Aprueban ampliar Estado de Excepción en La Araucanía, Arauco y Bíobío por 15 días

Si bien la extensión fue aprobada con amplias mayorías, el debate se tornó entre quienes acusaban al oficialismo de tomar medidas que antes criticaban y quienes le reclamaban a la oposición por tener responsabilidad en los conflictos mientras eran gobierno.
Publicado en

Chile / Política / Portada / Regiones

0 0


Estado de Excepción

El Congreso aprobó este martes extender por 15 días más el Estado de Excepción Constitucional para la Macrozona Sur del país (La Araucanía, Arauco y Bíobío). La medida, que se aprobó en la Cámara de Diputados con 126 votos a favor, 7 en contra y 9 abstenciones, y en el Senado con 39 votos a favor, uno en contra y dos abstenciones.

En una jornada extensa de debate parlamentario, ambas cámaras aprobaron esta extensión que fue presentada por el Ejecutivo que encabeza Gabriel Boric. Si bien fue aprobada con amplias mayorías, el debate se tornó entre quienes acusaban al oficialismo de tomar medidas que antes criticaban y quienes le reclamaban a la oposición por tener responsabilidad en los conflictos mientras eran gobierno.

A la sesión acudió la ministra del Interior, Izkia Siches; la ministra de Defensa, Maya Fernández y el titular de la Segpres, Giorgio Jackson.

Durante su alocución, la jefa de Gabinete relevó los cuatro ejes del plan Buen Vivir, ellos son la modernización de la Conadi con la agilización del proceso de entrega de tierras; la inversión intersectorial para lo cual el Gobierno ha comprometido ejecutar 400 mil millones de pesos; el robustecimiento de la seguridad -al margen del estado de excepción- a través del mejoramiento de las capacidades operativas de las policías y el trabajo mancomunado con otros organismos del Estado y el establecimiento del diálogo político con el acompañamiento de Naciones Unidas.

Al respecto, Siches detalló que “ya hemos podido contactar y reunirnos en más de 31 encuentros en los territorios Pehuenche, Huenteche, Lafkenche, Huilliche, pero además hemos dado cuenta al país del Consejo de Lonko de Arauco, una de las zonas de mayor conflicto y más agudo que ya se han puesto en contacto con el Gobierno para establecer un diálogo que nos permita de forma diplomática ir trabajando por acuerdos que garanticen la paz y la seguridad”.

Adcionalmente, calificó el debate sobre lo acotado de la medida como un falso dilema. “El estado de excepción que ha planteado el Gobierno es más bien estratégico”, indicó, señalando que éste ha sido concordado con las Fuerzas Armadas y las policías para tener los mejores resultados. Junto a eso destacó que “es la respuesta política junto a las pericias investigativas y las acciones por parte de las policías las que nos van a permitir desarticular las bandas criminales”, dijo citada por Radio U de Chile.

Durante la discusión parlamentaria, el senador del Partido Socialista, José Miguel Insulza, criticó la falta de voluntad del Senado de reconocer a los pueblos originarios y a las figuras políticas que, a su juicio, instan la guerra en La Araucanía.

Planteó la necesidad de aplicar una solución integral como la que ha planteado al Gobierno, declarando la disposición de los socialistas a colaborar.

El senador Jaime Quintana, consideró como un gran avance establecer el diálogo político del más alto nivel con Naciones Unidas. Sin embargo, se abstuvo durante la votación cuestionando que se busque contener la violencia mediante las Fuerzas Armadas, cuya presencia repercute negativamente en localidades como Capitán Pastene.

“Transversalmente muchos colegas le plantearon al Ejecutivo que aquí lo que hay que tener para situaciones de escalada de violencia, sea en el sur, sea en el norte, sea en la región Metropolitana, es infraestructura crítica. Yo quisiera coincidir con el ex ministro Delgado cuando plantea un estado de excepción para la región Metropolitana, si las cifras de la región son más altas y más graves de todo punto de vista que la situación en La Araucanía y en La Araucanía usted tiene estado de excepción para la ruta, pero la red vial más extensa de Chile está en La Araucanía, la probabilidad de que pillen a alguien es ínfima entonces siento que perdemos la oportunidad de hacer un debate serio, confundimos todo por esta falsa percepción de que el estado de excepción trae más tranquilidad cuando es todo lo contrario”, sostuvo.

Desde Apruebo Dignidad, la senadora del Frente Regionalista Verde Social, Alejandra Sepúlveda, criticó la superficialidad en la que la derecha aborda el conflicto en La Araucanía, y se refirió a que el sector soslaya la historia y los conflictos de interés arraigados a las empresas forestales.

