Busca en El Ciudadano

Razones del No en Vitacura

Para este domingo se espera que los vecinos de Vitacura acudan al primer plebiscito vinculante de la historia de Chile


Autor: Mauricio Becerra
14/03/2009


Para este domingo se espera que los vecinos de Vitacura acudan al primer plebiscito vinculante de la historia de Chile. Tuvieron que juntar firmas, acudir a la Contraloría y enfrentar la cerrada postura del alcalde Torrealba de no dar espacio a la participación ciudadana. Vea aquí los sectores en disputa y las modificaciones propuestas.

El Plebiscito fue convocado por los vecinos de Vitacura el 20 de diciembre de 2006, quienes apoyaron la acción del movimiento Salvemos Vitacura y lograron reunir ante notario más del 10% del padrón electoral de la comuna, cifra requerida por la ley para obligar a un alcalde a plebiscitar una materia, lo que equivale a 8 mil vecinos de la comuna.

Pese a ello, el alcalde dictó un decreto de rechazo al Plebiscito, ante lo cual se presentó un requerimiento ante la Contraloría General de la República, institución que dio razón a los vecinos, por lo que no le quedó otra al alcalde que convocar a este Plebiscito, el cual es inédito en la historia de Chile porque será la primera vez que los ciudadanos decidan sobre esta materia en forma soberana y con carácter vinculante, es decir, el resultado es un mandato para la municipalidad, el alcalde y su Concejo Municipal.


¿QUÉ SE VA A VOTAR EN ESTE PLEBISCITO?

El tema central a plebiscitar es si los vecinos están de acuerdo en modificar el Plan Regulador para que se construyan edificios de altura en tres sectores de la comuna, lo que duplicaría a los habitantes de la comuna de 81.499 a 142.299 aprox. Y la cantidad de  vehículos en la comuna de 81.000 a 135.720 aprox.

De concretarse esta modificación al Plano Regulador, habría una pérdida sustancial de la Calidad de Vida, más tacos, contaminación y la comuna perderá áreas verdes.

Todos estos proyectos se han tramitado en el municipio en forma arbitraria, sin participación ciudadana, con falta de transparencia y en contra de la voluntad de la mayoría de los vecinos de Vitacura, quienes advierten los efectos negativos que tendrá la construcción de cerca de 200 nuevos edificios en la comuna, que se concentrarán en estos tres sectores a plebiscitar.

Hasta ahora, la participación de los vecinos se ha manifestado concurriendo a las sesiones del Concejo Municipal y a las reuniones de la Comisión de Asesoría Urbana. Pese a las observaciones hechas por ellos a los proyectos, sus opiniones no han tenido efecto alguno sobre la posición del municipio, que promueve con escasos argumentos técnicos estas elevaciones de altura, sin transparentar los estudios de impacto vial, ambiental y las externalidades negativas de estas propuestas.

Fuera del plebiscito quedaron varios proyectos inmobiliarios en otros sectores de la comuna, como lo es la construcción de hasta 54 edificios en Santa María de Manquehue, los 18 edificios en Cerro Alvarado, la modificación para autorizar la construcción de la Costanera Sur Oriente (Lo Curro – Arrayán), la edificación sobre la cota mil en Lo Curro y otros proyectos en diversos sectores no informados a la comunidad, los cuales debieron haber sido consultados conforme al dictamen de la Contraloría General de la República, Nº 46097, del 12 de octubre de 2007.


LOS SECTORES EN DISPUTA

El alcalde Torrealba restringió el pronunciamiento ciudadano a sólo tres sectores de la comuna:

Sector Escrivá de Balaguer – Dr. Almeyda – Club de Polo – Guaraníes:

En este sector se permite actualmente viviendas residenciales de máximo 2 pisos.

