Trabajadores de Transaraucarias iniciaron huelga de hambre

Un grupo de siete trabajadores de la empresa Transaraucarias decidió iniciar una huelga de hambre el día sábado 1 de octubre, momento en el que cumplieron cuatro meses de paralización exigiendo el pago de dos años de imposiciones que se les adeudan y dos meses de sueldo, además de continuidad laboral

Un grupo de siete trabajadores de la empresa Transaraucarias decidió iniciar una huelga de hambre el día sábado 1 de octubre, momento en el que cumplieron cuatro meses de paralización exigiendo el pago de dos años de imposiciones que se les adeudan y dos meses de sueldo, además de continuidad laboral.

Los 650 trabajadores de Transaraucarias se encuentran en huelga desde el 1 de julio reclamando porque se les cancelen dos años de imposiciones que se les adeudan, así como el sueldo de dos meses y que se les asegure continuidad laboral a la totalidad de la plantilla. Según ellos, ni el Gobierno, ni el Ministerio de Transportes o del Trabajo les han dado una solución al conjunto de los trabajadores, pues según ellos, la última oferta presentada significa que solo 250 chóferes continúen, mientras 400 personas que se desempeñaban en otras labores quedarían cesantes, siendo una de las zonas con un promedio de edad más alto, por lo que la dificultad para encontrar otro trabajo sería mayor.

Según los trabajadores, es la desesperación ante la situación que están atravesando las cientos de familias así como el poco compromiso y la falta de seriedad del Gobierno, lo que los llevó a discutir la posibilidad de una huelga de hambre, pues los ánimos están afectados luego de una movilización tan larga. Denis Vargas, vocero de los sindicatos de la empresa y uno de los huelguistas, afirmó que la decisión del conjunto de los trabajadores había sido tomada “en respuesta al no cumplimiento por parte del Ministerio de Transportes de los compromisos tomados en las diferentes mesas de trabajo” que durante los 4 meses de huelga “no nos ha dado una solución razonable para los 650 trabajadores”.

El mismo Vargas afirma que el único apoyo que han recibido ha sido de la alcaldesa de Pedro Aguirre Cerda, Claudina Núñez, quien les habría enviado un médico y habría cooperado en ayuda para las ollas comunes durante la paralización. El dirigente terminó diciendo que ellos y sus familias necesitan ayuda en alimentos no perecibles y apoyo en sus demandas, pues los problemas “son inminentes por la falta de dinero”.

Cristián Cid, otro de los huelguistas, dijo que a muchos de los trabajadores les han sacado los medidores o les han cortado el agua, incluso él tendría “a un compañero viviendo en mi casa, arriba de un auto porque lo echaron de donde arrendaba”. Además, recordó que “antes del Transantiago para participar nos pidieron una licencia A3 profesional, nos salió arriba de 300 ó 400 mil pesos” mientras que ahora “el Estado nos tiene sumidos en esta mugre”.

Por su parte Andrea Ojeda, esposa de Cristián, aseguró que “la situación no da más, son 4 meses y mi marido era el sustento de la familia porque yo quedé sin trabajo justo cuando ellos se tiraron al paro, y en estos meses no he podido encontrar otro”. Ellos se encuentran en Dicom y aunque no pagan arriendo, como muchos de los trabajadores “tenemos niños chicos, hay un chofer que hace poco tuvo hijos y han tenido que salir a pedir a las micros, han tenido que dejar su dignidad a un lado para salir a pedir”.

Si bien para ella es difícil aceptar la huelga de hambre pues su marido tiene problemas estomacales y hace unos meses estuvo hospitalizado, afirma si esto sigue “van a dejar de consumir líquidos, pero les estamos dando fuerza y todas las mujeres nos vamos a unir, queremos ir donde la primera dama con nuestros hijos para que nos reciba por último ella que es mujer”.

El ministro de Transportes Felipe Morandé por su parte, se refirió a la situación de los trabajadores el día lunes, cuando dijo a diferentes medios de prensa que buscan soluciones alternativas y que “estamos siguiendo el proceso de caducidad de la concesión, que es largo, y depende de la Justicia también porque hay un recurso de protección”.

Los siete trabajadores que se mantienen en huelga de hambre son Abel Ulloa Leiva, casado, tres hijos; Ángel Villanueva López; Luis Díaz Meneses, quien es casado y tiene tres hijos; José Contreras Fuentes, también casado y con dos hijos; Cristian Cid, casado y con tres hijos; Denis Vargas, soltero y con un hijo y Benito Pérez, casado y con cuatro hijos.

Por Felipe Ramírez Sánchez

El Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬

Sigue Leyendo