es Spanish

La satanización del paro de los trabajadores del registro civil

Me levanto, enciendo la tele y me encuentro con que el Registro Civil está en paro. Pongo atención en la forma en que los periodistas problematizan y enfocan la noticia. Del problema gremial: nada. Se enfoca el cuento en los pobrecitos viajeros que necesitan de sus pasaportes para salir del país y me pregunto: ¿Qué pasa con la gente que fallece? Quizás es ignorancia mía y existen otras formas de inscribir las defunciones. ¿Y qué pasa con las inscripciones de los nacimientos? ¿Qué pasa con la gente que necesita postular a un trabajo y necesita de su certificado de antecedentes? y luego veo a Nelly Díaz en la tele, elocuente y en los pocos minutos de cobertura que le dan, señalando que, desde el año del ñauque que no les suben los sueldos; que son una de las oficinas gubernamentales que más recauda; escucho “empresa privada”, escucho de “el sueldo mìnimo para un millón de chilenos” y el periodista dale que suene con los pobrecitos viajeros que no pueden salir del país. ¿Cuánto porcentaje de la población puede darse el lujo de salir del país en este mes? pienso, y a dónde irán, porque para ir a Perú, Bolivia, Uruguay, etc. sólo es necesario el carnet de identidad.

Pienso que no soy ABC1 y me da pena ver que las noticias no están pensadas para gente como yo. Tomo la cámara, paso a la marcha, corro, arranco, toso, lloro, veo cómo los pacos le pegan a una señora, toman presas a personas que no están haciendo nada más que ver la danza macabra del alegato pobre en contra del stablishment y el patriarcado. No me gusta, me da rabia, pero entiendo que no tengo nada más que hacer. Con suerte tirarle un escupo a cualquiera de los 15 carros nuevos, antimotines, que alcancé a contar en la calle Bandera. Y enfilo entonces por Huérfanos hacia Manuel Rodríguez. Quizás puedo ser más útil en otra parte.

Llego al registro civil y veo funcionarios fumando afuera. Hablo con el guardia y pido hablar con Nelly Díaz. Me da risa pensar que puedo hablar con gente famosa, con gente que sale en la tele, me siento de alguna forma, parte, de eso que sucede en nuestro entorno y creo, en serio que puedo ayudar en algo.

El guardia me lleva a una oficina en el segundo piso. Veo odren, veo gente por todas partes, veo organización y alegría, veo orgullo y solidaridad gremial y me imagino que algo así debió ser lo que se vivía en los 70, antes del golpe. Me da pena saber que el entusiasmo se apaga cuando se entregan soluciones a conflictos `puntuales. Quisiera ver que los gremios se unen. Ando sensible. Nelly se acerca, me da la bienvenida, como una suerte de mamá cariñosa y me agradece el estar ahí. Le digo que quiero entrevistarla, que trabajo en el Ciudadano, se sienta y comenzamos.

– ¿Cuántos son, actualmente los empleados que están en paro y cuáles son sus demandas?

– Somos 3000 funcionarios y de esos tres mil, somos dos mil novecientos y fracción los que estamos en paro a lo largo de todo el país. En total, somos un 98% de los empleados, los que nos encontramos actualmente en el cese de nuestras funciones. Los que no están adheridos, son personas de confianza de la dirección y uno que otro funcionario. Pero el éxito ha sido total con este 98% de adhesión. Las oficinas que, cuando partimos, estaban abiertas, hoy se encuentran cerradas.

Desde el año 2011 que estamos en conversaciones con el ministerio y con la dirección del servicio, para mejorar los sueldos de los funcionarios del Registro Civil. Se nos dijo que las mejoras salariales se iban a ir dando de manera paulatina, pero se llegó a un tope y seguimos, una cantidad de funcionarios, sin ninguna solución. Esto se dio anteriormente. Nosotros en el año 2005 tuvimos que salir a la calle para pedir una mejora en nuestros sueldos. Para el año 2008, los funcionarios del registro Civil estábamos Bajo la línea de la pobreza, a pesar de que éramos el servicio que más recaudaba en términos monetarios y a pesar de aquello, nuestros sueldos no reflejaban, de ninguna manera, todo lo que trabajábamos y lo seguimos haciendo. En el año 2008 esa situación mejoró en alguna medida, pero desde esa fecha, te estoy hablando desde hace 5 años, no hemos vuelto a ver otra mejora. En total, han mejorado la situación de 709 funcionarios, pero nos encontramos 2291 funcionarios sin respuesta. La dirección nos dijo que, para este año, se iban a mejorar las condiciones laborales de los oficiales del registro civil, que en total son 581 funcionarios a lo largo de todo el país; a los profesionales, que son cerca de 150; y a los técnicos, que son alrededor de 40. Era una buena cantidad para mejorar durante este año, se nos dijo que estas mejoras se darían de manera gradual y la asociación se mostró conforme con esta dinámica, pero después de 6 meses de trabajar a lo que corresponde de este año, a los oficiales civiles y a los profesionales, el director del servicio, en una conversación con el ministerio les dijo: “No tengo plata para mejorar a los que les prometí” y ahí es donde se comienza a generar este conflicto y comenzamos a acercarnos al ministerio para conversar y donde nunca llegamos a un acuerdo y donde aflora este paro nacional.