El proyecto de cambio al Plan Regulador pretende que se construyan hasta 36 edificios de 6 pisos, en una longitud de 2 Kms. por Av. Josemaría Escrivá de Balaguer y calle interior, lo que significa pasar de 139 viviendas que hoy existen a sobre 3.000 departamentos, esto es, también pasar de 626 habitantes (1 hab. x 159 m2 aprox.) a sobre 12.000 (1 hab. x 8,3 m2 aprox.) y de 563 vehículos a 10.800 aprox.

Pero, además, la propuesta municipal carece del respaldo técnico expresado en documentos que indiquen las condiciones de edificación para el tipo de departamentos que se construirían, las áreas verdes obligatorias, el coeficiente de ocupación de suelo, los distanciamientos entre edificios, la superficie mínima para construir seis pisos, la densidad de viviendas por hectárea, las mejoras exigidas, la densificación humana. En estas condiciones es una propuesta impresentable.

Avda. Kennedy- Benito Juárez – Fdo. de Argüello – Tupungato – Corte de Apelaciones:

En la actualidad en ese sector se permite edificios de una altura de 7 pisos, más aumento en la altura y en la cantidad de departamentos por edificio por aplicación del Conjunto Armónico.

El proyecto de modificación al Plan Regulador pretende elevar la altura a 12 pisos, más el incremento de esta altura por la vía del Conjunto Armónico, dejando abierta la posibilidad a edificios de hasta 16 pisos, con destino vivienda y comercio, incorporando oficinas en todo el frente con Avenida Kennedy.

Esto permitiría la construcción de hasta 50 edificios, en una longitud de 2,8 Kms. por Av. Kennedy, Benito Juárez, Fernando de Argüello/Tupungato, Corte de Apelaciones, lo que significa pasar de 221 viviendas que hoy existen a sobre 5.000 departamentos, esto es, también pasar de 1.105 habitantes (1 hab. x 99 m2 aprox.) a sobre 20.400 (1 hab. x 10,4 m2 aprox.) y de 879 vehículos a 18.360 aprox.

En este caso, lo único que “ganan” los vecinos es un ensanche de tres metros de área verde en calle Fernando de Argüello, el que proviene de una expropiación hecha a esos propietarios en 1999.


Alonso de Córdova/Nueva Costanera:

Hoy el sector permite Edificios de hasta 17, 7 y 5 pisos en distintos sectores, por aplicación del Conjunto Armónico y otros beneficios. El proyecto de cambio pretende uniformar en Alonso de Córdova la altura para los establecimientos comerciales hasta 3 pisos, pero “amarrado” a la edificación en altura en Alonso de Córdova en las esquinas con Américo Vespucio, Av. Vitacura y Nueva Costanera, donde se permitiría la construcción de edificios de hasta 18 pisos; y de 10 a 15 pisos en el barrio interior, por Nueva Costanera, convirtiendo a este sector de la Comuna en el de mayor número de viviendas y personas por hectárea de toda Vitacura.

Es decir, si usted vota SÍ por el comercio, va con “gancho”, estará también votando Sí a la edificación en altura, en un condicionamiento que es inaceptable, por cuanto no se da a los vecinos la opción de poder estar a favor del comercio y en contra de los edificios.

En Alonso de Córdova el proyecto de cambio al Plan Regulador pretende que se construyan hasta 40 edificios de 17 pisos, lo que significa pasar de 70 viviendas que hoy existen a sobre 3.500 departamentos, esto es, también pasar de 280 habitantes a sobre 14.000 (1,4 hab. x 10 m2 aprox.) y de 252 vehículos a 12.600 aprox.

En Nueva Costanera el proyecto de cambio al Plan Regulador pretende que se construyan hasta 60 edificios de 12 pisos, lo que significa pasar de 1.995 viviendas que hoy existen a sobre 3.600 departamentos, esto es, también pasar de 7.980 habitantes (1 hab. x 19 m2 aprox.) a sobre 12.000 (1 hab. x 8,3 m2 aprox.) y de 7.182 vehículos a 12.960 aprox.

+ INFO: Salvemos Vitacura

NOTICIA RELACIONADA:

Columna de arquitecto José Cruz Ovalle


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados