es Spanish

Benjamin Idini, candidato a la Fech: “La multisectorialidad es el piso desde el cual apostamos”

idini

Benjamín Idini (UNE) es candidato a  encabezar la FECH por la lista Luchar, que aspira a derrotar a la lista de Izquierda Autónoma y desde la Federación impulsar un proceso de construcción social con diferentes actores como trabajadores, ambientalistas, estudiantes, entre otros.


-¿Por qué luchar a la Fech?

 -La puerta abierta por el movimiento estudiantil y la multiplicidad de actores sociales en los últimos años, nos sitúan frente a un 2014 cargado de desafíos ante los cuales hoy nos sentimos profundamente responsables de responder. Lo hacemos entendiendo que la potencialidad de la marea popular desatada, reside en la combinación de reivindicaciones radicales en tanto atacan algunos de los pilares fundamentales del modelo neoliberal y también en la masividad que se ha expresado en la movilización, en el apoyo y en la ampliación de dichas demandas. Junto con ello vemos que hoy nuestra universidad se encuentra lamentablemente cerrada en su institucionalidad a los cambios que la sociedad exige. Transformar profundamente la situación actual de la Chile y con ello, del país, nos exige rescatar el legado histórico de lucha que habita en los muros de esta institución. Somos historia de lucha, una universidad que empujada por las injusticias que ha sufrido nuestro pueblo y la oleada transformadora que en distintos momentos de la historia ha intentado ponerle fin a la miseria y la desigualdad, ha puesto a sus estudiantes, profesores y trabajadores a disposición de esa lucha y voluntad de cambio. Hoy, los jóvenes del 2006, 2011 debemos hacernos cargo de ese mandato que heredamos y de los desafíos que la superación de la educación de mercado y del modelo neoliberal le impone a nuestra universidad.

Por lo tanto, la federación que apostamos a construir es ante todo una federación al servicio de la organización. Han sido los espacios colectivos de encuentro, debate y lucha los que nos permiten hoy sostener el horizonte de recuperación de nuestros derechos y los de las mayorías trabajadoras

Esa urgente transformación de nuestra universidad ha sido expresada en los últimos años en diversos conflictos al interior de la Chile. Conflictos cuya movilización y resolución futura pasa, al mismo tiempo que el destino del movimiento estudiantil en general, por el fortalecimiento de la unidad con otros sectores en lucha. Serán los lazos tejidos con pobladores, trabajadores, organizaciones medioambientales, de mujeres y del campo popular en general, la base de las transformaciones que podamos concretar tanto al interior de la universidad como fuera de ella.

La multisectorialidad, entendida como la movilización unitaria entre los sectores antes señalados, es el piso desde el cual apostamos a construir desde la FECH una alternativa política que tenga como meta la superación del neoliberalismo. Hoy tenemos claro que por muchas promesas que haga la Concertación –hoy “Nueva Mayoría”- las posibilidades de cambio real no pasan por dicha coalición sino por la capacidad que tengamos de organizarnos, movilizarnos y compartir un programa de cambios que hoy son ampliamente sentidos por la población, como lo es la recuperación de todos los derechos sociales, el fin de las AFP y la renacionalización de recursos estratégicos como el Cobre.

-¿Cuáles son las diferencias que tienen con “Creando Izquierda Amplia (autonomistas) y Movimiento Avancemos (JJCC)?¿Qué cambiaría con una eventual conducción de LUCHAR en la federación?

-Tradicionalmente nos encontramos con una posición favorable de la izquierda y el progresismo en nuestra universidad, pero el desarrollo de la lucha social en los últimos años ha puesto a prueba los proyectos políticos y capacidad de conducción al interior de estas izquierdas.

Los últimos 2 años, la conducción del autonomismo ha mostrado varias falencias partiendo por la casi inexistente voluntad de profundizar los niveles de organización y politización del estudiantado y la comunidad universitaria en general lo que los aleja de la cotidianeidad de nuestros compañeros. Dado que carecen de fuerza en otras federaciones al interior del CONFECH y, la escases de sus vínculos con otros sectores sociales, han hecho de la FECH una vocería de su propio proyecto político que a nuestro juicio, es sumamente limitado en términos políticos y reducido al posicionamiento de sus dirigencias. Lo anterior acompañado de permanente ambigüedades respecto del quehacer del movimiento. Esto ha derivado en un fracaso en darle continuidad a lo sucedido el 2011 donde su negativa a vincularse políticamente con otros sectores en lucha ha sido parte importante de este fracaso. Lo mismo con la necesaria democratización de la universidad de Chile, demanda que junto a otras como la producción de conocimiento y el financiamiento de la universidad, han sido desatendidas sistemáticamente, retrasando los cambios que nuestra universidad requiere para enfrentar el nuevo ciclo político que enfrenta nuestro país.

Respecto a Avancemos, nuestra diferencia pasa por dónde situamos el compromiso. Si bien han explicitado el ánimo de movilizar durante el próximo año, tenemos la legítima duda respecto de hacia donde se direcciona esa voluntad. Nosotros no estamos interesados en movilizarnos para tener una aparente fuerza de negociación con Bachelet el 2014  sino para transformar de manera permanente las lógicas del actual modelo mercantil de miseria y usura. Por eso nuestra responsabilidad está con la radicalidad de las demandas, la necesidad de recuperar nuestros Derechos, que no son cifras más o cifras menos como sabemos lo hará la Concertación

En definitiva, las principales diferencias las encontramos en la mirada que tenemos para el próximo 2014, la agenda que debe posicionar la FECH y el movimiento estudiantil y la forma de construcción para que dicha agenda se cumpla. Para nosotros, la prioridad es poner a la FECH y la Universidad de Chile, al servicio de la construcción de una alternativa política clara. Alternativa basada en la amplitud, radicalidad y convergencia programática, cuyo sustento debe ser la organización, la lucha y la politización de las amplias mayorías precarizadas por el capitalismo neoliberal. Quizás suena lógico, pero necesitamos la unidad de todos los actores sociales que hoy cuestionan la lógica de mercado imperante en nuestros derechos y jamás perder de vista que el problema no es solo la educación. Son estas las tareas que la conducción autonomista ha sido incapaz de plantearse y cumplir.

Se trata de una agenda que tiene profundo arraigo en las bases estudiantiles, y ha quedado demostrado este año en movilizaciones como la del 26 de junio, en la que trabajadores portuarios, subcontratistas del cobre y estudiantes salimos a las calles a lo largo del país para exigir la renacionalización del cobre, el fin de las AFP y la educación gratuita. Lo mismo ha sucedido con diversas iniciativas a nivel de base en las que la vinculación social del estudiantado se ha hecho carne.

-¿Que rol cumple la UNE dentro del Luchar? ¿Que otras fuerzas componen la lista 2014?

-La UNE es una organización joven, pero que con un enorme compromiso y trabajo de base a nivel nacional, ha logrado conquistar en poco tiempo la legitimidad del estudiantado para conducir federaciones en todo el país. A través de esos espacios, hemos amplificado la agenda mencionada más arriba y construido potentes alianzas que se replican en la universidad de Chile. Una de ellas es la alianza con el Frente de Estudiantes Libertarios, con quienes compartimos hace años federaciones, entre las que se encuentra la FEPUCV, FEC, y otras. Lo mismo sucede con las y los compañeros de Izquierda Comunista, con quienes compartimos espacios en varias regiones. Ambas organizaciones se hacen parte de LUCHAR junto a colectivos como RAIZ y FAS. El aporte que nosotros hacemos al espacio ha sido el énfasis en la necesidad de construir una alternativa política que se proyecte en el mediano plazo desde el campo popular, compartiendo con estas organizaciones la necesidad de vincularnos efectivamente con otros actores del campo popular. Además, un aporte central ha sido la masividad como elemento indisociable de la radicalidad política. Esa combinación es la que nos ha permitido llevar el proyecto de la UNE y a través nuestro, de LUCHAR a facultades donde la izquierda revolucionaria ha tenido poca o nula presencia, como lo son Ingeniería, Derecho y otros espacios de similares características. Este aporte es el que creemos hoy le da a Luchar la posibilidad real de disputar la presidencia de la FECH.

El Ciudadano

 

Facebook Comments

4,249,969FansMe gusta
172,228SeguidoresSeguir
291,850SeguidoresSeguir
16,510SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Descubren en Canadá un enorme reptil que se alimentaba de dinosaurios

Fue un animal del grupo de pterosaurios azdárquidos, que a menudo incorrectamente llamados 'pterodáctilo, y destaca por ser un reptil volador con una envergadura de hasta 10 metros de longitud
- Advertisment -