Martes 9 de Junio

Trabajadores del Transantiago irán a huelga

Los trabajadores se disculpan ante los usuarios del Transantiago a través de un comunicado del sindicato Sintrans por las complicaciones que les pueda causar la huelga que comenzará este martes 9 de junio.

transantiago

La paciencia tiene un límite y la de los trabajadores del Transantiago ha alcanzado ya su máxima cuota de tolerancia. A partir de este martes 9 de junio, los trabajadores de la empresa Express Santiago Uno comenzarán  una huelga efectiva para exigir la mejora de sus condiciones laborales.

A través del comunicado difundido por el sindicato Sintrans, los trabajadores justifican la decisión de ir a huelga como única opción posible para enfrentar la intransigencia que ha demostrado la empresa para negociar con su empleados. Los trabajadores denuncian la violación de sus derechos básicos laborales y la obligación de desarrollar sus trabajos en condiciones «indignas, insalubres, estresantes y a la intemperie«.

Los trabajadores del Transantiago advierten que, las malas condiciones de trabajo, junto a los salarios insuficientes y las jornadas laborales que exceden las ocho horas, afectan física y psicológicamente la integridad de los trabajadores.

TRANSANTIAGO

Los trabajadores del Transantiago se disculpan ante los usuarios por las complicaciones que les pueda causar el paro de sus servicios, pero aseguran no tener otra alternativa ante el atropello continuo de sus derechos laborales.

El sindicato Sintrans y A Luchar Lautaro auguran que durante la huelga los poderosos tenderán al deslegitimizar la movilización y que incitarán a los usuarios del Transantiago a proyectar su descontento por el paro del servicio contra los trabajadores. Por ello, los sindicatos recuerdan que los empleados estarán ejerciendo su derecho legítimo a huelga: «Llamamos a la comprensión y solidaridad activa con nuestra huelga«.

Los trabajadores del Transantiago iniciarán una huelga este martes para exigir al Gobierno un servicio digno, barato y estatal con control de los trabajadores y gratuidad para los escolares. «El transantiago se ha convertido en una vergüenza nacional«, denuncian los trabajadores. Un transporte público que se financia con el dinero de los contribuyentes debería garantizar un mejor servicio y una mejor relación calidad precio.

«Es un saco roto que llena los bolsillos de los empresarios, no sólo para su enriquecimiento, sino también para pagar las campañas políticas, para que los parlamentarios y los gobiernos sigan sacando leyes en contra de los Trabajadores«.

«Transformaremos la indignación y la rabia contra la injusticia de este sistema, en unidad, organización y fuerza (…) Sigamos avanzando en la construcción de un futuro para los Trabajadores, Estudiantes y el Pueblo«, sentencia el sindicato Sintrans en el comunicado.