FansMe gusta
174,441SeguidoresSeguir
292,315SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -