Trabajadores portuarios de Antofagasta cumplen ocho días de huelga

El paro de los trabajadores portuarios comenzó el miércoles 23 de septiembre con la toma del puerto de Antofagasta

El paro de los trabajadores portuarios comenzó el miércoles 23 de septiembre con la toma del puerto de Antofagasta. El viernes pasado, 10 obreros fueron detenidos por carabineros, luego de una marcha y del levantamiento de barricadas. Paralelamente, el sindicato y la empresa concesionaria mantienen una mesa de negociaciones con la intermediación de la Inspección del Trabajo. Las posiciones aún se hallan muy alejadas.

Ayer durante la mañana se efectuó una «cumbre» entre representantes de la concesionaria –Antofagasta Terminal Internacional (ATI)- y los del sindicato de muellaje, pero no lograron llegar a un acuerdo, manteniendo el paro en el Puerto por ya siete días sin actividad en el principal terminal de la región.

Si bien la movilización ha sido pacífica, con sólo algunos incidentes el viernes 25 que culminaron con 10 detenidos, la tensión está presente en el sector del puerto. Constantemente vigilados por carabineros, los trabajadores portuarios se mantienen alerta en la entrada del puerto.

Según cuenta Alejandro Arenas, vocero del movimiento portuario, las cosas volvieron a «foja cero» e incluso en las últimas conversaciones con los representantes de la concesionaria, perdieron algunos puntos que ya daban por seguros en esta negociación.

Actualmente las pérdidas son millonarias, y se espera para las próximas horas la intervención del gobernador provincial Jorge Arangua, quien haría las veces de mediador entre los trabajadores y la empresa.

De acuerdo a lo explicado el lunes por el presidente de la organización sindical, Juan Bernal, son tres aspectos específicos donde no existe acuerdo con la empresa: el monto del bono por término de conflicto, el tiempo de duración del nuevo contrato colectivo y el monto del bono por turno.

«Pese a que hemos bajado considerablemente nuestra petición original, aún estamos muy lejos en materia, por ejemplo, del bono de término de conflicto», admitió Bernal.

PÉRDIDAS PARA LA PATRONAL

Hasta US$ 2 millones podría perder la concesionaria de Puerto Antofagasta si la huelga de sus trabajadores se prolonga por diez días. Ese cálculo se basa en que por las naves que deja de atender la concesionaria estaría perdiendo cerca de US$ 100 mil diarios.

«A eso hay que sumar las aproximadamente cinco naves que deberán mantenerse a la gira con un costo para ATI que bordea los US$ 20 mil diarios», aseguró esa fuente, que además destacó que es precisamente durante los fines de mes cuando se concentra la mayor cantidad de movimiento portuario.

Sin embargo, la misma fuente explicó que como esa carga no saldrá por otros terminales dado el acuerdo entre los sindicatos portuarios, es muy probable que ATI logre finalmente embarcarla y así recuperar buena parte de esa eventual pérdida.

Quienes también se pueden ver afectados económicamente con esta paralización son las empresas mineras que embarcan sus productos por este terminal y que deberán pagar multas por esos incumplimientos.

Entre estas últimas estarían Lomas Bayas, Manto Verde, Barrick Zaldívar y Mantos Blancos. En la actualidad -según fuentes sindicales- hay detenidas 12 mil toneladas de concentrado de cobre y 21 toneladas de cobre a granel.

Otro de los perjudicados con esta movilización son los operadores del Terminal 1 (Sitios 1, 2 y 3).
Al respecto, el empresario naviero Miguel Bascuñán comentó que «esta huelga nos afecta en vista que los trabajadores no permiten el ingreso al terminal multioperado. La base de operaciones de nuestra lancha de prácticos, por costo está en el terminal monooperado, donde nos cobran estadía y no podemos ingresar para suministrar combustibles, y así no podemos cumplir con los compromisos de naves en terminales», explicó.

La nave «Austin Angol» no pudo ingresar para cargar 9 mil toneladas de cobre en cátodos mientras que la nave «CCNI Mejillones» que permanecía a la gira fue desviada hacia Puerto Mejillones. Esta última, tenía previsto embarcar cobre y contenedores.

El conflicto también paralizó los envíos de cobre desde Manto Verde (Tercera Región) e impidió la operación de los trenes del FCAB, así como de las empresas de servicios portuarios tales como arriendo de grúas, lanchas y otros.

MARCHA Y BARRICADAS

Cerca de las 18 horas del pasado viernes 25 los ánimos se empezaron a encender, y algunos trabajadores comenzaron a levantar barricadas en el sector de Avenida Grecia, frente al puerto, impidiendo el paso de los vehículos que a esa hora transitaban por el lugar.

De inmediato se activó la alarma de Carabineros, que desplegó en el lugar un piquete de fuerzas especiales para dispersar la movilización, que culminó con un enfrentamiento entre los trabajadores y la policía, obligando a la fuerza de orden a lanzar al menos 10 bombas lacrimógenas.

Peatones que transitaban por el sector, se vieron afectados por el humo de estas bombas, mientras que los portuarios reaccionaron ante el ataque. El saldo de este enfrentamiento fue de 10 detenidos por desórdenes en la vía pública, mientras que no se registraron daños mayores a la propiedad.

Juan Bernal, representante de los trabajadores portuarios señaló que la acción de carabineros contra ellos fue desmedida, mientras que el prefecto Rolando Urmeneta, explicó que el procedimiento está dentro del marco legal ante incidentes de este tipo.

PETITORIO LABORAL

Alejandro Arenas Cortés, tesorero del sindicato de muellaje, dijo que el principal punto de conflicto es la falta de respuesta a la petición por un bono de término de conflicto.

Explicó que los trabajadores piden un aporte de 3 millones de pesos mientras que la empresa sólo ofrece un millón de pesos como préstamo reembolsable en la negociación colectiva. Insistió que el personal rechaza cualquier préstamo y sólo aspira a obtener un contrato por dos años y un aumento en las remuneraciones.

Desde la compañía se emitió un comunicado en el cual «lamenta la decisión tomada por sus dirigentes sindicales, puesto que se han realizado todos los esfuerzos necesarios por lograr la conformidad en sus demandas».

La huelga afecta a 135 trabajadores sindicalizados y unos 60 eventuales. También apoyan este movimiento los afiliados al sindicato Loa con 80 asociados.

Arenas dijo que en el actual proceso de negociación colectiva contiene una petición destinada a incrementar los sueldos base, bono por término de conflicto y otras regalías.

A modo de ejemplo, reseñó que un estibador percibe alrededor de 400 mil pesos mensuales. El tercer turno de las 23.00 hasta las 6.30 horas del día siguiente es compensado con un bono de 3 mil 600 pesos. Esta cantidad es considerada insuficiente por los huelguistas.

Explicaron que las bases acordaron mantener el movimiento e insistieron que la vigencia del nuevo contrato colectivo debe ser por dos años y no tres como plantea la empresa.

Desde el jueves de la semana pasada se instaló una mesa de negociaciones en dependencias de la Dirección del Trabajo, que interpuso sus buenos oficios en este problema laboral.

El pasado miércoles 23 de septiembre, los operarios bloquearon desde las 6.30 horas los dos accesos al terminal portuario (ATI-EPA) y a las 11.30 horas realizaron una protesta y marcha frente al puerto.

Fuentes: El Nortero / El Mercurio de Antofagasta

FOTO: John Yevenes Chodil/El Nortero

Comunicado:

Impulsemos un Comité de Apoyo a la Lucha De Los Trabajadores Portuarios y Plan de lucha Contra la Represión.

La huelga de los portuarios Antofagasta lleva más de 6 días, en donde sus principales demandas son mejoras salariales que por años les han sigo negadas.

El viernes recién pasado ante el “ultimátum” de la empresa en torno a aceptar lo que ésta ofrecía, amenazando de volver al punto cero si no aceptaban las migajas de la empresa, es que los trabajadores decidieron radicalizar su lucha mostrando su descontento, armando barricadas y marchando por el centro de la ciudad.

La respuesta no tardó en llegar por parte de los empresarios, el gobierno y su policía reprimiendo fuertemente la huelga con un fuerte contingente policial de cerca de 90 carabineros, carros lanza aguas y un excesivo uso de gases lacrimógenos.

Es por esto que desde Las Armas de la Crítica creemos que es necesario hacer un plan consciente contra la represión.

TENEMOS QUE APOYAR LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES PORTUARIOS, es necesario que apoyemos esta lucha con un Comité de Apoyo, ya que estamos atravesando una crisis profunda del capitalismo, donde los mismos que produjeron la crisis, los empresarios, la tratan de descargar hacia los trabajadores, los estudiantes y el pueblo pobre, reduciendo salarios, despidiendo pero también precarizando más la educación, privatizándola con la ley de autofinanciamiento que permite que suban los aranceles, y no sólo eso, sino que también cuando hay luchas, negocia con represión.

Creemos que es necesario que junto a los trabajadores golpeemos esta crisis, para que no la paguemos nosotros sino que la paguen los capitalistas. Los despidos, la precarización del trabajo y la educación y la represión han sido medidas que las patronales, el gobierno de la Concertación y la derecha ha hecho para descargar la crisis en nuestros hombros es por esto que creemos necesario levantar en cada Universidad, en cada Liceo y lugar de estudio un Comité de Apoyo a la Lucha de los Trabajadores y el Pueblo Pobre que coordine la solidaridad activa, organizando tarreos para el fondo de huelga, pegando lienzos y declaraciones en apoyo, yendo a la huelga para solidarizar con los trabajadores, foros para difundir el conflicto, etc.

Esto en la perspectiva de que la crisis la paguen los capitalistas.

Llamamos entonces para coordinar todo esto a una reunión abierta para el día miércoles 30 de septiembre a las 12 hrs. en las afueras del casino de la Universidad de Antofagasta.

www.armasdelacritica.cl/

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