– ¿Qué es lo que esperan conseguir, como gremio, con este paro nacional?. ¿Cuál es el petitorio?

– Nosotros, los funcionarios públicos, nos regimos por una escala única. Esta escala única está dividida en grados. Y en concreto, lo que estamos pidiendo es que a cada funcionario del Registro Civil, se le aumente 2 grados. Obviamente hay funcionarios que no pueden acceder a estas mejoras, porque se encuentran en el tope por ser los más antiguos. Pero hay 2.200 funcionarios que no se encuentran en esa situación. Entonces, estamos diciendo que en un grado 20, tenemos oficiales civiles y te estoy diciendo, son jefes de oficinas los que están en ese grado y para ellos, lo que estamos pidiendo es de 30 o 40 mil pesos de aumento, que no es nada. De eso estamos hablando.

– Nelly, estamos hablando de que el registro civil es una de las oficinas que más recauda. Cuéntame, esas recaudaciones van directamente al Estado?

– Correcto. El Estado tiene una bolsa. Y todos los dineros que van a caer ahí, el Estado los distribuye. Lo que nosotros estamos diciendo es: Ocupemos las platas que están adentro del servício y le estamos diciendo, en este caso, al ministerio de hacienda, autorícennos un poquitito más del presupuesto con estos mismos recursos que nosotros generamos, que nos autoricen un poco más para que nos puedan subir el grado.

– En las noticias estaba viendo que hay una problemática con las nuevas cédulas de identidad y pasaportes. Qué tiene que ver eso con ustedes como funcionarios.

Lo que pasa es que a contar del 2 de septiembre, en el registro civil comenzaba a funcionar la nueva plataforma para los documentos de identidad. Llámese carnet de identidad y pasaporte. Nosotros estuvimos 10 años trabajando con la empresa SONDA y ahora estamos con una empresa que es Morpho, de origen francés. Quien fabrica los documentos de identidad, es esta empresa y no los funcionarios del registro civil. Es una empresa externa. Y lo que se recauda por los documentos de identidad, no van a este fondo del estado del que te hablé, sino que van directamente a esta empresa privada, que es la que fabrica estos documentos. Entonces, por qué nosotros estamos en esta demanda, porque la plata se va donde ellos y, quienes hacemos la pega, somos los funcionarios del Registro civil. Entonces nosotros, por eso queremos mejoras. Si el estado está invirtiendo en esta plataforma, 385 millones de dólares, que es un equivalente a 200 mil millones de pesos, o sea, es el sueldo mínimo de un millón de chilenos, ¿cómo no nos van a poder mejorar las condiciones salariales si nosotros somos los que realizamos este trabajo? Es decir por favor, mírennos un poco a nosotros. estamos pidiendo nada más que dos grados.

– Respecto de las problemáticas que se plantean en los medios de comunicación masivos, respecto de esta huelga, como perjudiciales para la sociedad, cuéntame, ¿qué medidas reales son las que han tomado los funcionarios del registro civil para dar solución a los problemas de la gente? y por qué crees tú que los medios de comunicación están satanizando este movimiento gremial a través de exponer las dificultades de la gente para obtener sus pasaportes, en vez de poner en la palestra situaciones de mayor gravedad como podría llegar a serlo la obtención del registro de nacimientos, certificados de defunciones, o la obtención de certificados de antecedentes para, por ejemplo, postular a algún trabajo. Situaciones, que, en lo personal, me parecen más urgentes que un viaje.

