Presidenta Bachelet inauguró el VI Encuentro Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua

Bachelet en Olmué

Con el fin de facilitar un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias que permita mejorar la labor de las Organizaciones Comunitarias de Gestión de Agua Potable y Saneamiento –Ocsas- de Latinoamérica, se está realizando en la localidad de Olmúe, V Región de Chile, el VI Encuentro Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua.

La inauguración del evento contó con la participación de la Presidenta de la República Michelle Bachelet, quien destacó el trabajo que realizan las organizaciones comunitarias en las zonas rurales. Señaló además que “Chile lleva más de ocho años de escasez de agua en algunas zonas y que esta es una realidad que llegó para quedarse”. Agregó que “estoy convencida de que debemos consolidar un nuevo modelo en la forma en que tratamos y regulamos el agua potable rural, con una nueva institucionalidad, que permita el desarrollo de los servicios de saneamiento en forma sostenible en el tiempo”.

La Presidenta llegó acompañada del ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga y, además de resaltar que el Estado debe jugar un rol central en la administración y el uso de recursos que son escasos; enfatizó que “no podemos hacerlo sino en articulación y diálogo con las comunidades, que son las que conocen con mayor detalle sus necesidades y también la mejor forma de resolverlas”.

En este marco, la máxima autoridad del país firmó el documento con las indicaciones al proyecto de ley que regula los Servicios Sanitarios Rurales y que es una sentida aspiración de las Organizaciones Comunitarias de Gestión del Agua Potable Rural chilenas. De esta forma, el proyecto de ley ingresará esta semana al Congreso para reimpulsar la tramitación pues el proyecto llevaba cinco años congelado por falta de acuerdos. La Presidenta de la República manifestó estar convencida de que “debemos consolidar un nuevo modelo en la forma en que tratamos y regulamos el agua potable rural, con una nueva institucionalidad, que permita el desarrollo de los servicios de saneamiento rural en forma sostenible en el tiempo”.

{destacado-1}

Por su parte, Gloria Alvarado, presidenta de la Federación Nacional de Agua Potable Rural (Fenapru), expresó su alegría por lo que calificó como un hito: “Estamos muy contentos porque esto corona un esfuerzo que los dirigentes nacionales venimos haciendo hace muchos años. Fue muy importante que la Presidenta firmara este proyecto de ley en este Encuentro tan trascendental para nosotros”. La dirigente espera que el proyecto tenga una tramitación rápida en el Congreso para que pueda ser promulgado durante este Gobierno para, de esta forma, contar con una legislación que “proteja a las organizaciones comunitarias que gestionan el agua frente al avance de las grandes transnacionales que están privatizando y las grandes empresas que están contaminando y exportando las aguas que pertenecen a todos los chilenos”.

Las Organizaciones de Gestión Comunitaria del Agua Potable (Ocsas) abastecen del vital elemento a 70 millones de personas en América Latina.

Las Ocsas son estructuras sociales creadas por grupos de vecinos en zonas periurbanas o rurales, que son las que operan y mantienen los servicios de Agua Potable Rural y, en algunos casos, de saneamiento rural. Son formadas por Dirigentes Sociales que han tomado el timón de la administración de un servicio básico y de primera necesidad,  con una estructura organizativa que les ha permitido enfrentar el desafío que se les ha propuesto de administrar este tipo de servicios y lo han hecho de manera gratuita y con gran sentido de vocación, labor que se mantiene en Latinoamérica desde hace muchos años. Sin embargo, esta tarea, además de compleja y carente de reconocimiento, ha sobrevivido gracias al espíritu de servicio que presentan los gestores comunitarios y porque los beneficios de administrar un servicio como este impactan positivamente en los socios y comunidades locales, a través de sistemas tarifarios por debajo de los servicios urbanos concesionados  (en algunos países), por la atención personalizada al socio y por el gran impacto que genera la ayuda social que se realiza en las comunidades.

El Encuentro que las reúne en Olmué tiene como objetivo facilitar un espacio latinoamericano de encuentro y de intercambio de experiencias, de aprendizaje de mejores y nuevas prácticas,  con el afán de mejorar la gestión de las Ocsas, la sinergia entre los pares y la interrelación con los actores involucrados en Agua y Saneamiento en América Latina y el Caribe.

{destacado-2}

Rolando Marín, presidente de la confederación que agrupa a estas organizaciones en Latinoamérica (Clocsas), considera que “ellas han estado invisibilizadas por parte de los poderes y de las grandes entidades financieras, no reconociendo el esfuerzo que las organizaciones vienen haciendo desde hace más de 50 años para dar un servicio tan vital como el agua a muchas poblaciones latinoamericanas”.

Entre los diversos aspectos que se están analizando durante el VI Encuentro, destacan las iniciativas que se están llevando a cabo a nivel de América Latina para garantizar el Derecho Humano al Agua y Saneamiento en la región, así como el panorama actual y los desafíos futuros para dar cumplimiento a los Objetivos del Desarrollo Sostenible que están en discusión actualmente entre los estados miembros de Naciones Unidas. De ellos nacerán los que marcarán el paso de la agenda internacional en los próximos 15 años, los retos a abordar hasta el 2030.

Otro de los aspectos que se debatirán en el Encuentro son los desafíos que las Ocsas enfrentan en un contexto donde el Cambio Climático cada vez impacta más a nuestro continente. En este sentido, tal y como explica la directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, la ausencia de planes para adaptarse al cambio climático en nuestro país es un problema urgente a abordar para poder garantizar seguridad hídrica a la población. La experta advierte que las consecuencias futuras de este fenómeno ya se visualizan: proceso de desertificación progresiva del Valle Central de Chile, aceleración del derretimiento de los embalses de agua congelada y “en la zona norte y centro nos quedaremos sin reservas de agua dulce. Sin embargo, Chile no ha hecho nada para adaptarse al cambio climático”, asevera.

El VI Encuentro de Gestión Comunitaria del Agua se desarrollará hasta el viernes 4 de septiembre en el Centro de Convenciones Rosa Agustina en la localidad de Olmué, Quinta Región.

Olmué, V Región de Chile, miércoles 2 de septiembre 2015.

El Ciudadano

4,209,647FansMe gusta
130,742SeguidoresSeguir
289,348SeguidoresSeguir
16,411SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Un pulpo maya predice la destrucción inminente del medioambiente

Frente a las costas de Yucatán hoy existe un modelo que describe el frágil balance de este hábitat, una aproximación a los peligros que enfrenta la vida marina a escala global
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -