Inician campaña para despatologizar a transexuales

Este sábado el Movimiento Unitario de Minorías Sexuales (MUMS) inició con un stand en la Plaza de Armas de Santiago una campaña para que sea retirado de los manuales de psiquiatría la transexualidad


Este sábado el Movimiento Unitario de Minorías Sexuales (MUMS) inició con un stand en la Plaza de Armas de Santiago una campaña para que sea retirado de los manuales de psiquiatría la transexualidad.

En el marco de la campaña internacional «Stop Trans Pathologization», este sábado 17 de octubre se realizaron manifestaciones y otras acciones en 38 ciudades de Europa, Latinoamérica, Norteamérica y Asia en apoyo a la Campaña Alto a la Patologización Trans STP 2012, convocadas por la Red Internacional de Despatologización Trans.

Más de 180 grupos provenientes de 40 países de diferentes regiones del mundo y 7 redes internacionales han declarado su adhesión a la convocatoria, entre los que particpó el MUMS chileno con una mesa informativa instalada en la Plaza de Armas de Santiago.

La demanda principal de la campaña es la retirada del llamado “Trastorno de Identidad Sexual” de los catálogos diagnósticos internacionales (DSM-IV y CIE-10). Nuestros objetivos alcanzan el ámbito internacional puesto que la despatologización depende de organismos internacionales, como la American Psychiatric Association (APA), y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En Chile, el Grupo de Apoyo a Hombres Trans (GAHT), junto al Movimiento Unificado de Minorías Sexuales (MUMS), la Organización Trans «Amanda Jofré», la Coordinadora Universitaria por la Disidencia Sexual (CUDS), y otras organizaciones sociales participaron de la actividad.

Dichos movimientos consideran que la clasificación de la transexualidad como enfermedad mental fomenta la transfobia y exclusión social de personas trans en todo el mundo. La obligatoriedad del diagnóstico psiquiátrico atenta contra los derechos humanos de integridad corporal y libre expresión de las identidades sexual y de género, derechos recogidos en declaraciones internacionales recientes como los Principios de Yogyakarta (2007) o las recomendaciones del Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa Thomas Hammarberg (2009). En este sentido, consideramos la despatologización de la transexualidad como un primer paso imprescindible para el pleno reconocimiento de los derechos humanos de las personas trans.

A la vez, existe una gran importancia de garantizar los derechos sanitarios de las personas trans. Por eso, es imprescindible la inclusión de la demanda de libre acceso a la hormonación e intervención quirúrgica, sin necesidad de autorización psiquiátrica para aquellas personas que lo requieran, y su cobertura por el Sistema de Salud Pública. Para garantizar estos derechos sanitarios, apoyamos una mención no patologizante en el CIE, siempre que esta mención no signifique una reclasificación de la transexualidad como enfermedad mental, orgánica o neurológica. La justificación de los derechos sanitarios de las personas trans no debería basarse en una definición patologizante de las identidades trans.

En este sentido, demandan que el proceso de reasignación sexual sea una opción de libre elección para las personas trans, sin que haya una obligatoriedad de diagnóstico psiquiátrico, hormonación o intervención quirúrgica para la modificación del registro de nombre y/o sexo.

En la jornada hicieron un llamado a favor de la despatologización de la transexualidad, haciendo un llamado a todos los gobiernos, organismos internacionales y a la sociedad en general, para demandar y apoyar la retirada del llamado “Trastorno de Identidad Sexual” del DSM-IV y CIE-10. Nos gustaría dar las gracias a todos los grupos, redes y personas individuales que están apoyando la campaña.

El Ciudadano

Compártelo

Comentarios