Proyecto Ngen de Curarrehue: amistad vasco-mapuche rinde sus frutos

En 1941 llegó a la ciudad de Mondragón -en el País Vasco- el sacerdote José María Arizmendiarrieta, lugar donde crearía en 1956 lo que hoy es el mayor complejo cooperativo del mundo

Proyecto Ngen de Curarrehue: amistad vasco-mapuche rinde sus frutos

Autor: Wari
09/06/2010

En 1941 llegó a la ciudad de Mondragón -en el País Vasco- el sacerdote José María Arizmendiarrieta, lugar donde crearía en 1956 lo que hoy es el mayor complejo cooperativo del mundo. En 1996 arribó a la comuna de Curarrehue -Región de La Araucanía- el padre Iñaki Arriola, también vasco. Diez años después, se constituyeron cinco cooperativas entre los lugareños pehuenches, las que en 2008 conformaron la Federación de Cooperativas Ngen. El año pasado ganaron un premio internacional al productor rural innovador. ¿Será posible la constitución de un futuro «Mondragón Mapuche»?

El padre Iñaki Arriola llegó a Chile en 1996 con la intención de crear, en la comuna de Curarrehue -zona cordillerana de la IX Región- el Proyecto Integral Ngen, que en mapudungun quiere decir «Espíritu del dueño y guardián de la naturaleza». Esta iniciativa ha tenido desde 1999 apoyo estratégico del País Vasco, comunidad que ha desarrollado uno de los modelos cooperativos más exitosos en el mundo -la Corporación Mondragón-, al conjugar el sentido solidario o mutualístico con la eficiencia empresarial.

Bajo este modelo, durante el 2006, los productores –coordinados por la Parroquia San Sebastián de Curarrehue- formaron cinco cooperativas denominadas Ngen, dedicadas a los siguientes rubros:

Cooperativa de Madera

Está formada por 10 personas que trabajaron, durante 11 años, en una barraca-mueblería de la comuna. Está vinculada al Liceo Técnico Profesional, a través de la carrera «Productos de la madera», de la cual egresaron los profesionales que hoy son parte de la cooperativa.

Su propósito es la compra y venta de productos forestales, ligados al manejo sustentable del bosque. Para la venta ofrece leña, estacas, durmientes, y entre sus servicios están el aserreo de madera, el cepillado y el secado de madera. En estos momentos están en proceso de producir leña certificada.

Cooperativa de Consumo Ngen

Formada por 130 socias. Mujeres en su mayoría de etnia mapuche, dueñas de casa (con un 40% de jefaturas de hogar), en situación de deprivación socioeconómica. El objetivo principal de la cooperativa es la organización de las mujeres desde sus necesidades prácticas, consiguiendo la disminución del precio de la canasta familiar y de los productos agrícolas, comprándose a proveedores/as y productores/as a través de la cooperativa.

Cooperativa de Servicios Turísticos Ruka Ngen

Formada por cinco socios/as. Ellos/as son parte del profesorado del Complejo Educacional Ruka Ngen. El objetivo de esta cooperativa es formar alumnos/as para el trabajo en el rubro turístico a través del incentivo de un turismo responsable dentro de la comuna.

Actualmente está en fase avanzada de construcción un hostal rústico de nivel internacional. También se arriendan algunas cabañas construidas en los terrenos del complejo.

Cooperativa Campesina Zomo Ngen

Formada por 150 socias (que también pertenecen a la anterior cooperativa). El objetivo de esta cooperativa se centra en la producción y venta de productos de los siguientes rubros: apicultura, cultivo bajo plástico, cría de ganado ovino y recolección de piñones. Esta cooperativa se enmarca dentro del trabajo de la Red de Comercio Justo, desde una mirada de valoración y dignificación cultural del trabajo femenino en la zona.

Cooperativa de Transportes Ngen

Formada por cinco socios. El objetivo de esta cooperativa es la venta de servicios de transporte de pasajeros y de mercancías, privilegiando el trabajo que se hace al interior del resto de grupos cooperativistas.