Aunque a su juicio, no hay elementos para sañalar que el estado de excepción es una buena medida, consideró necesario actuar en base al realismo político.

“Uno valora hoy que a pesar de que no exista convicción, hoy día existe un realismo político en el cual tenemos que hacernos cargo porque estamos gobernando y por eso me alegra esta carta del consejo de los lonkos de Arauco, que la ministra recibió el viernes 10 de junio y nos alegra porque es una señal donde los werken son capaces de entregar un mensaje de que queremos conversar, que se quiere profundizar en los temas y de parar esto en algún momento para crear un diálogo consistente y continuo“, señaló, citada por Radio U de Chile.

Por su parte, el senador Daniel Núñez (PC)manifestó su desacuerdo con el Gobierno respecto a lo acotado del estado de excepción contra el ministro Jackson.

“Me molesta cuando veo a algunos del partido Comunista y del Frente Amplio muchas veces planteando que esto poco menos es militarizar La Araucanía (…) Yo no estoy de acuerdo con eso, siendo socialista, y no me averguenzo de decirlo, con toda claridad, porque aquí han habido Ministros, aquí había uno que salió de la sala recién, pero que han estado más preocupado de la destrucción de las instituciones democráticas que de preparar verdaderamente una agenda de seguridad del país en conjunto al Ministerio“, dijo

“Muchos no lo dicen, muchos se callan, o lo dicen en privado pero cuando están aquí en la sala se olvidan todos, pero es así” agregó Espinoza, insistiendo en que “hay ministros más preocupados de eso, de estar destruyendo la soberanía popular, la institucionalidad pero no los temas de seguridad por los cuales fueron elegidos para gobernar”, añadió Núñez.

Respaldo al Estado de Excepción

Cuando culminó la votación en el Senado, que dio lugar a la aprobación completa de esta normativa, la ministrahes, habló en rueda de prensa y agradeció a los parlamentarios por el respaldo al ejecutivo. «Ha sido una jornada extensa y nos vamos con la misión de trabajar», apuntó.

El gobierno indicó que tomó la decisión de la extensión tras evaluar que los hechos de violencia «en sus distintas connotaciones bajaron en más de un 42%», según informó Siches.

Añadió que el balance es «positivo» y que no hay que hacer grandes modificaciones. Explicó que las fuerzas que hoy están desplegadas son “mucho más de lo que estaba dentro del estado de excepción del gobierno anterior”, porque “hay necesidad de proteger las rutas”.

“Entendemos que esto es de carácter excepcional”, dijo la ministra y aclaró que “son Carabineros y la Policía de investigaciones quienes están formados y capacitados para estar en relación con la ciudadanía, las Fuerzas Armadas están formadas con otros fines”.

Estado de excepción «acotado»

Ante el incremento de los hechos de violencia en la macrozona Sur, el presidente Boric anunció la creación de un proyecto para crear estados de excepción «intermedios» que permitan «que las fuerzas militares puedan cumplir labores de resguardo de, por ejemplo, las carreteras».

Los dichos del mandatario despertaron las críticas de las comunidades mapuches e incluso la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), llamó el 11 de mayo a una «resistencia armada» para luchar por la «autonomía» de la «nación» mapuche.

El motivo, según explicó el líder de la organización, Héctor Llaitul, es porque «el estado intermedio no es otra cosa que un nuevo estado de excepción». «Los milicos esbirros nuevamente desplegados por el Wallmapu (territorio mapuche) custodiando los intereses de la gran capital», aseguró.

El 16 de mayo, el gobierno declaró Estado de Emergencia “acotado” en La Araucanía y en las provincias de Arauco y Biobío para desplegar a las Fuerzas Armadas para resguardar las rutas de la zona.

“Es evidente que en el último tiempo hemos tenido un aumento de los actos de violencia en las rutas. Hemos sido testigos de cobardes ataques, como el que sufrió (el camionero) Ciro Palma. También hemos visto cortes extendidos de carreteras que ponen en riesgo el libre tránsito y cortan las cadenas de suministro, aumentando el costo de la vida en las zonas más rezagadas de nuestro país”, explicó Siches en aquel momento.

Detalló que el Ejecutivo que encabeza Boric decidió usar “todas las herramientas del Estado para dar seguridad” a las personas y permitir “el libre tránsito de las personas, el abastecimiento y la ejecución de las políticas que puedan mejorar la calidad de vida de los habitantes”.


Comparte ✌️

Comenta 💬