– Bueno, a nosotros nos gustaría que los medios de comunicación pusieran mayor énfasis en las demandas. pero el mundo es así y no podemos cambiarlo en estos momentos. ¿Y cuándo se agudiza la problemática del paro del Registro Civil? Cuando la señora que tiene que ir a cobrar su pensión, necesita de su cédula de identidad. Eso no les importa mucho a los medios de comunicación. Y nosotros se los hemos entregado a montones de personas jubiladas que lo requieren para su pensión porque somos empleados públicos. Y esto se comienza a visibilizar cuando comienza a reclamar el señor que no puede sacar su pasaporte para viajar. Estamos en el mes de septiembre, entonces hay mucho reclamo de cierto sector social que, ojo, no estoy diciendo que sea malo ni que sea inválido, pero nosotros los funcionarios tenemos la premisa de que todos los usuarios son iguales. No tenemos usuarios de primera ni de segunda categoría. Ellos también tienen derecho a reclamar y, quizás, tienen más “acceso” para reclamar. Pero también hay personas que necesitan un carnet de identidad y no un pasaporte para viajar. Hay personas que las despidieron y tienen que ir a cobrar un finiquito. Para todos los casos, nosotros hemos buscado la forma de solucionarles estos problemas y estamos realizando turnos éticos. Ahora, lamentablemente sólo tenemos 1 equipo para trabajar y con esto me refiero a que tenemos únicamente un computador con acceso al sistema y eso imposibilita que atendamos a todas las personas. Y eso que somos la oficina más grande de todo el país. Y para eso, tuve que pedirle al servicio que habilitaran un equipo, porque con esta nueva plataforma, no estaban habilitados. Son muy pocos los que están realmente habilitados en todo Chile. Pero nosotros, como funcionarios responsables, pedimos de forma especial que nos habilitaran, al menos uno, para poder realizar turnos éticos. Al tener nada más un equipo, eso se traduce en que las personas tienen que esperar entre una y dos horas para ser atendidas, pero de todas formas, las estamos atendiendo. Si piensas, ¿en dónde se ha puesto el acento aquí? En las personas que viajan. Y cada persona que tenga que viajar y su pasaporte esté listo y presente su documento de viaje, se le hace entrega de su pasaporte.

– Cuéntame. En términos reales, quiénes son los más afectados con el cese de sus funciones, a tu juicio. Te lo pregunto porque pienso en la gente que fallece, en los niños que nacen, eventualidades que tienen una alta carga dramática en la vida de un ser humano y que requieren del Registro Civil para que tengan una validez, más allá de lo real, en lo formal.

– Mira, en el caso de las defunciones, pues no requieren tanto del registro civil, porque si tú te encuentras en la situación de que fallece un familiar, puedes acercarte al cementerio, presentando el documento del médico, el que te dan en el hospital y puedes sepultar a tu ser querido, porque posteriormente el cementerio hace el trámite por requerimiento interno al Registro Civil. Igual, de todas formas estamos inscribiendo algunas defunciones. Entonces, si la defunción, tú la tomas como ética, pues en ese caso particular, el cementerio puede hacer el trámite y el Registro Civil no es indispensable. Distinto es cuando un recién nacido nace y fallece. Hay que inscribir el nacimiento para obtener la defunción y eso lo hemos hecho y lo vamos a seguir haciendo.

– En definitiva, ¿Hay algo más que quisieras agregar a esta entrevista?

– Básicamente me gustaría agregar y pedir a los medios de prensa, que esto no se siga satanizando, porque lo que estamos pidiendo son medidas que nosotros consideramos y creemos justas. Cuando el estado es capaz de invertir 200 mil millones de pesos, el sueldo mínimo de un millón de chilenos, nosotros creemos que es válido pedir que miren a quienes hacemos el trabajo. Nosotros somos los que no almorzamos para atender al público, porque si bien, el registro civil cierra sus puertas a las 2 de la tarde, nosotros nos quedamos atendiendo al público que queda dentro de las oficinas y las más veces trabajamos hasta las 4 de la tarde sin pararnos de nuestros escritorios, ni siquiera para ir a comer algo. Necesitamos una mejora. Lo que estamos pidiendo no es tan grande y estamos seguros de que el gobierno es capaz de hacerlo.

Por Ángela Barraza Risso

Fotos por Manuel Abarca Medina

El Ciudadano

Facebook Comments

4,250,638FansMe gusta
173,377SeguidoresSeguir
292,047SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

- Advertisment -