FEDERACIÓN

El 25 de abril de 2008 estas cooperativas formaron una estructura de segundo piso, la cual se convertió en la Federación de Cooperativas Ngen de Curarrehue, para beneficiar directa e indirectamente a unas 600 personas de toda la comuna.

La constitución de la Federación fue uno de los hitos establecidos en el proyecto «Construyendo redes solidarias de comercialización», cofinanciado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

Esta Federación actúa como una plataforma de negocios y de gestión de las distintas actividades de las cinco cooperativas que funcionan en Curarrehue. Tiene capacidad jurídica, técnica, administrativa y financiera.

Además, sus acciones permitirán establecer una red de producción y comercialización solidaria dentro de la comuna de Curarrehue.

La coordinadora técnica de este proyecto impulsado por FIA, María Jesús Ulloa, señaló que «con el nacimiento de la federación se materializan años de trabajo en pro del fortalecimiento organizativo de las comunidades de Curarrehue. En especial, si con esta iniciativa queremos mejorar la posición de la mujer en el aspecto socioeconómico dentro de su comunidad».

Por otra parte, el coordinador del Proyecto Ngen de Curarrehue, sacerdote Iñaki Arriola, dijo que «el rescate de los productos agrícolas pertenecientes a la etnia pehuenche -desde la organización de las redes de base, con miras a su incorporación al mercado- es una meta que nos hemos planteado desde el principio, para vender productos silvoagropecuarios de calidad con sello autóctono, y donde el pilar de este trabajo siempre será la organización».

Además, las agricultoras han efectuado giras tecnológicas apoyadas por FIA, para conocer experiencias comunitarias inspiradas en el modelo vasco y ya han exportado miel a Alemania.

El entonces subdirector de FIA, Ricardo Isla, agregó que la Fundación «ha incorporado a las poblaciones indígenas como una de sus líneas de trabajo. En los últimos años, consecuente con este compromiso, se han financiado numerosas iniciativas de innovación con poblaciones indígenas, a través de los mecanismos normales de asignación de recursos. Esta iniciativa también se inserta en un compromiso mayor de nuestra institución, el cual busca lograr el desarrollo de un país más inclusivo, incorporando a las poblaciones más postergadas del país a las acciones de fomento que el Estado realiza con fondos públicos».

En total, el monto del proyecto fue de $38.746.143, al cual FIA aportó con el 55%. Este trabajo también recibió financiamiento de Indap, en el marco de un concurso especial para campesinos.

A comienzos de este año se inauguró la oficina de la Federación y se han establecido convenios con varias universidades de la zona.

PROCESAMIENTO DEL PIÑÓN

La primera vez que Beatriz Carinao vio a su mamá producir miel en su casa de Curarrehue quedó asombrada. «Lo que se hacía era pillar las colmenas en el bosque, nadie pensaba que podía tener cajones en la casa», cuenta la dirigenta de 30 años, hoy presidenta de la Federación de Cooperativas Ngen.

Tampoco creían que, con los fríos de la zona, pudieran crecer tomates, pepinos o ají. Hasta que con ayuda del Padre Iñaki, el párroco que llegó en los 90 a Curarrehue, su mamá comenzó a agruparse con otras mujeres en talleres laborales y para construir invernaderos.

«Antes el papel que teníamos como mujeres era muy bajo, el hombre mandaba. Ahora pensamos distinto y contamos con el apoyo de la familia. El Padre Iñaki decía que había que ayudar a las mujeres, porque la plata que ganan es para la casa; los hombres se la gastan en otras cosas. Pensar en tener hortalizas era imposible. Estamos a 40 kilómetros de Curarrehue, nada llega. Hoy las tenemos y de muy buena calidad. Al proyecto de las hortalizas siguió el de ovinos, de ellas obtenemos el abono y trabajamos la lana», cuenta Beatriz.

El último proyecto que tienen es el piñón. Ya hay socias que se están capacitando para aprender a comercializar las recetas tradicionales y sumar preparaciones. Aunque el proceso no ha sido fácil, hay comunidades que viven a 90 minutos en bus de Curarrehue. «Lo que nos motiva son los resultados. Nos encantaría sumar a todas las mujeres que quieran participar, pero no contamos con los recursos necesarios para hacerlo y hay muchas que se quedan fuera. Ser dirigenta no se paga y el trabajo es mucho, pero ver los logros motiva a seguir», dice Beatriz.

La sala de procesamiento de piñones está en funcionamiento desde comienzos de este año.

PREMIO INTERNACIONAL

Actualmente, la Federación de Cooperativas Ngen agrupa a más de 200 personas, la mayoría mapuches y en noviembre del año pasado recibió el premio Productor Rural Innovador de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA). El reconocimiento que recibió consiste en una medalla, un pergamino y US$5.000.

La JIA, organización constituida por 34 Estados miembros de las Américas y España, seleccionó a esta Federación dentro de “los productores (individuos o grupos) que hicieron aportes sobresalientes en el período, especialmente en innovaciones a la producción, y que representan un ejemplo para los productores nacionales y de otros países del hemisferio”.

Entre los rubros que trabajan está la producción de horticultura bajo plástico, la apicultura, la cría de ganado ovino y la recolección de piñones, para la elaboración de conservas, puré y piñones al natural.

Su objetivo central es mejorar la posición de la mujer en el aspecto socioeconómico dentro de la comunidad rural. En este caso, el motor principal del proceso son mujeres pehuenches, las que trabajan la tierra respetando el medio ambiente, con una perspectiva de género y de interculturalidad, y fomentando la organización social de base.

La Federación también ha participado en las  «Jornadas de Economía Solidaria» que han tenido lugar en Temuco y otras ciudades.

PROYECTO INTEGRAL NGEN

El Proyecto Ngen abarca diversas obras:

Parroquia ‘San Sebastián’ de Curarrehue. A ella se le agregan 20 comunidades cristianas campesinas diseminadas por la zona y la Cordillera.

Jardín Infantil ‘Ruka Ngen’. Existen salas para tres, cuatro y cinco años, además de una sala de psicomotricidad. Atiende a niños y niñas del Hogar de Menores y del pueblo de Curarrehue.

Escuela Básica ‘Ruka Ngen‘.

Liceo Técnico ‘Ruka Ngen’. Especialidades de carpintería y hostelería.

Internado ‘San José de Calasanz’. Cobija a 120 niños y niñas desde 6 a 18 años.

Comedor. Presta servicios de alimentación a más 400 niños y niñas diariamente.

Casa del Campesino. Recibe a los campesinos que necesitan pernoctar en Curarrehue para continuar viajes a otros puntos de la región.

Escuela unidocente ‘Rayen Mapu’: Ubicada a 60 kilómetros de Curarrehue (en Flor del Valle, cordillera)

Talleres para mujeres mapuche: Se desarrollan en diversas localidades de la comuna de Curarrehue.

Proyectos de desarrollo social en conjunto con otras organizaciones (Servicio País, Hogar de Cristo, Un Techo para Chile, etc.).

Voluntariado. Jóvenes del País Vasco y de Chile colaboran constantemente en el desarrollo del Proyecto como voluntarios temporales (dos meses) y de larga duración.

Radio Ngen

Productora Ngen Televisión

Documental sobre las cooperativas Ngen:

Jardín Infantil Ruka Ngen:

Contacto:

María Jesús Ulloa ([email protected]): 6 846 98 81

Fuentes: diariodelagro.cl/ Revista del Campo (El Mercurio)/ www.chilecrece.cl/www.decoop.cl

Artículo relacionado:

Pehuenches de cooperativas ngen ganaron premio internacional

El Ciudadano


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados